"Amy demostró que no había que ser negra para ser buena cantante de soul"

Luis Lapuente, médico y crítico musical, copresentador del programa 'Sonideros' en Radio 3, presenta este viernes su nuevo libro 'El muelle de la bahía. Una historia del soul' en el Quiosco San Roque, invitado por la Asociación Panorámico Musical. • También habrá sesión musical y se emitirá en directo el programa de Radio Arrebato 'Después de la fiebre del oro'. 


El mayor experto de música negra que hay en España lanza nuevo libro. Luis Lapuente, Doctor Soul, presenta esta noche (21 horas) 'El muelle de la bahía. Una historia del soul' en el Quiosco de San Roque, invitado por la Asociación Panorámico Musical de Guadalajara. El volumen, que ya va por su tercera edición, aborda esta revolución musical que surgió tras la Segunda Guerra Mundial y que ha tenido claros exponentes como Aretha Franklin, Marvin Gaye, Ray Charles, Sam Cooke, Solomon Burke, Janis Joplin o Glady Knight & The Pips, por citar algunos. 

Pero no se trata de una enciclopedia. El libro contiene casi 500 imágenes, una discografía a modo de recomendación y selección y apuntes personales que se destilan en 336 páginas.

Dicen que es el hombre que más sabe de soul ¿se siente así? 

Hombre, sería una pedantería (risas) no lo creo, es una música que me gusta mucho pero decir eso...eso es como decir que el mejor futbolista de España es no sé quién, pues... quién sabe.

¿Cuándo comenzó ese flechazo con el género?¿qué grupo le rompió los esquemas?

Otis Redding, por eso el libro se titula 'El muelle de la bahía' [Redding es intérprete de la conocida canción (Sittin' On) The Dock Of The Bay]. Fue el primer artista que ví en una película que se llamba Monterey Pop, un documental del Festival de Monterrey. Lo ví cuando tenía 16 años. Era un festival donde estaba Jimmy Hendrix, los Who... no sé si Janis Joplin también, y de repente apareció un artista que me pareció completamente diferente a los demás, que era Otis Redding y él me metió el veneno en el soul. 

Este libro es mucho más que un enciclopedia...

Sí, porque ya escribí una guía, en plan diccionario en 1992 y ése sí tenía un diccionario de la A a la Z con una pequeña introducción de cada grupo y la selección discográfica, pero ahora prácticamente con internet lo tiene todo el mundo al alcance de la mano. Este libro tiene parte de eso porque he incluido una selección de 400 discos ordenados por géneros, estilos, y situándolos en su contexto. El libro ayuda a hacerse una panorámica, sobre todo, a quien no sabe mucho o no sabe nada de lo que es el soul y es una guía de referencia para entender qué significa, cómo se formó, cuál fue su momento de esplendor o cómo ha evolucionado con el tiempo. Y si quiere hacerse una idea musical de aquello que estoy contando hay unas recomendaciones discográficas. Y para aquel que sepa, puede descubrir algunas cosas nuevas porque he tratado de unir el contexto general y profundizar en algunos temas con referentes personales, discos raros...

Para hacer esa selección discográfica ¿se ha guiado por sus gustos, por la relevancia del artista...?

Bueno, sitúo el soul desde el punto de vista geográfico, donde explico cómo fue la evolución del género, incluso en España. Y en las recomendaciones, en algunos casos son discos fundamentales, porque son antologías, como Aretha Franklin o Stevie Wonder, por ejemplo. Al final, hay un capítulo que he titulado 35 discos seleccionados, que por una razón u otra me gustan especialmente.

¿Qué discos no deberían faltar en una buena discoteca soul?

Es obligatorio tener una antología de Sam Cooke, una buena antología del sello Motown, aunque es complicado; otra de la compañía Stax Records, quizás otra de Curtis Manfield y un disco que para mí es fundamental que es 'Imagination' de Gladys Knight & The Pips.

A su juicio, actualmente quién es un buen representante del soul, del soul clásico?

Hubo una buena heredera de los últimos años que fue Amy Winehouse. Demostró que no hace falta ser negro ni norteamericano para ser una buena cantante de soul, porque era blanca y británica. Es la que más se parecía al espíritu de la música soul y luego, ahora hay unos cuantos. Me gusta mucho un cantante que viene del gospel y toca una guitarra como de acero, que se llama Robert Randolph.

Ahora que ya no está Amy Winehouse... no sé si podemos decir eso de que el soul ha muerto.

El soul clásico terminó a mediados de los años 70. La segunda etapa de oro fueron los discos conceptuales, cuando Marvin Gaye publicó 'What´s going on?', que eran discos mucho más comprometidos, y el soul se ha mantenido siempre; en realidad, nunca ha muerto como género. Está vivo en la memoria, en las películas, en los anuncios de televisión, en la radio siempre hay canciones de soul pero también porque hay cantantes nuevos que una y otra vez rehacen aquellas canciones. Quizás el soul es el único género de los años 60 que permanecen vivos porque el rock ha evolucionado mucho, la música country ya no es lo que era pero el soul sigue siendo un género que no ha dejado de agotarse.