'Hitchcock' y sus obsesiones

Título: ‘Hitchcock’. • Título original: Hitchcock (Alfred Hitchcock and the Making of 'Psycho'). • Director: Sacha Gervasi. • Guión: John J. McLaughlin, Stephen Rebello, basado en el libro de este último. • Género: Drama. Biográfico. • País y año: EEUU, 2012. • Reparto: Anthony Hopkins, Helen Mirren, Scarlett Johansson, James D´Arcy, Jessica Biel, Toni Collete, Danny Huston, Michael Sthulbarg, Kurtwood Smith, Richard Portnow, Ralph Macchio, Michael Wincott, Frank Collison.


Como diría una folclórica, he de confesaros… que cuando vi por primera vez el tráiler de “Hitchcock”, por un momento tuve el miedo de que al ver a Anthony Hopkins caracterizado como el maestro del suspense, me acordase de las parodias de José Mota y me entrase la risa floja. Lo cierto es que al comenzar la película y ver la interpretación del actor galés, me pasó como cuando entro a ver una película en 3D. Necesito un periodo de adaptación para creérmelo y para que se me pase el mareo. Según avanza la película va mejorando considerablemente.

La película dirigida por Sacha Gervasi se centra en el rodaje de “Psicosis”. Desde la búsqueda de la idea hasta el estreno final como parte del clímax de la narración del film. Se trata de una película que también indaga en las obsesiones de Alfred Hitchcock. Obsesiones relacionadas con la muerte, los asesinatos, las actrices rubias. Comedor y bebedor compulsivo. Y por supuesto, Hitchcock siempre está mirando. Su obsesión por esconderse detrás sin que le vean y poder observar para descubrir la belleza o la miseria humana. Algo que luego se traducía en películas como “La ventana indiscreta”.

Es una película que se ve con atención tanto si eres seguidor de Alfred Hitchcock como si no. Sobre todo por los dos actores británicos que soportan casi toda la película. Incluso como “Master Class” para quien le gusten los entresijos del cine puede ver al férreo maestro con sus inseguridades, los procesos del film y como su mujer era clave en algunos aspectos de su vida y profesión. Yo destacaría la interpretación de Helen Mirren como esposa del genio incluso por encima, en algunos momentos, de la actuación de Anthony Hopkins. Y como curiosidad, la aparición fugaz de Ralph Macchio, el joven de la grulla de “Karate Kid” como guionista contratado por Hitchcock.

En resumen, “biopic” para cinéfilos y no cinéfilos más bien que se deja ver con bastante atención porque la oronda figura del maestro del cine de suspense siempre tiene detrás ese halo de misterio que no deja a ningún público indiferente.