Tsunami de emociones

Título original: The Imposible. • Dirección: Juan Antonio Bayona. • País y Año: España, 2012. • Género: Drama. • Guión: Sergio G. Sánchez. • Reparto: Naomi Watts, Tom Holland, Ewan McGregor, Marta Etura, Geraldine Chaplin, Oaklee Pendergast, Samuel Joslin.


Juan Antonio Bayona que a todos nos sorprendió con su anterior film "El Orfanato", regresa esta vez con una película que utiliza el desastre del tsunami acaecido en el sudeste asiático en 2004 para hablarnos de una historia de superación, esperanza y la necesidad de retomar el equilibrio para poder regresar al hogar. Producción íntegramente española, salvo por su reparto internacional capitaneado por Ewan McGregor y Naomi Watts. Es de destacar el trabajo del pequeño actor Tom Holland que interpreta a Lucas.

Auténtico personaje vehicular de la película y que está a un nivel de interpretación sorprendente. Por un momento creía ver a Christian Bale en "El imperio del sol". Aunque no llega al nivel dramático de Bale  si realiza un trabajo interpretativo a tener en cuenta. 

Bayona nos habla de momentos de ahogo, no solo físico sino también emocional. De la pérdida y el reencuentro. Nos sumerge en el horror y nos golpea. En ocasiones abusa del morbo de enseñar las heridas sangrantes para remover estómagos. Existen momentos de dureza y otros de ternura a veces en desmesura. Tanto que el "nini" que tenia a mi derecha detuvo su tembleque y lo sustituyó por un moqueo lacrimógeno y el espectador de delante se frotaba los ojos. Pero ya no sabía si era por la trama del film o porque había perdido al "Apalabrados".

Bayona conmueve y sabe por donde atacar al espectador para emocionar y a su vez le sale el ramalazo del terror y remueve algo mas que conciencias. Yo le quitaría un poco de sentimentalismo fácil y le quitaría otro poco de casquería visceral para haber contenido un poco mas la historia. Aun así se trata de una película que se ve de manera entretenida y llega a emocionar. Espectáculo recomendable para desahogar tensiones y ponernos un tanto tiernos. Algo así como el pan de molde que anuncia Punset.