Segundo Pastor, el guitarrista 'mágico' de Poveda

'La guitarra mágica de Segundo Pastor', editado por la Diputación y escrito por José Serrano Belinchón y Pedro Ruiz de Luna, retrata en 500 páginas al maestro guitarrista povedano, "músico universal", fallecido hace 25 años. • El libro se acompaña de un cd con 20 piezas, obras propias de Pastor.


'La guitarra mágica de Segundo Pastor' podría ser la biografía que Segundo Pastor no hubiera querido leer nunca. "Era un hombre de exquisita modestia", dice Pedro Ruiz de Luna, coautor del libro y discípulo aventajado del maestro. Quizás se ruborizara ante la obra de 468 páginas que De Luna ha trazado junto a José Serrano Belinchón, gran amigo de Pastor, con quien pasó varios años de colegio en Cuenca, la ciudad a la que se muda con 14 años tras nacer en Poveda de la Sierra. 

Ruiz de Luna y José Serrano Belinchón han trazado una obra "digna y justa para un hombre digno", dice éste último; un "hombre simpático" que merece que se "airee su figura" por ser, añade, "uno de los cuatro grandes guitarristas" españoles. Coincide a la hora de valorar el prestigio de Segundo Pastor quien fuera otro de sus amigos, el historiador Antonio Herrera Casado: "Desde su muerte ha figurado en las historias de la música española como un valor seguro y reconocido, tanto a nivel de intérprete -eran su guitarra y la de Narciso Yepes, las mejores de la España del siglo XX- como de compositor".

Nadie duda de la calidad interpretativa de quien creara la Escuela Española de Guitarra y un Método Internacional, editado en 1974, que ha tenido varias reediciones. Segundo Pastor amó la guitarra, fue "un juglar enamorado, un músico culto que fascina por su contagiosidad popular, un genio de manos virtuosas que se disfraza de trovador", le define en el libro el poeta y periodista conquense Florencio Martínez Ruiz.

El paseo literario lo conforman cuatro capítulos que recorren la vida -una breve semblanza-, la voz -declaraciones recogidas de diferentes entrevistas a Pastor-, su retrato -recuerdos de su discípulo Ruiz de Luna- y una fotografía coral donde otros artistas, como su amigo Buero Vallejo, hablan del maestro ("acaricia la guitarra y la posee sin violentarla"). Le pintan y le dedican poemas, dibujos y le escriben cartas.

El libro ha sido un descubrimiento para su propio hijo, que confiesa haberse "enterado de aspectos de mi padre que eran desconocidos para mí". Su colaboración ha sido trascendental para realizar este volumen, ya que ha aportado documentación familiar -"no está todo el material", advierte- que ha permitido recomponer la figura de Pastor, discípulo del guitarrista español Daniel Fortea, profesor de guitarra en TVE, montador musical de RNE durante 24 años y, entre otras curiosidades, creador de la música para la emisión de la boda de los reyes de Bélgica, Balduino y Fabiola. 

Pastor fue autor de 34 obras, entre ellas, la 'Suite de Flandes', 'Sonata gallega', 'Homenaje a la Alcarria', 'La Mancha de don Quijote', 'La colmena' y 'Suite de las Cuevas de Nerja', participando en otras 14 grabaciones sonoras, como los álbumes en homenaje a Miguel Hernández, García Lorca, Antonio Machado o Rafael Alberti.

Casi 60 años de escena resumen la prolífica carrera de Segundo Pastor, que fue Manchego del Año (1980), Hijo Predilecto de Poveda y miembro de la Real Academia de Artes y Letras de Cuenca. El maestro Pastor interpretó su obra pero también la de los más importantes compositores por varias partes del mundo. En Puerto Rico, el Premio Internacional de Guitarra lleva su nombre y en México existe un Aula 'Segundo Pastor'.  

Su último concierto fue el 27 de noviembre, ante el Grupo Enjambre de Guadalajara y rodeado de poetas como Paco García Marquina, Jesús Campoamor, también pintor; Pedro Lahorascala, José Ramón López de los Mozos, Jesús Ángel Martín, José Antonio Suárez de Puga y Alfredo Villaverde.

La Diputación ha editado 500 ejemplares de esta obra, que se pueden adquirir en el San José, en la Biblioteca de Investigadores y que estará presente en centros musicales de la provincia, entre ellos, el Conservatorio Profesional de Música 'Sebastián Durón'. El presidente de la institución, José Manuel Latre, se ha referido a Pastor como "músico universal del que todos podemos sentirnos orgullosos" y ha reconocido el esfuerzo de la familia Pastor-Sarro, que ha hecho posible el álbum que acompaña al libro, un cd en el que se ofrecen "muchas de sus composiciones interpretadas por él mismo en diferentes épocas y escenarios".

Mito, hombre afable y alegre, de humanidad desbordante, Pastor hablaba a través de su guitarra. Sus cuerdas eran un "tendido de alta emoción que lleva la corriente de la pasión, la ternura y la delicadeza", escribe el escritor y cuentista Meliano Peraile. "Con sus solas seis cuerdas, su guitarra sonaba como toda una orquesta", apunta el científico Alberto Leonard. 

Tras las Navidades, el libro se presentará en un acto abierto al público que incluirá un recital poético musical donde participarán poetas de la provincia y musicará Pedro Ruiz de Luna, que le recuerda hoy con emoción y gratitud: el maestro Pastor "se dejó querer por la guitarra" y no sabía tocarla sin entregarse plenamente. El maestro Pastor consideraba la guitarra como "el instrumento más puro". Era "el instrumento completo, que me permite tener mi mundo, un mundo aparte completamente".