En la cuerda floja

Título: El desafío (The Walk). • Dirección: Robert Zemeckis. • Guion: Christopher Browne y Robert Zemeckis, basad0 en el libro 'Philippe Petit'. • Género: Drama, basado en hechos reales. • País y año: Estados Unidos, 2015. • Reparto: Joseph Gordon-Levitt, Ben Kingsley, Charlotte Le Bon, James Badge Dale, Cesar Domboy, Clement Sibony, Benedict Samuel, Vittorio Rossi, Ben Schwartz, Steve Valentine, Mark Camacho.


Philippe Petit era (es) un funambulista francés que, cuando tenía veinticinco años, se hizo mundialmente famoso al lograr colarse en el World Trade Center de Nueva York y caminar sobre un cable de acero tendido entre las recién construidas Torres Gemelas a una altura de más de cuatrocientos metros. Esta hazaña, acontecida el 7 de agosto de 1974, ya fue relatada con minuciosidad y en primera persona por los propios ‘perpetradores’ -Petit tuvo la ayuda de media docena de compinches para su ‘asalto’- en el estupendo documental ganador de un Oscar ‘Man On Wire’ (James Marsh, 2008), y es ahora la base sobre la que se cimenta la nueva película de Robert Zemeckis, ‘The Walk’ (2015), estrenada en España con el demasiado socorrido título de ‘El desafío’.

El film tiene muchos elementos interesantes y de lo más atractivos para el público en general: un protagonista carismático -hay que agradecer el esfuerzo de Joseph Gordon-Levitt por ‘transformarse’ en el personaje-, un pícaro espíritu aventurero y algunas escenas ciertamente sobrecogedoras, con el loable fin -y para eso se recurre al 3D- de provocar auténtico vértigo en el espectador. Vamos, que es un entretenimiento muy logrado, y si se trata de pasar un par de horas siendo testigos de un continuo desafío a las leyes del hombre -toda la operación está planteada como un asalto a un banco- y de la naturaleza -con ese ‘héroe’ dispuesto a jugarse la vida por un sueño a cientos de metros sobre el suelo-, bienvenido sea.

Pero no por casualidad he querido citar antes la película documental de Marsh. Como digo, para quien no conozca ni este trabajo previo ni quién era Petit, seguramente pasará un rato fetén con ‘The Walk’; para el resto, veremos que es Zemeckis quien realmente está en la cuerda floja, pues pretende hacer pasar su película como algo novedoso cuando es poco más o menos que un remake dramatizado de ‘Man On Wire’ -cinta que, por cierto, ya tenía secuencias ‘recreadas’ insertadas entre testimonios, fotografías e imágenes de archivo-. El director de ‘Forrest Gump’ apenas arriesga nada en su propuesta, incluso construye su relato sobre el testimonio del ‘propio’ Petit -no el real, sino Gordon-Levitt caracterizado-, y salvo algún cambio de personajes con respecto a la realidad, no aporta mucho más a lo ya visto en 2008.

Están las escenas de vértigo, eso sí. Y hay que decir que cuando ‘The Walk’ muestra por primera vez el WTC o nos enseña el abismo desde la azotea, aquello sobrecoge. Pero Zemeckis cae a veces en el error de forzar demasiado ciertos planos, buscando más la efectividad inmediata de la imagen estereoscópica que una justificación narrativa visualmente convincente. Dicho en plata: sabiendo que las Torres Gemelas ya no existen y moviendo como mueve la cámara en las ‘alturas’, uno ‘se sale’ de la película, consciente de que lo que está viendo no es más que una ilusión de trilero digital y que esto no es más que un plató y unos cuantos ‘cromas’. Y no hay ‘ilusión’ cuando al mago le pillamos el truco.

Artículos Relacionados