Platero y Cisneros celebran Centenario en Sigüenza

La guitarrista Silvia Nogales y la actriz Esther Acevedo abrieron la III Semana de la Música con 'Las Seis Doncellas', un homenaje a la mítica obra de Juan Ramón Jiménez, editada hace un siglo. • Hora y media antes, la Catedral acogía el concierto del quinteto de metal Spanish Brass en el marco del V Centenario de la muerte de Cisneros. 


La guitarrista Silvia Nogales y la actriz Esther Acevedo presentaron en El Pósito de Sigüenza su espectáculo multidisciplinar 'Las Seis Doncellas', un homenaje a 'Platero y yo' en su Centenario con el que inauguraron la III Semana de la Música de Sigüenza.

Ambas intérpretes evocaron la metáfora lorquiana de las seis doncellas que bailan aunque el espectáculo hace igualmente un guiño a las seis cuerdas y, por lo tanto, a la guitarra.

En un espectáculo pleno de sensibilidad, interpretaron piezas vinculadas con el Nobel Juan Ramón Jimenez, en las que la dramatización de los textos por parte de Esther Acevedo, fue el hilo conductor. Ambas hicieron gala de una exquisita compenetración. Las palabras de la actriz, los versos del poeta, subrayaban los acordes de la guitarrista, y viceversa. Todas las piezas estaban relacionadas con grandes amistades que tuvo el escritor, como Manuel de Falla o Miguel Hernández y con su libro 'Platero y yo'.

Uno de los grandes atractivos del concierto fue la interpretación de la pieza 'Platero y yo' Op. 190, para narrador y guitarra, compuesta por el italiano Mario Castelnuovo Tedesco, inspirado por la poesía del Nobel. “Platero y Yo' es uno de los libros que nos solían regalar nuestros padres, de pequeños. Por eso, y además de la belleza de la poesía que contiene, nos recuerda la infancia”, explica la guitarrista Silvia Nogales, que no oculta su fascinación por el poeta. “Leer su obra completa, es una maravilla, incluidas también sus poesías más oscuras”.

La génesis del espectáculo, organizado por la Sociedad de Violería y Organología Romanillos-Harris y el Ayuntamiento de Sigüenza, le ha exigido una amplia labor de investigación previa, sobre la influencia que tuvo la música en la obra Juan Ramón Jimenez y cómo influyó el poeta en la música, sobre todo en el repertorio para guitarra.

Silvia Nogales tuvo palabras de elogio para el maestro guitarrero José Luis Romanillos, que vive en la pedanía seguntina de Guijosa: “El sonido de sus guitarras es de los mejores, si no el mejor. Por eso, es un honor, estar aquí, y más para alguien como yo, para quien la guitarra lo es casi todo. Al lado de mi casa había una tienda de guitarras, y desde que al fin conseguí que mis padres me compraran una, con seis años, no me he separado de ella”. 

Y de la guitarra al metal

Además de la apertura de la III Semana de la Música de Sigüenza, la Ciudad del Doncel acogía un concierto del quinteto de metal Spanish Brass en la Iglesia de San Pedro de la Catedral de Sigüenza. Organizado por la Fundación Siglo Futuro, con la colaboración de la Universidad de Alcalá, el Obispado de Sigüenza, el Ayuntamiento de Sigüenza y el Cabildo Catedralicio, el concierto ponía broche musical a la exposición de Cisneros que se ha prorrogado hasta el 10 de diciembre y que ha sido visitada hasta el momento por más de 12.000 personas.

El presidente de la Fundación Siglo Futuro, Juan Garrido, presentó al quinteto de metal Spanish Brass y elogió el apoyo a la cultura de todas las parte implicadas en el Centenario: “Cuando la cultura llega de la mano de instituciones a las que no les es ajena, sale su verdadera esencia”, dijo.

Con cerca de 30 años de trayectoria en el mundo de la música de cámara, Spanish Brass es uno de los quintetos de metal más dinámicos y consolidados del panorama musical español. En el concierto interpretaron obras del Renacimiento español, alemán e italiano, correspondientes a la época de Cisneros. Comenzaron por cuatro piezas antiguas españolas: 'Torre de la niña', 'Canción niña y viña', 'Canción de la Virgen que parió' y 'Diferencias sobre “guárdame las vacas'; para continuar con 'La Canzona per Sonare', la 'Spiritata', 'Canzona seconda' y la 'Canzona Quarta', de G. Gabrieli; con la 'Batalla Imperial', de J.B. Cabanilles (arr. C. Benetó); el 'Concerto VIII', de A.Corelli (arr. C. Benetó); 'La Sonata from die Bankelsangerlieser', Anónimo; 'Tres sonatas', de Domenico Scarlatti; las piezas 'Menuet et Badinerie', 'Fuga y eco' (Arr. Cesar Cano) y 'Preludio y fuga BWV 549', de J.S.Bach y 'Le Cocou', de L.C. Daquin.

Hemos elegido un repertorio basado en música escrita para órgano que, como nuestros instrumentos, está hecho de tubos, por lo que su sonoridad tiene similitud con el quinteto, y la música se puede adaptar. De hecho, la mayoría de los arreglos pertenecen a nuestro compañero Carlos Benetó”, comentó Manuel Pérez (trompa). Sobre el hecho de tocar en la Catedral, el músico afirmó que “aún estamos visualmente impactados por el hecho de actuar en esta magnífica catedral de una ciudad pequeña y muy contentos de colaborar para enaltecer el Centenario”.

Además de haber participado en los festivales más importantes de música y de realizar giras por todo el mundo, Spanish Brass ha tocado en la gala de los Premios Príncipe de Asturias en 1995, han grabado la música de la obra teatral 'La Fundación', de Buero Vallejo para el Centro Dramático Nacional y la banda sonora de la película 'Descongélate', de Félix Sabroso, para la productora El Deseo.

En 2017 han recibido el I Premio Bankia al Talento Musical en la Comunitat Valenciana. Ha publicado veintiún trabajos discográficos, entre ellos un DVD-CD y un doble CD recopilatorio, que muestra sus múltiples facetas.

Intervinieron antes del concierto el deán de la catedral, Jesús de las Heras, que describió a Cisneros como “el estadista principal de la historia de España”, destacando la relación que tuvo con Guadalajara y Sigüenza.

En este mismo sentido, se expresó el vicerrector del Campus de Guadalajara de la Universidad de Alcalá, Carmelo García, que se felicitó por haber colaborado con el resto de instituciones en la confección de la exposición. “En el Colegio Universitario de San Antonio de Portaceli, Cisneros sembró la semilla de lo que iba a ser la Universidad de Alcalá. Por eso, Sigüenza está en las señas de identidad de nuestra institución. En esta ciudad se fraguó el modelo que después se implantaría en Alcalá y se exportaría a Latinoamérica. Por tanto, teníamos que participar del V Centenario. Lo hemos hecho agradecidos por tener tan buenos compañeros de viaje, como la Diputación Provincial, el Ayuntamiento, el Obispado y el Cabildo Catedralicio, y ahora también por el éxito de la iniciativa”. 

El alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, destacó finalmente que la exposición es fruto de la colaboración institucional y su éxito. “Buena prueba de ello es su ampliación temporal”.