Aterrizaje forzoso a lo Almodóvar

Título: Los Amantes Pasajeros. •  Director: Pedro Almodóvar. • Guión: Pedro Almodóvar. • Género: Comedia.• País y año: España, 2013. • Reparto: Javier Cámara, Carlos Areces, Cecilia Roth, Lola Dueñas, Raúl Arévalo, Antonio de la Torre, Hugo Silva, Guillermo Toledo, Miguel Angel Silvestre, Blanca Suárez, Paz Vega, Carmen Machi, Antonio Banderas, Penélope Cruz...


Antes de empezar, he de confesar que me gusta Pedro Almodóvar. No me gusta todo, ni mucho menos, pero él y su cine han conseguido crear una marca en el complicado mundo del cine, una identidad propia que cruza fronteras, una esencia pura que, guste o no guste, es la idiosincrasia de una persona convertida al séptimo arte: Almodóvar.

Los amantes pasajeros’ es un epítome de toda su carrera, de ese cine “almodovariano” de rostros conocidos, camisetas ceñidas, sexo, drogas y banderas multicolor. Todo son excesos. Todo a lo que el cineasta nos tiene acostumbrados queda remendado en esta película en la que han confiado los chicos y chicas Almodóvar –algunos ya señores y señoras-.

Así, Javier Cámara, Cecilia Roth, Lola Dueñas o Blanca Suárez vuelven a ponerse a las órdenes del director de Calzada de Calatrava, pero aparecen nuevos rostros como los de los dos azafatos, Carlos Areces y Raúl Arévalo, o los guapos del momento, Hugo Silva y Miguel Ángel Silvestre. Además de estos y otros actores populares, Almodóvar cae en la terrible tentación de varios cameos con nuestros españoles más internacionales. Secuencias breves, gratuitas e innecesarias cuyo único objetivo es añadir grandes nombres a los créditos de la película e inmortalizar la complicidad con sus chicos de Hollywood.

Ésta no es ninguna obra maestra, pero es una película ligera, absurdamente divertida, una comedia de excesos, excentricidades y guiños a la actualidad española. A diferencia de las últimas películas de Almodóvar, en ‘Los amantes pasajeros’ la trama es lo de menos. La historia es fácil y sencilla, con los tópicos de ‘Aterriza como puedas’ pero a la española –imagínense-.

Todo empieza cuando los pilotos del Vuelo 2549 de la compañía Península se percatan de un serio problema en un tren de aterrizaje. Mientras encuentran una solución, el avión, con destino México DF, sobrevuela Toledo hasta nueva orden. La tripulación tendrá que encargarse de apaciguar los ánimos y evitar el pánico entre sus pasajeros. Así, y a base de chupitos y mescalina, los tres azafatos –Javier Cámara, Carlos Areces y Raúl Arévalo- harán todo lo posible por entretener a sus peculiares pasajeros. Estos tres personajes son los verdaderos protagonistas del filme, los que harán reír, bailar y cantar. El resto sólo representan historias efímeras e hiladas de una manera un tanto incoherente.

No sé si Almodóvar pretendía transmitirnos algún mensaje con esta película o tan sólo pasar el rato. Lo que sí consigue es que más de uno salga tarareando 'I´m so excited’ de Pointer Sisters.