El mejor tubista del mundo culmina la temporada clásica

El noruego Baadsvik actúa este sábado en El Pósito con la pianista Raatz, afincada en Sigüenza. • Culmina así la programación clásica dela Asociación Bell’Arte  Europa. • Es una ocasión única para ver al único tubista que ha sacado adelante una carrera musical únicamente con este instrumento.


Este sábado a las ocho llega al Auditorio de El Pósito de Sigüenza el que probablemente sea el mejor tubista del mundo, el noruego Øystein Baadsvik. Lo hará acompañado por Bernadetta Raatz, pianista polaca afincada en Sigüenza desde hace años, con quien el nórdico insistió en tocar después de escuchar y ver algunas de sus grabaciones.

Juntos interpretarán obras del compositor argentino Astor Piazzola, del pianista y compositor sueco Niklas Sivelöv, del noruego Arild Plau, del francés Jean-Baptiste Arban y del propio Baadsvik. La cita del que será Concierto de Navidad de Bell´Arte Europa.

“Será un honor tocar con él, aún mayor si tenemos en cuenta que el noruego viene a Sigüenza con el fin de apoyar la labor de divulgación de la música clásica que esta llevando a cabo la Asociación Bell’Arte Europa con el apoyo de sus patrocinadores y con la colaboración del Ayuntamiento de Sigüenza”, asegura la instrumentista afincada en la ciudad de El Doncel. “Es para mi una gran satisfacción comprobar que personas de tanta relevancia y con una agenda tan apretada encuentren tiempo para venir y aprecien nuestra labor”, afirma Raatz.

“Es un verdadero lujo contar con intérpretes musicales de este calibre en nuestra localidad. La actuación del noruego le va a poner el broche de oro a nuestra programación cultural de Otoño”, afirma Sonsoles Arcones, concejala de Cultural del Ayuntamiento de Sigüenza.

La singular carrera de Baadsvik

Øystein Baadsvik es el único virtuoso de la tuba a nivel mundial que ha forjado una carrera como solista. El noruego prefirió aceptar este reto en lugar de convertirse en miembro de una orquesta o aceptar un puesto de profesor. Su multifacética carrera musical le ha llevado por escenarios de todo el mundo. El virtuosismo y musicalidad única que Baadsvik es capaz de extraer de la tuba le ha convertido en un icono del instrumento.

El noruego estudió con el célebre tubista Harvey Phillips, distinguido Profesor del Departamento de Música de la Universidad de Indiana, y con el legendario Arnold Jacobs, que desarrolló una exitosa carrera musical de cuarenta años y fue la  tuba principal de la Orquesta Sinfónica de Chicago. La carrera internacional Øystein Baadsvik despegó en 1991 cuando fue galardonado con dos premios en el prestigioso Concurso Internacional de Ejecución Musical de Ginebra.

Sus interpretaciones internacionales incluyen actuaciones con orquestas como la Orquesta Filarmónica de Oslo, la Filarmónica de Bergen,  la Orquesta Filarmónica de Varsovia, la Orquesta Sinfónica Nacional de Taipei, la Filarmónica de Singapur, y la Orquesta Victoria de Melbourne. Baadsvik ha actuado en algunos de los escenarios más famosos del mundo, como Carnegie Hall de Nueva York en el que debutó en el año 2006.

El tubista noruego trabaja constantemente para expandir los aspectos musicales de la tuba por todo el mundo. En su proceso continuo de mejora hacia la excelencia, ha desarrollado nuevas técnicas para tocar la tuba que han sido seguidas después por otros intérpretes. Su dilatada trayectoria ha recibido los mejores elogios de la crítica musical de todo el mundo.