Carta para los Reyes Magos

La Asociación de Amigos del Moderno repite su iniciativa del año pasado y envía una carta a los Reyes Magos expresando sus deseos culturales para este nuevo año. Además de la apertura del teatro, en esta ocasión también piden una pared para colgar una exposición.


En enero pasado os escribimos para pediros la reapertura del Teatro Moderno, en todo este año no ha podido ser, pero  tranquilos, sabemos que no ha sido culpa vuestra, son estos gestores de lo público que nos han tocado en suerte. Para que os hagáis una idea a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, responsable del cierre y del edificio, no le ha dado tiempo en estos doce meses para avanzar mucho en la reapertura, estaban muy ocupados inventando mentiras, hablando de las virtudes de privatizarlo, elaborando un pliego de condiciones que nunca vimos, tapiando ventanas, esperando un informe que no se habían dado cuenta que tenían que elaborar ellos mismos, divagando si el edificio está en peligro de derrumbe o “es una joya arquitectónica”.

Algunos, como el Consejero Marcial Marín o la Diputada de las Cortes Adela de la Torre,  no han tenido ni un rato en estos trescientos sesenta y cinco días para poder reunirse con este grupo de ciudadanos.

Ahora, después de seis meses desde que se anunciara, parece que la Administración Regional y el Ayuntamiento van a firmar un acuerdo de cesión. Cruzamos los dedos para que nuestro Alcalde y la Concejala de Cultura pongan más interés en el tema que sus compañeros de Toledo y de la Calle Topete, para que de verdad el Moderno abra sus puertas en el 2014 y vuelva a alimentar la vida cultural de Guadalajara, con una programación de calidad, plural  y basada en un proyecto artístico y de gestión que satisfaga la actual demanda de muchos alcarreños que han visto mermada la oferta en artes escénicas.

Lo que os queremos pedir este año quizás os resulte un poco extraño: Melchor, Gaspar y Baltasar necesitamos una pared, íbamos a usar las de la Biblioteca pero alguien ha decido que no somos dignos de exponer en ese espacio público. Dicen que las fotografías no tiene fines culturales, quizás el problema no son nuestros fines sino los principios de algunos, mejor dicho la falta de ellos. Mequetrefes convertidos en censores que quieren transformar la Biblioteca de Guadalajara en su cortijo, olvidando que es un espacio público, de cultura y libertad.

También nos vendría bien un poco de paciencia, para sobrellevar tanto desprecio de las instituciones, algunos han olvidado que los ciudadanos podemos opinar, decir, reclamar, pelear, tenemos principios, fines, y no nos hace falta llevar pegadas las siglas de ningún partido, simplemente unirnos y salir a la calle.

El año que viene cuando volváis a pasar por las calles de Guadalajara esperamos que podáis ver las puertas del Moderno abiertas y nosotros dentro, sentados en sus butacas, disfrutando del teatro, la música, la danza, los cuentos, el circo…

Gracias Reyes, no dejéis nunca de ser magos.

Artículos Relacionados