Atlas de geografía humana

Título: 'Truman'. • Dirección: Cesc Gay. Guion: Cesc Gay y Tomás Aragay.  • Género: Drama. País y año: España, 2015. Reparto: Ricardo Darín, Javier Cámara, Dolores Fonzi, Pedro Casablanc, José Luis Gómez, Javier Gutiérrez, Elvira Mínguez, Susi Sánchez, Silvia Abascal, Natalie Poza, Eduard Fernández, Álex Brendemülh.


Poco le queda a este 2015 que ya es viejuno, un futuro superado, y a estas alturas, con tanto apellido vasco (o catalán) casi más mediático que fílmico, agentes secretos vistiendo esmoquin, fallidas regresiones, hambrunos juegos y una Fuerza que de momento solo ha despertado récords de preventa, uno no espera encontrarse grandes hallazgos en la cartelera y prevé que, salvo sorpresas en formatos domésticos, el balance de lo mejor y lo peor del año ya casi es definitivo.

Craso error: a la espera de poder echarle un vistazo a esa novia de Paula Ortiz -de la que me han llegado muy buenas referencias-, todavía estamos a tiempo de disfrutar en salas de una de las mejores películas estrenadas en los últimos doce meses, tanto españolas como a nivel global. Cesc Gay, un director cuyo cine siempre me ha resultado inexplicablemente distante, firma sin embargo en ‘Truman’ una historia conmovedora y honesta, un drama sencillo y urbano, sin estridencias ni recursos melodramáticos, y que a pesar de que el punto de partida no puede ser más descorazonador, consigue que durante todo el recorrido de cuatro días que hacemos con los personajes no podamos borrar una sincera sonrisa de nuestro rostro.

El guion -coescrito junto con Tomás Aragay-, que no es ni más ni menos que una serie de capítulos cerrándose en la vida de un hombre que se prepara para lo inevitable, huye de los maniqueísmos sentimentaloides y nos da toda una lección de entereza y don de gentes, y cobra vida gracias a esa extraña pareja que conforman Javier Cámara y Ricardo Darín, dos actores con los que Gay ya contó en la coral ‘Una pistola en cada mano’ (2012) y que aquí están sencillamente inconmensurables. El contrapunto lo ponen la argentina Dolores Fonzi, magnífica, como estupendos están también toda esa retahíla de episódicos secundarios -Àlex Brendemühl, Elvira Mínguez, Eduard Fernández, Silvia Abascal, Natalie Poza, Javier Gutiérrez, José Luis Gómez, Pedro Casablanc, Susi Sánchez…- que completan este pequeño atlas de geografía humana.

Un pero le pongo al film: me sobra la escena de amor, demasiado tópica y evidente. Por lo demás, nada que reprochar a esta película, sobresaliente en todos los sentidos, que nos muestra una forma envidiablemente sana de afrontar los pequeños y grandes dramas de la vida y que retrata la más hermosa y noble historia de amistad que hayamos visto en la pantalla desde los tiempos de ‘Cadena perpetua’ (Frank Darabont, 1994).

Artículos Relacionados