Insistimos, es el centenario de Buero

En este artículo, Rubén Madrid se muestra sorprendido por el poco peso que la efeméride está teniendo en el arranque de 2016, frente a las conmemoraciones de Cervantes y Cela. Fitur ha sido una muestra de ello.


Tenemos que insistir en ello, para no arrepentirnos demasiado tarde: 2016 es también el Año Buero, el primer centenario del nacimiento en Guadalajara de uno de los más importantes dramaturgos del siglo XX español: su nombre estaría en todos los casos, junto a otros como Lorca o Valle-Inclán, aunque los contásemos con los dedos de una sola mano.

Y decimos que insistimos en ello porque en todos los perfiles de programación cultural que se están desarrollando en este inicio de año la figura de Buero acaba diluida, eclipsada o directamente desaparecida, frente a las de Cela y Cervantes, los otros dos grandes centenarios literarios del año en nuestras tierras.

El Día de Guadalajara en Fitur, este miércoles, resultó sintomático: el presidente de la Diputación, José Manuel Latre, puso el acento en Cela, que es cierto que es ‘su’ centenario, pero no el único. El Ayuntamiento de Guadalajara, que abandera el Año Buero, se inclinó por vender en Madrid otros atractivos: la feria taurina y la marca ‘Infantado’. La consejera de Cultura, Reyes Estévez, citó en su intervención, apoyando el Festival Medieval de Hita, a los otros dos grandes fastos literarios, pero no el de Buero.

Incluso instituciones estatales como el Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa ha caído en el mismo error en su página web oficial. Y la prensa nacional está dedicando no pocos esfuerzos en los últimos días a resucitar la figura de Cela, cuando todavía estamos a la espera de un primer artículo sobre el escritor guadalajareño.

Tal vez en estos singulares episodios de amnesia no haya colaborado la pereza con que el Año Buero se está abriendo paso en una agenda de 2016 tan competida en materia cultural. Ya hay presentada una programación bien definida de los actos de Cervantes y Cela, pero de Buero apenas tenemos un boceto de lo que el Ayuntamiento quisiera hacer, como ya adelantó Cultura EnGuada. Es cierto que el momento de los autores de ‘El Quijote’ y ‘La colmena’ se anticipan en el calendario (abril y mayo), mientras que Buero debería ser el acontecimiento especial del otoño. Ojalá se trate solo de eso. No hay más excusas: ni que sus textos hoy estén bastante poco de moda, ni que su personalidad no tenga el imán de otras, ni que desde la guerra decidiese hacer su vida en Madrid (jamás renegó a cambio de su origen alcarreño y siempre habló bien de Guadalajara) ni mucho menos otras de razón política.

En Cultura EnGuada llevamos alertando desde nuestro nacimiento sobre la desmemoria con respecto a una figura, la de Buero, que se nos antoja enorme, así como sobre los olvidos imperdonables con otros colegas de las letras como el poeta Ramón de Garciasol. Hemos encontrado, no obstante, otras voces en esta misma misión: el Pleno del Ayuntamiento aprobó una moción impulsada por Ahora Guadalajara para que este centenario tenga el peso que se merece en la ciudad. Otros colectivos como Arrebol también están insistiendo en ello y ya han programado una mesa redonda dedicada al autor teatral alcarreño.

No obstante, y antes de que sea demasiado tarde, insistimos: 2016 es, también, el Año Buero. Nuestro único Premio Cervantes.