Pequeños aprendices de Mozart

‘Música divertida’ es una de las cuatro propuestas de este verano que la Concejalía de Cultura ofrece al público infantil en los parques de la ciudad. • Tres músicos y un payaso dan una lección de música con mucha gracia • El próximo jueves habrá nuevos espectáculos en los barrios.


Un violín, un piano y una batería pueden dar mucho juego si un payaso se cruza en su camino. Sobre todo, si detrás de los instrumentos hay músicos talentosos y tras la máscara del actor, hay un auténtico artista de circo. Así resultó la propuesta que los niños pudieron disfrutar ayer jueves en el Parque de Ingenieros Militares, una de las cuatro que giraron por cuatro espacios verdes de la capital –las Lomas, los Manantiales y Adoratrices son los otros escenarios-, dentro del programa de ocio estival de la concejalía de Cultura.

El espectáculo, muy pedagógico, intenta transmitir a los más pequeños no solo el gusto por la música –la clásica, fundamentalmente-, sino hacerles sensibles a este sonido, familiarizarles con grandes compositores como Mozart o Tchaikovsky y con grandes temas orquestales como los valses de Strauss o la Marcha de Radetzky.

Todos los números musicales se acompañan del talento de un payaso sensible a la música, que intenta hacer reír y deleitar a los pequeños a ritmo de las notas: ya sea con malabarismos, con bicicletas de una sola rueda y pequeño sillín, haciéndose el dormido, convirtiéndose en simpáticos animales o dirigiendo la orquesta final, donde un puñado de espectadores menudos se convierten por unos minutos en músicos improvisados. Unos tocan la pandereta y la carraca; otros, hacen pompas de jabón. Pura poesía.

Este espectáculo infantil estará presente el próximo jueves en el Parque de Los Manantiales y el siguiente, día 26, en el de Adoratrices.


Galería fotográfica:

 

Fotos: Elena Clemente