¿Por qué los llaman peculiares y no simplemente mutantes?

Título: El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares. • Dirección: Tim Burton. • Guion: Jane Goldman (basado en la novela homónima de Ransom Riggs). • Género: Fantástico, aventuras. • País y año: Estados Unidos, 2016. • Reparto: Asa Butterfield, Eva Green, Samuel L. Jackson, Terence Stamp, Judi Dench, Ella Purnell, Allison Janney, Rupert Everett. 


Llevamos un año en el que algunos de los más reputados cineastas de Hollywood parecen algo desafinados en sus propuestas: ni los veteranos Spielberg (‘Mi amigo el gigante’) o Eastwood (‘Sully’) ni los prometedores Zack Snyder (‘Batman v Superman’) o Duncan Jones (‘Warcraft. El origen’) han conseguido sacarnos del tedio, algo que también ha ocurrido con las cada vez más hiperbólicas e insulsas franquicias palomiteras, como las pergeñadas por Bryan Singer (‘X-Men: Apocalipsis’) o J.J. Abrams (‘Star Trek: Más allá’). Tim Burton no mejora la nota media. El antaño genial director de obras tan inolvidables como ‘Eduardo Manostijeras’ (1990), ‘Ed Wood’ (1994) o ‘Big Fish’ (2003), entre otras, parece algo despistado de un tiempo a esta parte, y sus irregulares revisiones de ‘Alicia en el País de las Maravillas’ (2010), ‘Sombras tenebrosas’ o ‘Frankenweenie’ (ambas de 2012) casi colocan a su excéntrico ‘Sweeney Todd’ (2007) como su última película digna de cierta consideración.

Mira que ‘El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares’ -basada en la novela homónima de Ransom Riggs- contenía ingredientes servidos en bandeja de plata para Burton y su muy burtoniano cine: elementos fantásticos y sobrenaturales, personajes outsiders tan repulsivos en apariencia como entrañables de corazón, algunas gotas de paradojas temporales y un alegato claro en defensa de lo imposible y lo imaginario por encima de los convencionalismos de una gris realidad impuesta.

La película arranca con cierto brío, y hasta contiene algunos pasajes de cuento perverso que hubieran hecho las delicias de los mismísimos hermanos Grimm -esos malvados Hollows, liderados por el siempre carismático Samuel L. Jackson, que deben alimentarse de ojos de niños para recuperar su forma humana-. Sin embargo, si uno se fija un poco, se dará cuenta de que Burton y/o Riggs -admito que desconozco el material literario original- nos están contando un tebeo Marvel, con un grupo de chavales con superpoderes como protagonistas que bien pudieran haber entrado en la escuela del profesor Xavier para jóvenes talentos en vez de en el susodicho hogar de Miss Peregrine. Incluso la tensa relación entre Jake (Asa Butterfield) y Enoch (Finlay MacMillan) es calcada a la que enfrentaba a Lobezno con Cíclope en la primera entrega fílmica de los mutantes, donde Olive (Lauren McCrostie), la chica que crea fuego con sus manos -como Pyros-, vendría a ser la Jean Grey de turno, aunque en esta ocasión el objeto de deseo sentimental del protagonista se fije en la chica flotante Emma (Ella Purnell).

No estaría mal que ‘Miss Peregrine’ -por cierto, encuentro algo sosa la intervención de la casi siempre estimulante Eva Green- fuese una versión juvenil de los héroes de cómic, si no fuera porque las películas de estos ya tienen al público joven en su 'target'. Esta cinta, por tanto, adolece de una personalidad propia, donde su deslumbrante despliegue de efectos no oculta sus carencias en cuanto a originalidad y empaque, lastrado además por un anticlímax terrible: esa escena de los esqueletos vivientes que, si bien podía haber sido un bonito y efectivo homenaje a Ray Harryhausen y ‘Jasón y los argonautas’ (Don Chaffey, 1963), se ve perjudicada por un terrible fondo musical, obra del desconocido dueto Michael Higham/Matthew Margeson -pero, ¿qué ha pasado con Danny Elfman?- , que la dinamita por completo.  

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares’ es una cinta que entretiene, sí, pero que deja cierta sensación de indiferencia con un relato que sabe a refrito. Quizá debamos empezar a rebajar las expectativas ante los próximos proyectos de Burton, algo que quizá no sea muy difícil habida cuenta de que lo siguiente que ha anunciado ha sido una secuela de ‘Bitelchús’, que llegará treinta años después que la original.

Artículos Relacionados