La mordaza del Gigante

La empresa Producciones Malvhadas veta el acceso a Cultura EnGuada para cubrir el festival incluido en el programa de Ferias. • Este digital estaba acreditado desde el día 25 de julio, pero ayer se le negó el paso a la Fuente de la Niña sin previo aviso.


Nos gustaría que esta fuese la crónica del Festival Gigante. Pero esta es la crónica de cómo no nos han dejado contaros las actuaciones de este evento que organiza la empresa Producciones Malvhadas en un espacio municipal, las pistas de atletismo de la Fuente de la Niña, y que está incluido en el programa de Ferias y Fiestas de la ciudad.

Hacia las ocho y media de la tarde de este viernes sonaba Egon Soda en el escenario principal cuando la redactora y coordinadora de este digital llegó hasta la caseta de acreditaciones para recoger su pase con el objetivo de cubrir los principales conciertos de la noche. Pero en la lista de medios acreditados no estaba Cultura EnGuada.

De hecho, estábamos vetados.

O lo que es lo mismo: el Gigante censuraba la presencia de este digital, que había cubierto ya las dos ediciones anteriores. Ha esperado para ello al comienzo del evento y no ha ofrecido explicaciones. Las dos acreditaciones para este medio estaban confirmadas desde el 25 de julio por el director de Comunicación del Festival, Nacho Gamboa. Entre aquel escrito y este viernes no ha habido notificación de que esta circunstancia hubiese variado. Pero alguien, entre tanto, tomó la decisión de dejar fuera de la Fuente de la Niña a los periodistas de este medio y sin crónica a sus lectores.

Vagas explicaciones

Tras la negativa del personal de la caseta a dar la acreditación y un primer momento de estupefacción, nos pusimos en contacto por teléfono con los dos responsables de Producciones Malvahadas. Llamada primero a Alfonso López: sin respuesta. Llamada a continuación a Julio Mariam: sin respuesta también. Tras lo cual enviamos dos mensajes de Whatsapp, que a estas horas siguen sin contestación.

Quien dio la cara fue el director de comunicación del festival, Nacho Gamboa, según dijo enviado por López y Mariam.

-Queremos una explicación –le reclamamos: tenía que haberla.

-Yo soy un mandado. Te pido disculpas porque cuando me mandaste todo, todo estaba ok –dice en referencia a la acreditación-. A mí me han dicho que cierto tipo de medios no pueden entrar. No me digas porqué. No sé las cosas que habrá y las que no habrá. Sinceramente no me incumbe.

Y tras recibir de nuevo sus disculpas, le insistimos en conocer los verdaderos motivos de lo que no es sino un episodio de censura:

-Entonces estamos vetados…

-No, no estás vetada, pero me han dicho que Cultura EnGuada no puede pasar. Bueno, Cultura EnGuada y más medios. De toda España.

¿Con qué criterio se ha decidido vetar a un digital dedicado desde hace cuatro años a informar sobre la cultura de la ciudad y la provincia? El Festival Gigante no sabe o no contesta. Ante la insistencia, el director de comunicación alega al final que no se han enviado las informaciones publicadas hasta ahora sobre el festival cuando jamás se puso esta condición. Obviamente, es una excusa. “Me dicen [que la acreditación] no está y punto, no te voy a dar más explicaciones, tómatelo como tú quieras”.

Y continúa:

-Yo por mí te pondría una pulsera y ojalá te lo pasaras de puta madre.

-No vengo aquí a divertirme, sino a trabajar.

Ajeno a todo esto, el otro redactor previamente acreditado por este medio acude a la caseta a por su pase. La persona que le atiende busca en la lista. Obviamente entre los nombres no está este digital. Exigimos también en este caso hablar con alguien. Vuelve a ser Gamboa, por teléfono. La justificación: hay muchos medios y han tenido que dejar a algunos fuera. ¿Sobra Cultura EnGuada? ¿Con qué criterios se ha tomado la decisión? “Yo no sé las discrepancias que tenéis con la organización”. Hasta ahora, ninguna. La empresa no había manifestado queja alguna. Ante la falta de razones, Gamboa añade una más: “Porque a mí me da la gana”. Le pedimos que concrete si la razón del veto es exactamente que al director de comunicación no le da la gana o que hay discrepancias con la empresa. Alega que no hay más que hablar y cuelga. 

En las inmediaciones de las instalaciones deportivas nos encontramos con Alfonso López. Le pedimos una explicación y remite a lo dicho por el director de comunicación. Alega que tiene mucho trabajo, que no puede atender, cuando recibe una llamada, se echa el móvil a la oreja y desaparece para no volver.

Entre los medios acreditados ayer estaban periódicos como Nueva Alcarria y La Tribuna, canales como Castilla-La Mancha Televisión, radios como Cadena Ser o la emisora de instituto Radio Arrebato, así como los digitales Guadaqué y Guadalajaradiario, e incluso alguno de Alcalá, según comprobamos en el propio listado de acreditaciones.

¿Qué no le ha gustado a Producciones Malvhadas para dejar fuera de esta lista a Cultura EnGuada? ¿La cobertura de los dos anteriores festivales, que titulamos ‘Gigante, pequeño Sonorama’ y ‘Gigantes de sol y nieve’? ¿O las cuatro informaciones previas de este año: ‘Amaral y Quique González encabezan el Gigante’, ‘Los conciertos que vendrán’, ‘Sidonie sustituye a Supersubmarina en el Gigante’ o ‘El Gigante completa su puzle para este fin de semana’?

Si hay queja, la empresa no lo ha manifestado. No creemos que el inconveniente haya sido la simpática viñeta semanal de Patri Dubre, que nadie con prejuicios hacia el evento habría publicado.

Tampoco ha dicho esta empresa, que presume de que el Gigante es un evento de toda la ciudad, si el veto a este medio de comunicación responde a la cobertura que Cultura EnGuada ha realizado de una de las polémicas del verano, que saltó cuando la Cadena Ser reveló que una empresa gallega pedía la anulación por “amaños” del proceso de adjudicación de los conciertos de Ferias, de la que ha resultado beneficiaria precisamente Producciones Malvhadas. El asunto fue tratado incluso en una comisión de transparencia en la que, según contaron algunos asistentes, el Festival Gigante saltó a escena a propósito del montaje del escenario en la Fuente de la Niña, un asunto controvertido.

En toda esta polémica estival, los redactores nos hemos limitado a hacer preguntas y a ofrecer las respuestas que estaban en cada momento a nuestro alcance, sin dar ni quitar la razón: publicamos por supuesto en nuestra sección de opinión la carta abierta que López de Malvhadas envió, llamamos a esta empresa para conocer su versión y hablamos en varias ocasiones con los cuatro grupos municipales, que tienen visiones muy contrapuestas de estos hechos, incluyendo en nuestra cobertura una extensa entrevista sobre el tema con el concejal de Cultura y Festejos, Armengol Engonga, que defiende que el proceso ha sido legal y transparente.

Producciones Malvhadas, a quien Cultura EnGuada siempre ha tenido todos sus canales de comunicación disponibles, en ningún momento ha mostrado malestar por ninguna de estas cuestiones. Y si lo hubiera habido, la pregunta seguiría siendo oportuna: ¿es de rigor vetar a un medio porque no le gusten sus informaciones o porque en algunas de ellas -no en todas- se revelen opiniones o datos contrarios a sus intereses empresariales?

Un “evento privado”

Una de las razones que el director de comunicación del Gigante llegó a alegar este viernes para justificar el veto es que el Gigante es “un evento privado”. Hay que recordar que el Ayuntamiento de Guadalajara cede a esta empresa instalaciones municipales como las propias Pistas de Atletismo para los conciertos, el merendero de San Roque para la zona de acampada y el pase para los campistas a la piscina pública. Los artistas tienen a su disposición la piscina cubierta (Sonia Reyes) para baño y vestuarios. El festival aparece además en el programa de Ferias y Fiestas de la ciudad, una difusión gratuita para este "evento privado" que se lleva a cabo también a través de otros canales, entre ellos, las redes sociales de la administración local.

Tres horas después, pasadas las once de la noche, los redactores de Cultura EnGuada abandonábamos las inmediaciones de la Fuente de la Niña. Sin acreditación; sin crónica; con mordaza.

Lo hacíamos también después de contactar con el concejal de Cultura, de Festejos y responsable de Medios del Ayuntamiento de Guadalajara, Armengol Engonga, para solicitar su opinión sobre este veto. De momento ha declinado opinar hasta contactar con la empresa para conocer lo ocurrido.

Este sábado el Gigante celebra su segunda jornada de conciertos. En este digital hubiéramos preferido ofrecer, como siempre, nuestra crónica de las actuaciones. También solicitamos el lunes la gestión de una entrevista con Amaral, que encabeza el cartel del festival. Desde el departamento de producción de Malvhadas nos han confirmado que se recibió la solicitud y que se reenvió a la dirección. Ahí se paró la gestión. Insistimos el jueves. No obtuvimos respuesta.

En vez de entrevistas a músicos y crónicas de actuaciones, nos hemos visto obligados a tener que escribir este otro artículo para que nuestros lectores sepan que nuestro silencio responde a la censura impuesta por Producciones Malvhadas.

Así que pídanles a ellos las explicaciones.


 

A las 13:00 horas del 03/09/2016, Producciones Malvhadas ha confirmado que rectifica y que sí habrá acreditaciones para Cultura EnGuada en la segunda jornada del Festival. 

 

Artículos Relacionados