NOTA DE REDACCIÓN

Nota editorial de Cultura EnGuada anunciando el cese de las actualizaciones en la web para abrir un tiempo de reflexión sobre el proyecto iniciado en julio de 2012.


Queridos lectores:

Queremos anunciaros que a partir de este 2 de febrero, Cultura EnGuada abre un tiempo de paréntesis y de reflexión en el que la página web no será actualizada con nuevos contenidos.

Después de cinco años y medio de trayectoria, el proyecto está consolidado en el panorama periodístico provincial, con más lectores e ingresos en la última etapa, con varios premios y con la sensación -esperemos que no sea un espejismo- de haber sido el referente de la información cultural de Guadalajara; pero creemos que todo esto no es suficiente y que esta iniciativa necesita ser repensada tanto en sus propósitos como en su viabilidad a medio plazo, que no sólo está vinculada a las cuentas de resultados sino también a las circunstancias personales de quienes la sostenemos.

Desde el principio, Cultura EnGuada ha sido una apuesta muy personal, con una fidelidad a una forma de hacer las cosas que nos ha hecho asumir siempre costes y riesgos que no son habituales en el periodismo de esta provincia -tan acomodado y servil por norma general-, y aportando unas dosis de aliento e ilusión que no habían flaqueado hasta hace poco. No sabíamos hacerlo de otra manera, pero tampoco estábamos dispuestos a hacerlo de otra manera.

Consideramos que hemos abierto brecha en algunos aspectos y que hemos dejado algunas muestras de que hay otra forma posible de hacer periodismo local: abarcar menos pero profundizar más, estar en la calle para generar más información propia y dar menos la nota, combinar las formas más frescas de comunicar con la esencia del periodismo que enseñan los maestros y dar una visibilidad sin precedentes a la cultura hecha en Guadalajara. Nuestra libertad a la hora de hacer no siempre ha sido el camino más directo para progresar como empresa informativa en una ciudad como la nuestra, pero confiamos en que los lectores hayan agradecido esta independencia tanto como nosotros agradecemos su fidelidad y la de cuantos se han anunciado o han escrito en nuestra web y nuestro periódico trimestral.

También, por supuesto, hemos hecho algunas cosas mal o por lo menos no tan bien como hubiésemos querido, pero la relectura del editorial con el que nos presentábamos en julio de 2012 se salda con una sensación de cierta coherencia en el camino y de deber cumplido.

Llegados a este punto de la película, hoy la continuidad de Cultura EnGuada exigiría un salto que no estamos en condiciones de dar. Y la alternativa no puede consistir en seguir prolongando un sacrificio personal por encima de lo asumible. Tampoco nos parece razonable ni honesto rebajar los estándares mínimos de calidad y de cantidad para sostener este proyecto a cualquier costa. Toca ahora sumirse en un periodo de reflexión, para el cual resulta adecuado echar el freno de mano; un periodo de incertidumbres en el que no descartamos dar con la fórmula que os permita volver a tener pronto noticias nuestras.

Un abrazo y hasta luego.