La Serranía, más cerca

Título: La Sierra Norte de Guadalajara. • Autores: José Antonio Alonso Ramos, Antonio Herrera Casado y Luis Monje Arenas. • Editorial: Aache. • Edición: Guadalajara, 2012.


Una nueva obra sobre la provincia ha llegado a las librerías. Se trata de “Sierra Norte de Guadalajara. Paso a paso”, escrita por Antonio Herrera Casado, José Antonio Alonso y Luis Monje Arenas, y que busca conformarse como una guía en la que el viajero pueda consultar los datos más importantes de la comarca arriacense más septentrional. Para ello, a lo largo de las 271 páginas que componen el título se pueden observar diversos pasajes, centrados en la naturaleza de la comarca, los pueblos que se ubican en la misma e, incluso, en las costumbres y formas de vida de sus moradores.

Todo ello, además, elaborado por expertos en la materia. Así, lo relacionado con el entorno natural está redactado por Luis Monje Arenas, biólogo y fotógrafo científico, quien hace un magnífico repaso a la heterogeneidad del relieve, de la geomorfología, de la climatológica, de la flora o de la fauna existente en la zona. Por ejemplo, en este último apartado, el relacionado con los animales, Monje Arenas destaca datos muy curiosos, como la existencia de 93 especies de invertebrados acuáticos en poco más de 100.000 hectáreas –que son las que ocupa el Parque Natural de la Sierra Norte, emplazamiento al que se circunscribe la obra–. Algo que es debido a la buena calidad de las aguas de los ríos y arroyos serranos.

Pero el buen hacer del mencionado experto no se queda aquí, ya que también es el responsable de la mayor parte de las imágenes que se incluyen en el título. Unas fotografías de una calidad compositiva evidente que no sólo retratan paisajes, sino también rincones con encanto de los municipios serranos, costumbres y fiestas. Todo ello dotado de una gran expresividad que se ve acompañada por una cuidada edición, que ha permitido que muchas de estos trabajos aparezcan publicados en color, lo que facilita que el conjunto de la obra sea mucho más dinámico.

Un dinamismo que también se puede observar en el bloque dedicado a los 37 ayuntamientos –y 59 núcleos de población– que se repasan en el libro. Un epígrafe que corre a cargo del cronista provincial, Antonio Herrera Casado, y en el que se ha querido incluir a todos los municipios enmarcados en el Parque Natural, además de algunos otros, como Campisábalos o Somolinos, que, por motivos de relevancia patrimonial o natural, también se han querido nombrado en este compendio.

Pueblo a pueblo

De todas estas localidades se hace referencia a sus monumentos e historia. Asimismo, de cada una de ellas se adjunta una breve tabla en la que se señalan diferentes informaciones relativas al pueblo, como su altitud, la forma de llegar hasta él, el número de habitantes, lo imprescindible a la hora de visitarlo, así como los alojamientos y los restaurantes con los que cuenta. Pero si hay una buena idea dentro del recorrido a los municipios serranos es el haber incluido también los despoblados de la comarca. Así, el lector puede encontrar informaciones relativas a Jócar, Sacedoncillo, Santotís o Fraguas, que aunque hoy deshabitados, tienen un gran encanto y son dignos de visitar.

El siguiente bloque del libro es el que se centra en el repaso a las costumbres de la zona. Un análisis de un grandísimo interés que va desde el ciclo festivo, a la forma de vida tradicional de la sierra, pasando por la gastronomía, la indumentaria típica, la religiosidad popular, la música, la danza o las leyendas existentes en la comarca. Un magnífico repaso a cargo del etnólogo e historiador José Antonio Alonso que por el propio formato del libro –se trata de una guía– quizá se quede corto. Por ello, desde estas líneas, se anima a Alonso a que no dude en desarrollar las mencionadas temáticas, que bien podrían ocupar uno o varios libros por sí solas.

'Sierra Norte de Guadalajara. Paso a Paso' concluye su presentación de la comarca con un breve anexo en el que se incluyen hasta ocho propuestas de rutas por el lugar, que por su facilidad pueden ser realizadas por toda la familia. Además, en el relato de cada una de ellas se recomiendan rincones que, debido a su espectacularidad, dejarán boquiabierto a todo aquel que se acerque.

Así, y gracias a esta obra, el lector tendrá una visión más aproximada de lo que es la Serranía de Guadalajara. Una perspectiva que, sin embargo, al circunscribirse casi exclusivamente al Parque Natural, deja de lado algunos emplazamientos relevantes, como el de los cerros volcánicos de La Miñosa. A pesar de esto, se cumplen con creces los objetivos iniciales de la obra, que pasan porque “esta guía sirva de apoyo y utilidad a ese potencial bloque de visitantes [procedentes de la Comunidad de Madrid y Castilla La Mancha]”.

Artículos Relacionados