Gómez Borrero pregonó una Navidad italiana y papal

Abarrotada la iglesia del Carmen para escuchar a la periodista Paloma Gómez Borrero que llegó de Roma, donde reside, para pregonar la Navidad en Guadalajara, recreando tradiciones italianas y papales. • Una amplísima representación política acudió al acto, entre ellos, el alcalde de la ciudad que regaló un cuadro a Gómez Borrero tras el pregón. • El presidente de la Fundación Siglo Futuro, organizador del acto, dijo: "vamos a seguir transmitiendo la cultura para que llegue a todos los ciudadanos".


La vicepresidenta de la Fundación Siglo Futuro, Adoración Perea, prologó el Pregón de Navidad, que un año más volvió a llenar la iglesia del Carmen. Fue la encargada de introducir la larga trayectoria de la pregonera de este año, la periodista Paloma Gómez Borrero, que en un vuelo directo desde Roma, "la ciudad de las siete colinas", llegó a Guadalajara para dar un mensaje de esperanza: "Somos los pastores de nuestro destino", dijo.

Gómez Borrero fue recibida con un caluroso aplauso. En su pregón hizo un recorrido por la tradición belenista napolitana y romana, y recordó algunas viviencias navideñas de los Papas a los que vio de cerca por su trabajo como periodista del Vaticano, especialmente Juan Pablo II con quien, recordó, realizó 104 viajes y visitó 165 países diferentes.

"Se necesita más que nunca el mensaje de paz", flores en lugar de armas. Hoy todavía se "muere de hambre", afirmó. "En Siria, en Afganistán". De la introducción crítica, Gómez Borrero pasó a relatar algunas de las tradiciones navideñas en su segunda patria, Italia. "Hay belenes sencillos, modestos, grandes... el nacimiento en Italia se remonta al año 1200". En Nápoles, dijo, son "más artísticos". El centro de la ciudad "está lleno de talleres y tiendas de belenes. Entre sus figuras, cada año hay nuevas, y que nada tienen que ver con los belenes". Este año, predijo, no faltará "la del Papa Francisco ni la de Mandela".

En Roma, "el Belén más famoso es el que pone el Ayuntamiento y el de los barrenderos de la plaza de San Pedro", donde no faltan "los cubos de basura". Contó, entonces, la anécdota protagonizada por el Papa Wojtyla, que casó a la hija del barrendero Giusseppe y al hijo del electricista Pedro, "la única boda que se ha oficiado en la Capilla Paulina de El Vaticano". Fue "la boda del año", "tuvo más cámaras que la de Grace y Rainiero de Mónaco", dijo arrancando las sonrisas de la bancada.

Otro nacimiento famoso es el vaticano, "compuesto por 32 figuras muy bonitas" y que cuenta con patrocinio privado, relató. De las Navidades vaticanas, recordó la de 1958, con Juan XXIII. Tenía un belén de madera de arce, heredado de Pío XII. Pero aquel año, pasó a tener el suyo, uno realizado en cristal de murano regalado por los gondoleros venecianos. Ya enfermo, y consciente de que podían ser las últimas Navidades, Juan XXIII tuvo la serenidad suficiente para contar al mundo que "el próximo año tendréis otro Papa" y "era tan querido, tan respeto", dijo Gómez Borrero, que aquella Navidad los aviones que sobrevuelan, como es tradición, el cielo de Roma realizando acrobacias ruidosas, terminaron dibujando piruetas silenciosas, por condescendencia. 

La periodista, Hija Adoptiva de Castilla-La Mancha, también citó a Pablo VI, que enviaba un mensaje de paz cada 1 de enero y al Papa actual, Papa Francisco, que ahondará este año en su discurso "en la fraternidad. Sólo el amor que viene de Dios nos permite acogerla".

Como gesto también hacia la comunidad franciscana presente en el pregón de anoche, Gómez Borrero recordó el encuentro en Asís del Papa Juan Pablo II y los representantes de las iglesias de todo el mundo, una cita ecuménica de líderes religiosos a los Wojtyla pidió que "rezaran por la paz, que por lo menos, por un día, se dejaran las armas". En esa cita, estaban "el sacerdote de los indios sioux y los representantes musulmanes, judíos, de la iglesia anglicana, la Madre Teresa de Calcuta, el Dalai Lama... y todas las iglesias de Asís se abrieron para buscar la paz".

Finalmente, citó a Benedicto XVI, que "invitó a contemplar el Misterio de Enmanuel" y pidió creer con esperanza. "Aunque los suyos no le acepten, El nace, El es".

Al finalizar el pregón, la periodista fue obsequiada con un cuadro, que le entregó el alcalde Antonio Román, que aprovechó para desear Feliz Navidad a todos los ciudadanos y pidió "hacer primar los valores, como el amor al prójimo". Acompañaban al alcalde, la presidenta de la Diputación Provincial, Ana Guarinos; el obispo, Atilano Rodríguez; el director general de Telecomunicaciones, Daniel Martínez Batanero además de una amplísima representación del equipo de Gobierno municipal.

Música de cámara para terminar

El acto finalizó con un solemne concierto por parte del sexteto BPG Brass Ensemble, formación guadalajareña compuesta por metales, percusión y marimba, que hizo en su actuación una pequeña concesión al violín, con una versión del compositor Haydn y cierre recordando a Elvis Presley con el tema 'Always on my mind'. Música de cámara como broche a un acto organizado por la Fundación Siglo Futuro. Su presidente, Juan Garrido, deseó a todos "paz, esperanza y amor" y elogió la figura de Jesús de Nazaret, "prototipo de hombre de renovada humanidad" y "modelo de vida coherente". Garrido alabó los valores evangélicos e invitó a "seguir transmitiendo la cultura para que llegue a todos los ciudadanos".

"La auténtica Navidad", dijo la vicepresidenta de la fundación, Adoración Perea, "es la que hay en los corazones, reflejo de nuestros valores. La verdadera Navidad no comienza hasta que escuchamos el Pregón" y para vivirla no pueden "deslumbrarnos las luces artificiales" porque perderíamos "lo esencial, que es invisible a los ojos", como diría el Principito de Saint-Exupéry.