Animación para toda la familia

Título original: Las aventuras de Tadeo Jones. • Director: Enrique Gato. • Guionistas: Ignacio del Moral, Jordi Gasull, Javier Barreira, Gorka Magallón y Neil Landau. • Género: Animación. • Año y país: España, 2012.


La primera vez que me topé con las aventuras del clon español de Indiana Jones, fue con el primer cortometraje de Enrique Gato. Me sorprendió la originalidad de su guión y su puesta en escena, a parte de la enorme factura con la que estaba producida la cinta. Al poco tiempo se llevó todos los premios habidos y por haber, incluido el Premio Goya al mejor cortometraje de animación. El segundo cortometraje no me pareció tan original pero nos abría la puerta para un futuro largometraje. Y ese largometraje lo tenemos ya desde hace unas semanas en nuestra cartelera.

Ya en formato largo, nos presentan a un Tadeo desde niño y con las ensoñaciones de ser arqueólogo. El caso es que acaba siendo un obrero de la construcción pero con esos mismos sueños que no le abandonaron desde su más tierna infancia. Que digo yo, ¿con la que está cayendo en España por la burbuja inmobiliaria, haces que Tadeo sea albañil? Ahí el guionista anda por la cuerda floja…

Confundido con un famoso arqueólogo, Tadeo es enviado a Perú en busca de la ciudad perdida de los Incas junto con su perro Jeff, un loro mudo llamado Belzoni, Freddy el buscavidas peruano y la bella e intrépida Sara. Su misión es impedir que una corporación de cazatesoros encabezado por el malvado Kopponen arrebate los tesoros de la ciudad de Paititi.

‘Las aventuras de Tadeo Jones’ es un buen intento de hacer una película de animación con visión global para poder ser vendida y entendida en todo el mundo. Se trata de un film que yo recomendaría para niños a partir de ocho años en adelante y para pasar un rato agradable en familia.

Cuando la recomiendo para niños de más de ocho años es, entre otras cosas, porque cuando aparece el personaje de Sara desprendiendo sensualidad y curvas por doquier, un niño mas pequeño puede no entender al ver a Tadeo y seguro que a su padre en la butaca de al lado como liebre en autovía. Paralizado, con la mirada fija y boquiabierto con la palomita medio pegada en la boca. Y pensando: “Telita con el dibujo animado”. O a lo mejor es que yo tengo la mirada sucia... Pero bueno, allá cada uno con su conciencia.

El guión está lleno de topicazos de las películas de aventuras y los momentos de humor no consiguen tener el mismo punto de acidez que algunas de las producciones de Pixar o Dreamworks. Pero tiene a su favor que los niños se quedan embobados con el espectáculo y los padres felices de esa paz infantil. Comprobado. Puede que esto último sea uno de los motivos por los que ‘Las aventuras de Tadeo Jones’ lleve varias semanas como la película más vista en nuestro país. Algo inusual no sólo para un film español sino para uno de animación y de producción ibérica. Y algo muy refrescante para nuestro panorama audiovisual.

Enrique Gato y Telecinco Cinema sabían en qué se embarcaban. En un producto de animación que es muy vendible en cualquier mercado e incluso en el casi impenetrable mercado audiovisual chino. Donde sólo permiten que se estrenen 34 películas extranjeras al año. Y se trata de la primera película española que se proyecta en el gigante asiático. Estrenada con gran éxito en más de dos mil salas. Por eso mismo, la segunda parte de las aventuras de Tadeo Jones tendrá a China como escenario.

En conclusión, película familiar con un guión flojo y lleno de tópicos pero que para un niño de ocho años todo le parecerá nuevo. Un buen plan para un domingo en familia.