Una torre de Babel muy navideña

Lleno anoche en la Concatedral de Santa María para escuchar el concierto de Navidad del Coro Novi Cantores, que además celebraba su XXVIII aniversario. • Dirigido por Nuria Matamala, contó con la colaboración de profesores y alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas que interpretaron villancicos en cinco lenguas distintas en la segunda parte del recital.  


En latín, en portugués, en castellano, inglés, francés, alemán, italiano y hasta en nahuatl -dialecto mejicano-. Una lluvia de villancicos dedicados a la Navidad se escuchó anoche en el tradicional concierto de Navidad del Coro Novi Cantores que llenó la Concatedral de Santa María y que coincidió con el 28º cumpleaños de esta formación musical, dirigida por Nuria Matamala, que la fundó en 1988. "La mejor manera de celebrar nuestros 28 años es cantar", dijo en su intervención una de las componentes de esta asociación musical, que ha visto pasar por sus filas a dos centenares de cantantes.

En la primera parte, interpretaron un programa musical a capella con piezas de polifonía religiosa del Renacimiento dedicadas a la Navidad y al Misterio. A 'Virgen benida sin par', de Pedro Escobar, le siguieron 'Serenísima una noche', de Fray Gerónimo González; 'Es nascido', de Pedro de Cristo; 'Cantate Domino', de Giuseppe Ottavio Pitoni; 'Verbum caro factum est' (Anónimo), 'Dadme albricias' (Anónimo); 'Niño dios d´amor herido', de Francisco Guerrero; 'Puer natus in Bethlehem', de Henricus Beginiker y 'Xicochi, xicochi', de Gaspar Fernandes.

En la segunda parte, el Coro Novi Cantores se unió junto a otro formado para la ocasión por profesores y alumnos de la Escuela Oficial de Idiomas, un reto que, según explicaron, empezó el pasado mes de noviembre, cuando "iniciamos un proyecto de colaboración con ellos, a través del cual quisimos acercar la música a la práctica de los diferentes idiomas que se imparten en la Escuela".

Esta parte final fue un viaje a través de Francia, Alemania, Inglaterra e Italia que se inició con 'Es ist ein Ros entsprungen', de Michael Praetorius y continuó con 'Hört, ihr hirten' (popular alemana); 'The first nowell' (popular británica); 'Happy Christmas', de John Lennon y Yoko Ono; 'Le sommeil de l´enfant Jesus', de Françoise Auguste Gevaert; 'Il est né, le divin enfant' (popular francesa); 'Canzone di natale', de Luigi Castellazzi para terminar con 'Oh, guardate' (popular italiana) y 'El Chiquirritin'. 

La directora del coro, Nuria Matamala, agradeció finalmente a todos la asistencia al concierto, a la Escuela Oficial "su paciencia" y al párroco, Agustín Bujeda, vicario general de la Diócesis que siguió el concierto desde la primera fila, su "disponibilidad". "Para nosotros el mejor regalo es una sonrisa de todos ustedes", finalizó Matamala invitando a todos a cantar el villancico 'Adeste Fideles'. El bis fue 'Noche de Paz', con las voces del público que se animó finalmente a cantar.