Sexo, drogas y cintas de cassete

Título: ‘Las ventajas de ser un marginado’. • Título original: The Perks of being a wallflower.  Director: Stephen Chbosky.  Género: Drama, romance.  País y año: EEUU, 2012.  Reparto: Logan Lerman, Emma Watson, Nina Dobrev, Mae Whitman, Ezra Miller, Kate Walsh…


El último fin de semana me sucedieron dos cosas que me han devuelto a los años 80. El primer suceso ha sido hoy mismo cuando me he quedado sin batería en el móvil y he tenido que recurrir a una cabina telefónica. Me he sentido más cerca de Jose Luis López Vázquez que de Superman. Y el segundo, ir a ver ‘Las ventajas de ser un marginado’, de Stephen Chbosky. Un autor global. Novelista de éxito y cuya adaptación hace él mismo e incluso dirige la película. Algo bastante inusual en la industria cinematográfica.

Drama adolescente más en la línea de películas como ‘El club de los cinco’ o en libros como ‘El guardián entre el centeno’ o el ‘indie’ de ‘500 días juntos’ o ‘Happy thank you more please’, aunque salvando mucho las distancias, ya que estos dos últimos films derivan más hacia la comedia.
‘Las ventajas de ser un marginado’ nos habla de Charlie (Logan Lerman). Un adolescente y novato del instituto que es marginado por el resto de los alumnos. Hasta que encuentra en su profesor de literatura un referente y a un grupo de chicos de último curso colmados de contradicciones. El relato habla de adolescentes en plena ebullición de hormonas, experimentando con las drogas, definiendo su sexualidad. Pero también nos habla de una juventud buscando su camino, llenos de inseguridades, traumas sin resolver y sobre todo con muchas ganas de vivir.

Película destinada a encumbrarse al olimpo de las películas de culto adolescente. Excelentemente interpretado por los tres jóvenes actores principales. Emma Watson sale más que airosa tras su periplo ‘harrypotteriano’ y desprende dulzura, alegría y vida por sus ojos. Actriz de imagen sencilla pero de gran futuro interpretativo. Al igual que sus dos compañeros de reparto. Es también un film que te devuelve a los años donde la búsqueda de sensaciones y de libertad era la prioridad. Pura nostalgia. Muy importante la banda sonora llena de canciones de finales de los 70 y los 80. Los Smiths, David Bowie, Crowded House son sólo algunos de los artistas que llenan una BSO a tener muy en cuenta.
En definitiva, película que te enamora, te desasosiega en ocasiones pero recomendable para ver cine de adolescentes con una historia que no se queda sólo en lo superficial.


 El cineasta alcarreño David Corroto escribe sus críticas de estrenos, comentarios sobre cine de Guadalajara y otras impresiones en su blog ‘Film in progress’. Visítalo si quieres saber más.