El verdadero ‘Amor’ de Haneke

Título: ‘Amor’. • Título original: ‘Amour (Love)’.  Director: Michael Haneke.  Guión: Michael Haneke.  Género: Drama.  Año y país: 2012, Austria.  Reparto: Jean-Louis TrintignantEmmanuelle RivaIsabelle HuppertWilliam ShimellRamón Agirre,Rita BlancoAlexandre TharaudLaurent CapellutoCarole FranckDinara Drukarova.


Han transcurrido varios días desde que fui a ver "Amor" de Haneke. Hasta que he decidido sentarme a escribir este artículo y se me ha desencogido el estómago. Y me quedo con la frase de un famoso autor que decía que la gente no va al cine a evadirse de la realidad sino a encontrarse con ella. 

El polémico cineasta austriaco se ha detenido a observar el amor desde un matrimonio de avanzada edad. El amor que nos queda en lo cotidiano. En el esfuerzo diario de convivir con tu compañero/a de viaje en la vida. Hasta que la muerte nos separe. Y hasta que llegue ese fatídico o liberador momento, la dureza de las situaciones y la ternura balsámica que hay que utilizar para sobrellevar algunos momentos que todos viviremos. Haneke se ha centrado en la dureza de los últimos años de vida de un matrimonio de profesores de música jubilados para hacernos sentir que el amor verdadero se demuestra cuando tu mujer ya no se puede mover y tú estas a su lado. Quien le ayuda a vivir el día a día e incluso sabe cuándo despedirse de este paréntesis que llamamos vida.

Haneke rueda con sobriedad. Filma largos planos donde lo que pasa es más importante que la destreza del realizador. No se busca los virtuosismos sino que el espectador siga la dinámica de sus personajes. Se trata de fijarte en los detalles, en las miradas. Agobiarnos en los espacios vacíos e incomodarnos con los silencios. La interpretación de los actores es magistral en todos los casos. El director es inteligente y no quiere que llores a moco tendido con una pena tremenda. Lo que busca y lo consigue es que te angustie, te duela y se te quede la lagrima enquistada con una mezcla de dureza y tristeza. 

Mi consejo hacia los posibles espectadores es que se trata de un buen film de dos horas. Interpretado a veces con demasiada frialdad pero de manera sobresaliente. Se trata de una ficción de una realidad que en la vida suele ser mucho más duro. No es cine de palomitas, es cine de tiempos muertos pero de planos vivos y eso a veces, es difícil para según qué espectadores. Haneke es un maestro y con este film estoy más que seguro que acabará llevándose el Oscar a la mejor película extranjera.


El cineasta alcarreño David Corroto escribe sus críticas de estrenos, comentarios sobre cine de Guadalajara y otras impresiones en su blog ‘Film in progress’. Visítalo si quieres saber más, por ejemplo su artículo haciendo balance del cine español en 2010.