Una fotocopia deslucida

Título: Secret in their eyes. • Dirección y guion: Billy Ray. Basada en la novela homónima de Eduardo Sacheri. • Género: Thriller, intriga. • País y año: Estados Unidos, 2015. • Reparto: Chiwetel Ejiofor, Julia Roberts, Nicole Kidman, Dean Norris, Michael Kelly, Lyndon Smith, Zoe Graham, Don Harvey, Frankie Sims, Patric Davis. 


Habitualmente, antes de enfrentarme a uno de esos remakes que demasiado a menudo proliferan en las carteleras, procuro echar un vistazo previo a la película original, para ver hasta qué punto es conveniente o desatinada la versión más reciente. Sin embargo, en esta ocasión he querido probar un experimento algo diferente: como no veía ‘El secreto de sus ojos’ (la de Campanella del año 2009) desde casi su estreno, me he asomado a esta adaptación, por ver qué sensaciones me transmitía, y después he revisado la película protagonizada por Ricardo Darín.

¿Con qué se encuentra uno? De entrada, sorprende el cambio de título en la distribución española (si no querían que el respetable confundiera ambas versiones, ¿por qué han tirado por el tópico y manido ‘Secreto de una obsesión’ con el que también se han bautizado otros thrillers?), así como un par de detalles que varían entre ambas películas: aquí, convierten a la víctima en hija de una agente de policía (Julia Roberts), al tiempo que dividen a este personaje que originalmente interpretaba (un soberbio) Guillermo Francella en dos (Roberts y Dean Norris); y, por otro lado, el guion intenta juguetear con los falsos culpables y la obsesión terrorista post 11-S, algo muy del gusto del público americano pero que por aquí huele un poco a subtrama impostada y algo innecesaria.

¿Es mala esta nueva versión? A decir verdad, es francamente entretenida (si el espectador,  como quien esto escribe, tenía el original muy alejado en su memoria), Julia Roberts compone un personaje dramáticamente muy eficaz y contenido y Chiwetel Ejiofor se esfuerza por darle empaque a su atormentado detective… pero, claro, Darín es mucho Darín, y el bonaerense gana por goleada. En el otro lado de la balanza, además, pesan mucho una cada vez más hierática Nicole Kidman (ha perdido toda expresividad debajo de toneladas de bótox) y la posibilidad de que, al llegar a casa, nos pongamos el DVD de la oscarizada cinta de Campanella... y entonces nos daremos cuenta de que ‘Secret in Their Eyes’, aunque técnicamente bien resuelta, carece de la garra, el romanticismo y el tenebrismo psicológico que convertía a la original en uno de los thrillers detectivescos más bellos y a la vez más perturbadores que ha dado el Séptimo Arte en las últimas décadas. Palabras mayores que terminan de sepultar a un remake francamente innecesario que, además, pierde todavía más puntos al comprobar que las mejores escenas de la argentina han sido vilmente fotocopiadas por la hollywoodiense.

 

Artículos Relacionados