Las mejores intenciones

Título: Lo que de verdad importa. • Dirección y guion: Paco Arango. • Género: Comedia. • País y año: España, 2017. • Reparto: Oliver Jackson-Cohen, Camilla Luddington, Jonathan Pryce, Jorge Garcia, Richard Donat, Ned the Dog.


Hay películas que, independientemente del resultado artístico, económico o de premios y reconocimientos, merecen la pena ser vistas y escuchadas porque nacen con un espíritu afable y solidario, lejos de la fría competitividad de la industria, sin más (y menos) ánimo de hacernos pasar un buen rato y, ya de paso, despertar nuestra conciencia social. Así era en gran medida 'Maktub' (2011), la ópera prima del realizador Paco Arango, que ponía el foco en los niños que cada día libran una dura batalla contra el cáncer sin por ello perder la sonrisa: la cinta, un agradable y entretenido cuento de Navidad contemporáneo, contó con un estupendo reparto -Diego Peretti, Aitana Sánchez-Gijón, Enrique Villén, Amparo Baró, Goya Toledo, Rosa María Sardà- , logró tres nominaciones a los Goya y gracias a la estupenda acogida que tuvo entre el público, parte de la recaudación fue a parar al madrileño Hospital Niño Jesús, escenario natural del film.

Ahora, Arango repite fórmula pero dándole una nueva vuelta de tuerca al concepto: todo lo que su segunda película coseche en taquilla irá a parar íntegramente a las decenas de campamentos internacionales para niños enfermos que pusiera en marcha el irrepetible (en todos los aspectos) Paul Newman -a quien, por cierto, conoció personalmente el propio director y a él le ha dedicado el film- y que aún hoy siguen funcionando con excelentes resultados. Algunos dirán que esto no es más que puro posturero, una hábil maniobra de márketing para animar a la gente a ir a ver una obra que, probablemente, a priori no escogerían. Yo no solo aplaudo este fin social a través del cine, sino que ya me gustaría a mí ver al gran monstruo hollywoodiense -con sus milmillonarios presupuestos, sus titánicas superproducciones y sus 'box-office' de más de diez cifras- mojarse siquiera la mitad de lo que lo hace esta pequeña producción hispano-canadiense.

Evidentemente, para que el objetivo fuese factible desde el primer momento, 'Lo que de verdad importa' renuncia a grandes medios técnicos y a primeras estrellas internacionales: con un reparto de actores prácticamente desconocidos criados en la pequeña pantalla -Oliver Jackson-Cohen ('Un mundo sin fin', 'Emerald City'), Camilla Luddington ('Anatomía de Grey'), Jorge García ('Perdidos')- y la presencia de algún secundario de renombre -Jonathan Pryce-, la apuesta se juega en el buenrollismo que desprende su guion, la espectacularidad de los paisajes de Nueva Escocia -excelentemente fotografiados por el maestro Aguirresarobe- y una correcta banda sonora con un par de temas conocidos y pegadizos, que dan empaque a esta fábula fantástica y esperanzadora sobre la fe y la bondad. 

El resultado, como por otra parte cabría de esperar, es un film sencillo, discreto y sin estridencias. Le echo en falta la espontaneidad y la naturalidad de la anterior -y ya citada- 'Maktub', pero quizá, en este caso, 'Lo que de verdad importa' es poder colaborar de manera tan sencilla con unos pocos euros en una buena causa. Y si además se pasa un rato entretenido en el cine, como es este caso, pues mejor que mejor. 

Artículos Relacionados