Un pub de Azuqueca recoge firmas contra la SGAE

El propietario del Back in black, Raúl Chic, denuncia que la Sociedad General de Autores le ha "demandado por ofrecer jam sessions y conciertos de grupos noveles". • "Hay grupos cuyas canciones originales no están sujetas a la SGAE", se defiende. • La petición en change.org lleva más de medio millar de firmas.  


"Que se respete el derecho a disfrutar de la música en el pub Back In Black". Es el escueto pero contundente mensaje a la Sociedad General de Autores con el que Raúl Chic, propietario desde hace cinco años de este bar azudense, recoge firmas en change.org para denunciar que "la SGAE pretende cobrar un canon a mi establecimiento" por ofrecer jam sessions los jueves y conciertos de grupos noveles los viernes. Por ofrecer, entiende Raúl, "música y conciertos totalmente gratuitos al público, de grupos cuyas canciones originales no están sujetas a este organismo" y donde se toca "música no escrita ni ensayada". Actualmente, la petición lleva más de medio millar de firmas en esta conocida plataforma de iniciativas populares.

Raúl explica que los viernes, la sala acoge actuaciones de "grupos noveles o principiantes", a los que "ofrezco un lugar para tocar". Y que a las jam sessions que organiza los jueves en el bar invita a "maestros músicos profesionales" y que se toca música "no escrita ni ensayada, creando un momento único donde chavales, estudiantes de música, músicos o cualquier persona que toque un instrumento o cante, pueda compartir escenario con los maestros". En su defensa, alega también que por todas estas actuaciones "no cobro entrada" ni "aumento el precio en las consumiciones", pero "la SGAE me quiere arruinar la vida por defender la música y la música en directo". 

Por el escenario del Back in black han pasado bandas principiantes y han participado en las jam sessions nombres conocidos de la escena nacional como el bajista José Gereñu 'Gere'(Alejandro Sanz, Luz Casal o Ruper Ordorika), la guitarrista y cantante de blues Susan Santos, el guitarrista Paco Rivas (que ha producido a artistas de la talla de Jorge Pardo), el batería Enzo Filippone (Melendi), el saxofonista Esdras Boyajian (La Orquesta Mondragón), además de grupos de Azuqueca.  

La SGAE especifica en su página web que si se utiliza "obra protegida" en el local, se necesita "obtener el permiso de los propietarios de derechos de autor correspondientes". Admiten que es "imposible conseguir uno por uno el permiso de todos los autores" pero para ello animan a utilizar "cualquier obra musical o audiovisual protegida, ya sea nacional o extranjera, con nuestra licencia SGAE, podrás disfrutar del repertorio universal que administramos". 

Según las tarifas que publica, el impuesto por la utilización del repertorio musical a través de cualquier medio, incluida las actuaciones en vivo, va desde los 91,39 euros mensuales por un local de 60 metros cuadrados a los 103,24 euros, para locales hasta 100 metros cuadrados. Después, añade un suplemento de 25,80 euros por cada 50 metros cuadrados más.

 

Artículos Relacionados