Guarinos: “Es muy complicado readmitir a los músicos”

El fallo del juez a favor de los músicos de la banda condena a la Diputación o a la readmisión o al pago de una indemnización superior a los 1,2 millones de euros • Los músicos están abiertos al diálogo sobre el futuro de la agrupación musical.


Como ya se había anunciado, en plenas Ferias se ha conocido el fallo del juzgado sobre el conflicto abierto entre la Banda Provincial de Música y la Diputación en el que los músicos denunciaron que habían sido despedidos de forma improcedente,  al cesar su actividad con un decreto de Presidencia el pasado 3 de abril, tras su plante reivindicativo del Domingo de Ramos.

Y la sentencia es favorable a los músicos en los 39 juicios que tuvieron lugar la pasada semana en el Juzgado de lo Social Nº 2 de Guadalajara. Según explica su abogado, Juan Armando Monge, - en la madrugada de hoy martes ha dado a conocer los detalles del fallo a través de la red social Facebook-, en la sentencia, la juez reconoce la “improcedencia” de los despidos así como condena a la Diputación a optar, en el plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia, entre readmitir a los músicos despedidos, abonando los salarios dejados de percibir desde su cese de actividad; o a indemnizarles con cantidades que en conjunto superan los 1,2 millones de euros.

Las sentencias que, según explica el letrado, le han sido notificadas a lo largo del día de ayer martes, reconocen que la relación entre los músicos y la Institución Provincial era de “carácter laboral” por cumplir con “todas las notas que definen una relación de este tipo: prestación de servicios, retribución, dependencia y ajenidad”. Considera que la suspensión decretada por la presidenta provincial, Ana Guarinos, “hasta que quede regularizada jurídicamente su situación”, no es temporal ya que la propia situación de la banda, la falta de certeza de la reanudación de la actividad junto con otras circunstancias como la restricción presupuestaria y de oferta de Empleo Público, “harían imposible el carácter temporal o coyuntural implícito en toda suspensión”, reseña el propio Monge.

Para la juez, la única posibilidad de regularización jurídica de la Banda pasaría por realizar una renovación del contrato cambiando la relación vigente entre músicos y Diputación, sustituyendo tanto la persona que presta el servicio como la forma en que los presta. “No dejaría de ser una extinción de la relación anterior”, resalta el letrado. La juez, además, reseña que el decreto del día 2 es un despido tácito efectuado “con incumplimiento de todas las formalidades contempladas en los arts. 51,53 y 55 del Estatuto de los trabajadores”, por lo que determina la improcedencia del despido.

Este hecho supone que la Administración, en el plazo de cinco días desde la notificación de la sentencia, debe optar entre readmitir a los integrantes de la banda –abonando los salarios de trámite-; o indemnizarles con 45 días por año hasta el 12 de febrero de 2012; y con 33 días a partir de entonces, en virtud de lo establecido en el Real Decreto-Ley 3/2012.

Según detalla el propio Monge, se resalta que teniendo en cuenta la antigüedad de los músicos que, en varios casos, es de 12 de octubre de 1959, las indemnizaciones de muchos de ellos es la máxima legal reconocida que asciende a 42 mensualidades. No obstante, esta sentencia aún no es firme ya que es recurrible ante el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

El cese de actividad de la banda, “una decisión torpe e ilegal”

El letrado confirma así que el fallo da la razón a los músicos que, según habla en su  nombre, “siempre consideraron que las alternativas ofrecidas por la Diputación no respetaban los derechos que tenían fruto de su relación con este organismo”. Es más, tachan de “torpe” la decisión de la presidenta de la Institución Provincial sobre el cese de su actividad; así como la tildan de “ilegal” al ser, según la sentencia, contraria a lo establecido en el ordenamiento jurídico. “Fruto de esa decisión ilegal, la Institución Provincial va a verse perjudicada”, destaca el letrado de los músicos en su nombre.

No obstante, los integrantes de la banda confían en que la Diputación ponga “cordura” en las decisiones que deba tomar a continuación, ofreciéndose a volver a dialogar con esta Administración sobre el futuro de la Banda Provincial.

En su comunicado, por último, los músicos agradecen a los ciudadanos de esta provincia y a los medios de comunicación, el cariño y apoyo que “siempre les han dispensado”.

Una "complicada" readmisión

Tras saltar la noticia de la existencia del fallo del juez, no han tardado en aparecer las reacciones a la misma, siendo la más importante la actitud a tomar por parte de la presidenta provincial, Ana Guarinos, al respecto. Señala que su equipo de Gobierno recibió ayer la notificación de las 39 resoluciones judiciales así como que aún no tiene tomada la decisión y que en estos cinco días que cuentan de plazo, sopesará todas las opciones aunque la de la readmisión cobraba menos fuerza. “No podemos readmitirles porque son personas que no tienen un puesto de trabajo en la Diputación”, indica la propia dirigente popular que, además, señala que tomar esta decisión "es muy complicado" dada la ausencia de sus puestos en la Relación de Puestos de Trabajo de la Institución. Para llevarlo a cabo, afirma que sería necesario incorporar sus plazas a la RPT con un contrato, así como que los miembros de la banda solicitaran las posibles compatibilidades. No obstante, Guarinos se mantiene firme en la convicción de que la posición de la banda actualmente es ilegal, cuestión que mientras ella esté en la presidencia, indica que “no va a pasar, a pesar de que nos cueste una indemnización”. 

La presidenta de la Diputación, de todos modos, no quiso adelantar decisiones futuras sobre que fórmula adoptarán para hacer frente a esta sentencia que a su juicio viene a corroborar la “irregular” situación en la que se encontraba la banda, especialmente desde el año 2002. Fecha que quiso remarcar Guarinos y que califica como un “punto de inflexión” dado que es cuando aparecen los primeros informes de los servicios jurídicos instando a la Institución a incorporar una relación contractual a los miembros de la banda; o bien regularizar su situación mediante su constitución como asociación.

Este último punto es el que desde el principio ha defendido tanto la presidenta de la Diputación como su diputada de Cultura, Marta Valdenebro, para asegurar la continuidad de la Banda provincial de música, pero que los músicos rechazaron alegando que con este cambio de método no se conseguiría el mantenimiento de su actividad a lo largo de los años. Sin embargo, Guarinos afirma que de la interpretación de la resolución judicial, es el propio juez, el que considera que es esta fórmula la más conveniente para la regularización de la banda. “Se reconoce sin ningún género de dudas que la única posibilidad de regularización jurídica de la situación de los miembros de la Banda de Música habría pasado por la constitución de una asociación constituida por los músicos”, reseña.

La máxima responsable del Ejecutivo provincial, además, acusa a las anteriores corporaciones de haber mantenido una relación ilegal con la banda, e incluso señaló a la coalición PSOE-IU, de “haber defraudado al no pagar las cuotas de la Seguridad Social de estos años y, que ahora, debemos abonar nosotros”. A su vez, destaca que en esta sentencia también se señala a los miembros de la banda que tampoco pidieron su compatibilidad siendo funcionarios o pensionistas; por lo que “deben depurarse las responsabilidades administrativas y/o de cotización que procedan”.

A modo de conclusión, Guarinos expresó su lamento por esta situación generada de la que, indico ser responsable “por tratar de hacer bien las cosas y no permitir situaciones irregulares”.

“Varapalo judicial”

Por su parte, la portavoz socialista en la oposición, María Antonia Pérez León, tacha esta sentencia de “varapalo judicial” para la Corporación provincial ya que el pago de las indemnizaciones puede suponer un enorme gasto de dinero público en indemnizaciones. “La suma total de estas sería equivalente al coste de funcionamiento de la Banda durante cuatro años”, afirma la propia Pérez León.  

A pesar de que la presidenta provincial quiso que la responsabilidad del fin de este proyecto musical recayese en las anteriores corporaciones gobernadas por PSOE  e IU; la dirigente socialista quiso dejar claro que “el despido de los músicos y la liquidación de la Banda únicamente es responsabilidad de Guarinos”. Es más, asegura que “antes, todos los gobiernos de la Diputación –del PSOE, del PP, de la UCD y así hasta 52 años atrás–, todos, han sabido y han querido buscar la fórmula para dar continuidad al proyecto”.

La portavoz socialista ha considerado que sería un despropósito recurrir la sentencia, y pedido que la Banda continúe porque también es esa la intención de los músicos, que han dado muestras sobradas de ello. 

Artículos relacionados: