En el Día Mundial del Refugiado

La organización Accem, con un intenso trabajo con personas refugiadas en la provincia de Guadalajara, conmemora esta fecha recordando que los conflictos armados son la primera causa de desplazamiento masivo de personas fuera de sus hogares y exige más conciencia ante  esta problemática.


En este 20 de junio, Día Mundial del Refugiado, desde Accem queremos poner de relieve una situación preocupante y es la imposibilidad de acceder a la protección que da el estatuto de refugiado para miles de personas. Lo imposibilita el mero hecho de no poder llegar al territorio español y europeo. Los flujos de personas que tratan de llegar a nuestro territorio son mixtos, formados por inmigrantes y refugiados, por lo que las acciones de rechazo y las devoluciones en frontera impiden no sólo acceder a Europa sino a una protección internacional a la que tienen derecho.

Los conflictos armados son hoy por hoy la primera causa de desplazamiento forzoso en el mundo. Conflictos como los abiertos en Siria, Mali, Somalia, Afganistán, Sudán, Iraq o la R.D. Congo generan la mayor parte de los más de 45 millones de personas refugiadas en el mundo. 4.485 de esas personas solicitaron protección internacional en España en 2013 lo que constituye únicamente el 1% de las registradas en Europa (434.160 solicitudes).

A las dificultades de acceso se unen las de los procedimientos. Reflejo de ello es que sólo a 205 de estas personas se les reconoció el derecho al estatuto del refugiado en España y a 325 el estatuto de protección subsidiaria. Esto supone que al 22,61% se les reconoció el derecho a protección internacional. Un incremento respecto al año anterior pero no suficiente.

Desde organizaciones especializadas en el derecho de asilo, como Accem, trabajamos para cambiar esta situación. En Accem en 2013 atendimos a 455 solicitantes de protección internacional. Con nuestro apoyo y acompañamiento consiguieron protección internacional el 44,8% de los casos que defendimos.

Pero más allá de los datos y de su importancia, hay que recordar que cada persona refugiada tuvo que hacer frente a la amenaza, la persecución y la violencia. Como Paloma, una mujer víctima de trata de seres humanos que este año consiguió con el asesoramiento de Accem ser reconocida como refugiada, el segundo caso en nuestro país en el que una víctima de trata logra el estatuto del refugiado.

Por último mencionar que Accem ha participado en estos meses en la campaña  “Europa Actúa Ahora” (www.helpsyriasrefugees.eu) de apoyo a los refugiados sirios, junto a un centenar de organizaciones europeas. El objetivo de la campaña es que los países de la UE se impliquen decididamente en la protección de las víctimas de la guerra en Siria, cuyas dificultades para llegar al territorio español y poder así solicitar asilo ilustran lo que está pasando en la actualidad con las personas refugiadas que intentan acceder a Europa.