Kromátika, un coro con un singular color de voz

Kromática recibió el mes pasado el primer premio del Concurso nacional de Burgos y el premio del público • El grupo está compuesto por 30 integrantes de diferentes puntos de España, seleccionados por su calidad de voz • Ensayan una vez al mes y precisan de una gran disciplina así como trabajo para continuar esta línea de éxitos • Ya se plantean nuevas iniciativas como giras de conciertos, participar en certámenes internacionales o incluso grabar su primer disco


Si hay un grupo coral que está dando mucho que hablar en las últimas fechas en Guadalajara, éste es Kromátika. En apenas año y medio de vida, esta agrupación ha logrado salir triunfadora en los cinco concursos en los que ha participado, consiguiendo hasta un total de siete premios hasta el momento entre los que destaca el logrado en Burgos, el mes pasado debido no sólo a la solera del certamen, sino a la gran calidad de coros que se aunaron en aquella cita. “Este premio es muy importante porque es un certamen a nivel nacional de los que más nivel poseen. Como coro nos posiciona muy bien dentro del panorama coral dentro de España y supone la confirmación a nuestro trabajo y a tantas horas de ensayo”, reconoce la directora de esta agrupación, Elisa Gómez.

Kromática no es un grupo coral cualquiera, sino que nace dentro de un proyecto que la propia Gómez tenía en mente desde hace tiempo que era “formar un grupo que recopilara un buen material de voces”. De ahí que a través de personas que ya conocía y de otras que se fueron uniendo según fue avanzando el devenir de este coro, se fue forjando con cantores de diferentes puntos de España con la idea de “ir cogiendo de cada sitio, lo mejor”, apunta Gómez.

Actualmente está compuesto por 30 voces en las que hay integrantes de Málaga, Granada, Córdoba, Ciudad Real, Madrid, Alcalá o Guadalajara, siendo la delegación alcarreña la más amplia con 12 componentes. “Son personas que llevan muchos años cantando, algunos son músicos otros son amateurs, pero cuentan con voces muy desarrolladas”, explica la directora de Kromátika.

Al ser un grupo que cuenta con esta particularidad hace que su funcionamiento sea también singular dado que su ritmo de ensayos no es como el de cualquier otra agrupación, sino que funcionan a base de encuentros mensuales donde en un fin de semana se concentran únicamente en el coro. Estos ensayos, por cuestión de logística, se realizan en Guadalajara y suponen un trabajo más que intensivo para los miembros del grupo que disfrutan de un fin de semana, bañado en este arte. “La idea es estar concentrados sin otra cosa más que hacer nada más que ensayar”, reseña la propia Gómez. Aunque dentro del propio coro se imparten clases de canto y solfeo, todos los frutos que este conjunto está recogiendo no serían posibles sin un estricto y serio plan individualizado que realiza cada uno en su casa para llegar al grupo con el nivel preciso. “Uno de los secretos del grupo y también uno de sus éxitos es el compromiso existente con el mismo; nadie se hace 600 kilómetros de ida y de vuelta, si no tiene un interés o un trabajo previo”, reseña la directora del mismo que, además, si bien reconoce que los cantores “responden muy bien”, también apunta que ella es “muy exigente” también para que el grupo pueda seguir manteniendo el mismo nivel de calidad. “Sabemos compaginar muy bien la disciplina y la seriedad con un gran ambiente dentro del coro”, reseña la propia Gómez.

Nuevos proyectos para el futuro

Otra de las particularidades de Kromática es su carácter coral, quizá un espectro musical con menor tradición en el centro de España y sí más en la zona norte, pero que está triunfando gracias a este compromiso en un grupo que no sólo sigue la línea de participación en diferentes concursos muy seleccionados, sino que también ha ofrecido ya dos conciertos con el mismo repertorio tanto en la iglesia de Salesianos de Guadalajara como en el templo del Perpetuo Socorro de Madrid. “Hacemos música contemporánea, apostando por una puesta en escena en la que no sólo transmitamos con las vocees, sino apoyándolo en algún tipo de escena”, indica la propia Elisa Gómez, que destaca que toda la música que ellos cantan corresponde a autores vivos del siglo XX y XXI, puesto que desde su posición también buscan apoyar a aquellos compositores actuales que crean música para coros.

Además, esta vía de conciertos el año próximo tendrá una mayor actividad dado que se encuentran inmersos dentro de un nuevo proyecto denominado ‘Natalux’ que busca contar con una línea conceptual clara en la que todas las obras sigan un mismo hilo conductor y al que actualmente están dando forma para poder estrenarlo en Guadalajara para la primavera del año próximo. “Todos los temas deben tener un nexo de unión que nos permita mostrar algo coherente al público”, indica la directora de Kromática que, no obstante, apunta que continuarán acudiendo a diferentes concursos a lo largo del año próximo así como ya se plantean dar el salto internacional dentro de dos años.

“Se nos está comenzando a conocer fuera de España”, reconoce por lo que para 2014 ya se plantean poder participar en algún certamen en Alemania o Italia; así como buscar algún intercambio coral para actuar en el país de procedencia del coro con el que se llegue a un acuerdo y que éste haga lo propio en España. “Es una forma habitual dentro de este mundo para conocer otros coros y otras formas de trabajar”, indica.

Un grupo con carácter amateur

A pesar de todos los galardones recibidos y en particular, el logrado en Burgos, el planteamiento de Kromática sigue siendo totalmente amateur, “por amor al arte” como reseña su propia directora; aunque cada vez sean más las propuestas que reciben no sólo de cantores que buscan integrarse en el mismo o compositores que buscan que pongan voz a sus creaciones. La última la de un autor que ha tiene una Banda Sonora que, tras escuchar el trabajo del grupo alcarreño, les ha solicitado que la grabasen con sus voces. “Posiblemente este proyecto saldrá adelante entre diciembre y enero”, comenta la propia Gómez.

No obstante y pese a la obtención de todos estos premios y a la creación de diferentes iniciativas, el carácter amateur del grupo sigue intacto puesto que se busca que con el dinero logrado en premios, reinvertirlo en la propia asociación para que vean la luz nuevas propuestas.

Entre estas nuevas propuestas de futuro comienza ya a picarles el gusanillo a sus integrantes el grabar un disco, aunque aún deben definir su composición. “Esta idea llegará cuando tengamos un proyecto donde todas las obras tengan relación y coherencia, que no sea un trozo de recortes de aquí y de allá”, indica la directora que, además, señala que “no hay prisa” por lograr esta meta puesto que buscan que éste siga manteniendo la misma línea de calidad que todo lo concerniente a este grupo.

Aunque si hay una cuestión evidente es la larga vida que tiene esta joven formación coral debido a la ingente actividad que tienen prevista para estos años. “La idea está bastante elaborada y clara así que podemos fijar cosas a largo plazo porque Kromática tiene opciones para proseguir con su actividad”, apunta Elisa Gómez, para quien el siguiente paso debe ir por los diferentes certámenes donde contarán con su presencia así como por el proyecto ‘Natalux’ cuya idea es que Guadalajara pueda ser el primer testigo del mismo.

A su vez, la directora de esta agrupación coral reconoce las dificultades que entraña poder sacar adelante actualmente un grupo de estas características y más, en una zona donde no existe una gran tradición de este tipo de grupos. No obstante, según apunta, en Guadalajara existen otros cuatro grupos similares lo que, a su juicio, es un aspecto “muy positivo” y por lo que debemos estar “muy contentos” en Guadalajara. Es más, anima a todo aquel que tenga una pequeña inquietud musical a integrarse en un coro porque, “engancha mucho”. Destaca que la voz es un instrumento que “llevas contigo” y que perfeccionarla es una “experiencia muy distinta”, muy diferente a la de aprender a tocar cualquier un instrumento por lo que alienta a todos a fomentar un arte tan querido y tan apreciado como es cantar.