La Banda, de nuevo objeto de polémica entre PP y PSOE

El PP achaca que este gasto se debe a que los músicos permanecieron en situación “irregular” desde el año 2002 • Desde el PSOE se apunta que este coste tiene lugar por un “ataque de soberbia” de la presidenta provincial y aseguran que este proceso supondrá un desembolso próximo al millón de euros


El Pleno de la Diputación ha dado luz verde –sólo con los votos favorables del PP- a una modificación de crédito próxima a 470.000 euros con la intención de ingresar las cuotas de la Seguridad Social adeudadas con motivo de la irregular situación en la que se encontraban los miembros de la Banda Provincial.

El vicepresidente y portavoz del Grupo Popular, Lorenzo Robisco, ha destacado que las resoluciones judiciales han dictaminado la existencia de “una relación laboral” entre la Institución Provincial y los músicos; así como se reconoce, a su juicio, “incumplimientos” por parte de los anteriores gestores de la Diputación, entre ellos, el hecho de que los trabajadores no estuvieran dados de alta en la Seguridad Social. “El actual equipo de Gobierno se ha visto obligado a realizar una modificación de crédito para poder pagar lo que se debía haber pagado y nunca se hizo”, resalta el dirigente popular.

El también diputado delegado de Economía y Hacienda ha reprochado la actitud de PSOE e IU de no apoyar esta medida, ya que a pesar de reconocerse que había una relación laboral obvia, “ la oposición se ha negado a votar a favor del pago a la Seguridad Social, continuando con una actitud demagógica, pretendiendo que se siga defraudando y engañando a los propios miembros de la Banda”, apunta.

Visión de la oposición

El conflicto no se contempla desde la misma óptica desde la bancada socialista, sino que se echan las manos a la cabeza cuando al hacer números descubren que el desmantelamiento que ha sufrido la banda de música le va a suponer cerca de un millón de euros a las arcas provinciales entre salarios atrasados, cuotas de Seguridad Social, el coste del salario de la directora de la banda y las costas judiciales de todo el proceso. “Este es el coste que va tener el ataque de soberbia de la presidenta para las arcas de la Diputación. Un verdadero despilfarro de dinero público y un ejemplo más de su gestión absolutamente ineficaz e irracional, dominada por unas formas autoritarias, que al final acaban costando dinero a los contribuyentes”, ha asegurado la portavoz del Grupo Socialista, María Antonia Pérez León.

Una cuantía que, a juicio del principal grupo en la oposición, es mucho mayor que el coste que suponía mantener la banda años atrás en los que funcionó con normalidad y, no como en esta anualidad en la que los músicos no tocan desde el mes de marzo y, ayer no pudo ofrecer su tradicional concierto por Santa Cecilia.

Actuar "conforme a la ley"

Desde el equipo de Gobierno se afirma que su única intención desde que comenzó este conflicto  es “hacer las cosas bien conforme a la ley” y terminar con una “situación irregular que se venía arrastrando desde 2002”.

Así las cosas, la regularización de la situación de la Banda de Música requiere de la necesaria modificación de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) de la Diputación, así como de la solicitud de compatibilidad por parte de aquellos miembros de la misma que se encuentren en situación de incompatibilidad y precisen la consiguiente autorización.

Proceso que también se encuentra estancado actualmente debido a que no existe acuerdo entre miembros de la Banda y la Institución Provincial en cuanto al texto del contrato ya que, según los primeros, no recoge con exactitud los términos de la sentencia y de momento no se ha producido negociación alguna para poner punto final a este conflicto.

Artículos Relacionados