El Coro Amigos de Vitoria cerró el curso cultural de la iglesia de Santiago

Las 65 voces de esta formación musicaron el cierre de la programación de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago de Sigüenza, que está a la espera de recibir una subvención del 1,5% Cultural para concluir las excavaciones arqueológicas y continuar con el proyecto de reconvertir el templo en Centro de Interpretación del Románico.


El Coro Amigos de Vitoria cerró, con una emotiva actuación, la temporada cultural de conciertos que convoca la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago de Sigüenza (AAISS), con la colaboración del Ayuntamiento de Sigüenza. La actuación de los vitorianos, en El Pósito, estuvo precedida por la presentación de la presidenta de la Asociación, Elena Guijarro, que habló sobre el momento actual del proyecto de rehabilitación de este templo, futuro Centro de Interpretación del Románico, actualmente a la espera de que el Ministerio de Fomento conceda la subvención del 1,5% Cultural que la asociación ha solicitado para poder concluir la excavación arqueológica que arrancó a finales de 2016 y que descubrió restos de importancia. Después, se podrá continuar con el proyecto turístico y cultural. 

Tras haber mostrado el esbozo y el proyecto museístico del  Centro de Interpretación del Románico Provincial en el que se pretende convertir el edificio de la Iglesia de Santiago, la última excavación, obligatoria para continuar con los trabajos, descubrió restos arqueológicos anteriores al siglo XII. “Esperamos obtener los fondos necesarios para concluir la excavación y después el proyecto. Naturalmente, incorporaremos los restos hallados, una vez sean ubicados en la historia de Sigüenza”, dijo. Para lograr esta subvención, “es imprescindible contar con fondos propios. Con el fin de conseguir más dinero para el proyecto hecho todo lo posible para alargar la temporada de 2017 e intensificarla este verano”, explicó Guijarro, que agradeció al director del coro, Pedro Reguero, y a todos los componentes del grupo “su excelente disposición y su implicación con esta ilusión seguntina que es ver renacida la Iglesia de Santiago. Pese a ser un coro con poco rodaje, cantan con toda la entrega y el cariño del mundo”, alabó.

El propio director tomaba la palabra después para agradecer la invitación a  las representantes de la Asociación, Elena Guijarro, Sonsoles Arcones y Pilar Martinez Taboada, destacando “el esfuerzo” que este colectivo “lleva a cabo para la restauración de la Iglesia de Santiago”.  

El Coro Gazteizko Lagunak o Amigos de Vitoria, formado hace dos años aunando el interés de varias agrupaciones que empezaban en su ciudad de origen, Vitoria-Gasteiz. Cuenta con 65 cantantes que cantan a tres, cuatro, cinco y hasta seis voces. En Sigüenza, la agrupación eligió un repertorio mezcla de religioso y profano. El concierto comenzó con el Benedicat Bovis de G. F. Haendel, continuó con 'Ave María' (Moldón Ferreras), 'Santo' (Palazón), 'Tollite Hostias' (Saint Saens), 'Arutxo Polita' (Olaizola), 'Habanera Salada' (Luciano Lago) y 'Boga Boga' (Guridi) para terminar con 'Benedictus' (Jenkis). Al final del concierto, el director, Pedro Reguero, hizo subir a las tres representantes de la asociación, haciéndoles entrega de un detalle, tanto del coro, como de la Diputación Provincial de Alava. “Este presente define perfectamente la calidad humana de estas personas”, agradeció Guijarro que les hizo entrega de su correspondiente distinción. El Coro tuvo la gentileza de cantar de nuevo, el domingo por la mañana en la Iglesia de Santiago.  

Artículos Relacionados