Danzas en La Huerce

La Huerce acoge este sábado una jornada de bailes ancestrales y música de dulzaina, un ritual cargado de historia y tradición con los danzantes como protagonistas junto a los Gaiteros Mirasierra. Uno de sus integrantes recrea en este breve artículo la historia de estas danzas.


Durante la mañana de este sábado 10 de agosto en la localidad serrana de La Huerce, los danzantes volverán a protagonizar esta vez junto a los Gaiteros Mirasierra, una jornada llena de bailes ancestrales, música de dulzaina y sobre todo, con ganas de llevar hacia delante este ritual cargado de historia y tradición.

La iglesia y la plaza del frontón serán el escenario donde los ocho danzantes ejecutarán “El batallón”, “Tan sólo vino y pan”, “Marcha Real”, “Los hijos de Adán”, “Los campanilleros”, “El devoto”, “Glorioso San Sebastián” y “Tristras” al son de bandurria acompañada de guitarra y posteriormente del dúo formado por dulzaina/tamboril.

Estas danzas del primer tercio del siglo XX, realizadas inicialmente en la festividad de San Sebastián, patrón de La Huerce y en el día del Corpus, son enseñadas por un hermano del sacerdote (natural de la localidad abulense de Herreros de Suso), que en aquellos tiempos disfrutaba del verano en este pueblo serrano. Dejaron de interpretarse en la década de los años 50 debido a la emigración y posteriormente se han ido manteniendo en el tiempo hasta el día de hoy. 

Se da la particularidad, que los músicos que acompañaban y que interpretaban estas melodías repetitivas no lo podrán realizar, ya que su avanzada edad no se lo permite. Deogracias Lorenzo, Francisco Silvestre y Pedro Escribano dejaran paso a los Gaiteros Mirasierra que después de realizar un pasacalle por las calles y plazas de La Huerce, interpretaran por primera vez estas melodías tradicionales.