Solemne fin de año en Yebes con el Orfeón Joaquín Turina

La iglesia de San Bartolomé se llenó para escuchar a esta agrupación vocal de reciente trayectoria. • El exigente repertorio, con interpretaciones de Caccini, Handel y villancicos, emocionó al auditorio.  El concejal de Cultura alaba a “una de las mejores sociedades corales de nuestra región”.


A los sones del ‘Jesús Bleibet Meine Freude’ de Johann Sebastian Bach, el Orfeón ‘Joaquín Turina’ de Guadalajara iniciaba el concierto de Nochevieja que ofreció ayer sábado en Yebes y que organizaba la Escuela Municipal de Música dentro del programa de actos preparado para la ocasión por el Ayuntamiento de Yebes. Tras esta vibrante pieza del compositor alemán, tomaba el relevo el ‘Ave María’ de Giulio Caccini, que entusiasmó al público que llenaba la iglesia parroquial de San Bartolomé.

El impresionable retablo barroco de doce metros de altura de este templo de estilo renacentista, erigido en su mayor parte en la segunda mitad del siglo XVI, sirvió de marco incomparable para la actuación de esta sociedad coral fundada por Sergio Cano en 2009, que puso el colofón al repertorio religioso con la interpretación del ‘Lascia ch’io pianga’, de G. F. Handel.

La segunda parte del programa estuvo dedicada en su totalidad a la música tradicional navideña. El Orfeón ‘Joaquín Turina’ desgranó una amplia selección de villancicos, algunos tan populares como ‘Ay del Chiquirritín’, ‘Blanca Navidad’ o ‘Adeste fideles’, y otros que sorprendieron por su diversidad vocal, como ‘Oh Holy night’, el popular ‘Pat-A-Pan’, ‘Jingle Bell Rock’ o el ‘Campanas de la Mezquita’ de Ramón Medina. Con el público puesto en pie y totalmente entregado, este magnífico coro de voces de Guadalajara cerró el concierto con el más clásico de los villancicos, un ‘Noche de Paz’ que sonó en toda su plenitud. Una orquesta de salón de dos violines, un violonchelo y una flauta travesera, acompañada por el piano, sirvió de acompañamiento instrumental en varios temas.

Una actuación “emocionante”

A la conclusión, el responsable de la Concejalía de Cultura felicitó al orfeón por ofrecer una actuación “sonora y emocionante” en la iglesia parroquial de Yebes. José Antonio Real agradeció a Antonio Gómez, que se estrenaba como codirector, el entusiasmo demostrado por el orfeón durante todo el concierto.

El edil yebero se mostró “enormemente satisfecho” de la respuesta de los vecinos, que completaron el aforo y respondieron con sus aplausos a una actuación “inolvidable y emotiva” para el pueblo de Yebes a cargo de la que es, sin duda, una de las mejores agrupaciones corales de Castilla-La Mancha.

Consolidación de un proyecto musical

Con el estreno el pasado 24 de noviembre del concierto de Réquiem en Re Menor de W. A. Mozart en la iglesia del Carmen de Guadalajara, el Orfeón ‘Joaquín Turina’ culminaba un proyecto iniciado hace más de tres años. Un total de 56 voces integran en la actualidad esta sociedad coral, que nació gracias al impulso y dedicación de un pequeño grupo de profesionales de diferentes escuelas de música de Guadalajara.

A lo largo de esta breve e intensa andadura, ha ofrecido a su público un amplio repertorio de obras maestras del barroco, piezas populares y temas tradicionales, a solas o con acompañamiento orquestal.

Un mes después de aquel acontecimiento social y musical, este sábado reaparecía en público con este concierto en Yebes. Constituido como asociación cultural de Castilla-La Mancha, el Orfeón ‘Joaquín Turina’ de Guadalajara tiene como objetivo fomentar la música coral, desde la Edad Media y el Renacimiento hasta nuestros días, sin olvidar el rico patrimonio musical español. Entre otros escenarios, ha actuado en el Colegio ‘San José’ de la capital, el Centro Superior de Estudios de la Defensa, el Patio de la Biblioteca Pública del Estado ubicada en el Palacio de Dávalos, la iglesia de Santiago Apóstol de Guadalajara o el auditorio El Pósito de Sigüenza.