Los músicos de la Banda, readmitidos con matices

La Diputación modificará la Relación de Puestos de Trabajo para afrontar la situación de los músicos • Los integrantes de la Banda consideran una “sorpresa” esta decisión y afirman desconocer como será el proceso de readmisión • Pérez León acusa de “incoherencia” a Guarinos y duda de si este anuncio se traducirá en la continuidad de la Banda provincial


Aunque tras el conocimiento de las 39 primeras sentencias, la propia presidenta de la Diputación Provincial, Ana Guarinos, considerase que la readmisión de los músicos de la Banda Provincial resultaba la opción más complicada debido a que requería un gran número de trámites administrativos; finalmente será ésta la alternativa que tomará la Corporación para así poner el punto final a un conflicto que lleva arrastrándose durante todo este año.

A través de un comunicado, la Diputación ha puesto de manifiesto que procederá a la “regularización” de la situación de los músicos, una vez que los juzgados considerasen que su despido era improcedente y que podría haber supuesto más de 1,2 millones de euros en indemnizaciones a las arcas provinciales. “La Diputación ha decidido optar por la readmisión de los músicos; solución que confirma la voluntad inequívoca del actual equipo de Gobierno de mantener la Banda de Música, eso sí, de manera legal”, afirma el texto emitido por la Institución.

En el mismo, se indica que para afrontar esta regularización se deberá acometer una modificación de la Relación de Puestos de Trabajo de la casa, e implicará que los integrantes de la banda que se encuentran en situación de incompatibilidad por trabajar para la Administración Pública, deban solicitar la compatibilidad para conseguir la consiguiente autorización.

Con esta serie de medidas se dará cumplimiento a las resoluciones judiciales en las que se confirmaba la existencia de una “relación laboral” entre banda y Diputación durante todos estos años. Es más, y a juicio del actual equipo de Gobierno provincial, la sentencia reconoce la existencia de incumplimientos por ambas partes. Por un lado,  la Institución provincial nunca les ha hecho figurar dentro de la RPT de la Diputación ni les dio de alta en la Seguridad Social; mientras que por parte de los integrantes de la banda tampoco se cumplió la normativa de compatibilidades ya que, muchos de ellos no solicitaron la compatibilidad.

Reproches a músicos y a anteriores Corporaciones

Cabe apuntar que el actual equipo de Gobierno ha lamentado “la falta de acuerdo previo” al respecto de constituir la Banda Provincial como asociación, dado que a su juicio era la única solución viable para mantener esta agrupación tal y como funcionaba hasta el momento.

Opción que desecharon desde un principio los propios músicos al considerar que no aseguraría la continuidad de la misma porque les generaría una serie de gastos con los que antes no contaban y les generaría un estado de indefinición cada año, al depender de la convocatoria de subvenciones que realizara la Diputación.

En su comunicado, el equipo de Gobierno popular acusa a los miembros de la Banda de “rechazar” el diálogo y la “voluntad inequívoca de acuerdo” que, aseguran, han mostrado durante todo el conflicto. Es más, cargan las tintas contra las anteriores Corporaciones gobernadas por PSOE e IU, a quienes les acusa de mantener “en situación ilegal” a la agrupación “ignorando una relación laboral entre los miembros de la Banda y la Diputación, relación que ahora ha tenido que reconocer una resolución  judicial”. 

“Lo más importante es que la banda como institución va a continuar”

Entre los músicos la sensación era agridulce puesto que aún no saben como se resolverá la cuestión de las compatibilidades tanto de los funcionarios como de los músicos que cobraban una pensión por jubilación. No obstante, uno de sus portavoces, Julián Villaverde, afirmaba que “habían conseguido lo más importante: la continuidad de la banda como institución”, cuestión que a su juicio no les garantizaba la posible constitución como asociación. Este músico apunta que desde que apareció la sentencia sólo ya se planteaban dos opciones como era la inclusión de los músicos en la RPT o el pago de las indemnizaciones. “Tras las palabras de Guarinos, parecía que nos iba a indemnizar y que esta institución estaba predestinada a su desaparición, pero al final este giro ha sido una sorpresa grande”, indica el propio Villaverde que, ayer se inclinaba a pensar tras escuchar en algún medio a la diputada de Cultura, Marta Valdenebro, que la opción que más pesaba era la de un recurso a la sentencia del juzgado de lo Social Nº 2. 

No obstante, el equipo de Gobierno no se ha puesto en contacto ni con los músicos ni con su letrado para afrontar la legalización de su situación que, como destaca Julián Villaverde, “nos tienen que readmitir en las mismas condiciones con las que contábamos antes, dentro de la legalidad”.

Aunque el gran quebradero de cabeza ahora para los integrantes de la banda será conseguir las compatibilidades por lo que, este portavoz de la banda, solicita a la Corporación provincial “facilidades” para que este trámite resulte menos dificultoso para los músicos. “Si seguimos todos, mejor que mejor; aunque lo importante es que la banda siguiera como institución ya que ha sido nuestra vida”.

Es más, el propio Villaverde, que reconoce que los integrantes de la banda ya añoran volver a enfundarse el uniforme de la banda y tocar de nuevo para su público, confía en poder ofrecer un nuevo concierto el próximo 22 de noviembre por la festividad de Santa Cecilia.

Pérez León: “Guarinos ha hecho lo que decía que era imposible”

Por su parte, la reacción del PSOE no se ha hecho esperar. Su portavoz, María Antonia Pérez León confiaba que el comunicado emitido por el equipo de Gobierno “sea un primer paso para la continuidad de la banda”, pero sembraba dudas sobre si esta acción desembocaría en asegurar que esta institución prosiguiera con su actividad. “Habrá que esperar a que den los primeros pasos, porque viendo la trayectoria de la Presidencia...”, apunta. 

A su juicio, para llegar a esta solución “no se necesitaba tanto recorrido” ya que, según la ex presidenta de la Diputación, esta medida se podía haber adoptado a principios de este año y haber evitado este conflicto que ha concluido en los juzgados. “Se podría haber llegado antes y a acuerdos más razonables, sin ningún coste adicional para nadie”, apunta la propia Pérez León, para quien, que finalmente el PP haya accedido a modificar la RPT para incluir a los músicos, es “una incoherencia absoluta, Guarinos ha hecho lo que decía que era imposible”.

La portavoz socialista recordó a la presidenta provincial que el mismo día que apareció la sentencia, ésta dijo que la única opción para regularizar la banda era su constitución como asociación y, “ahora, dice que es posible modificar la RPT”. Es más, en la mañana de hoy martes se han producido nuevos juicios que ni siquiera han sido suspendidos, a pesar de que ya se había tomado esta medida así como para el próximo día 23 hay otras vistas señaladas, de momento.

“Esta decisión sólo se ha tomado para generar incertidumbre, ¿por qué no se planteó hace nueve o diez meses?”, espeta Perez León, a quien le produce una notable intranquilidad ver como se articula la propuesta de Diputación para regularizar la situación de los músicos. “¿Qué solución está dispuesta a dar a los jubilados? ¿Qué va a hacer con los funcionarios de la Diputación? La ley, de la que ha hecho hasta el momento una lectura cicatera, permite un margen amplio”, afirma la socialista quién, además, les recrimina que no hayan salido a “dar la cara”. Es más, acusa al equipo de Gobierno popular de “engañar” diciendo que sólo era posible su constitución como asociación, cuando finalmente se ha optado por otra solución. “Tienen una falta de capacidad de gestión que es intolerable para la provincia de Guadalajara”, reseña.

Pérez León también tuvo palabras para los reproches que se han lanzado hacia las anteriores corporaciones gobernadas por PSOE e IU desde el comunicado de la Diputación. “Es pura bazofia política para vapulear a la oposición”, señala la dirigente socialista, así como añade que “desde 2002 la banda ha tocado, ha cobrado y ha progresado; desde abril de 2012, la banda no toca, no cobra y están despedidos de forma legal”. 

Y es que la portavoz del PSOE no las tiene todas consigo con esta nueva decisión del equipo de Gobierno del PP y teme que, detrás, haya una estrategia para desarticular la actual banda para constituir una nueva. “Van a ir uno por uno con cada una de las situaciones para ofrecerles la readmisión y, al final, se va a quedar con diez músicos y puede ocurrir una situación demencial en la que tengan que ir a buscar músicos de fuera para formar la banda”, concluye.

Artículos Relacionados