Llega el IV Segontia Folk al son de dulzainas

Sigüenza celebra San Vicente entre el 16 y el 24 de enero con su festival de música tradicional y la XXIX edición del certamen de dulzaina y tambor. • Habrá, además, varios conciertos, una exposición de rabeles y un espectáculo de circo-teatro en varios escenarios de la ciudad.


La IV edición de Segontia Folk llega entre el 16 y el 24 de enero en Sigüenza con una atractiva propuesta que mezcla música tradicional pero amplía su mirada cultural hasta el arte y la escena. Todo desde una perspectiva de respeto y ensalzamiento a lo tradicional. Este año, la festividad incluye la XXIX edición del Certamen de Dulzaina y Tamboril 'José María Canfrán' el viernes 22. Incluirá además, el concierto del grupo de música tradicional La Musgaña (Madrid), el espectáculo de teatro-circo de la compañía Tiritirantes, un baile vermouth con La Orquestina de la Abuela Pina y finalmente el domingo a las 18 horas, en El Pósito, concierto de Landeral.

Pero además, se ha programado la Quema de la tradicional hoguera de San Vicente para el 21 de enero a las 19 horas; sendas verbenas populares, el jueves 21 y el viernes 22 a las 00.30 horas; el tradicional Bibitoque en la plaza Mayor, el sábado 23 a las 17.30 horas con juegos japoneses, cabezudos y caramelos. A las 23.30 horas, un concierto en el pub Oboe a cargo del grupo Los Animales y a las 00.30 horas, otro en el bar Las Travesañas.

El domingo 24 a las 13 horas, se inaugura una exposición de rabeles del artesano Julio Arribas en El Torreón. Desde 1991, se interesó por el rabel, y lleva construidos una amplia colección de distintos materiales y formas junto con otros instrumentos de madera, como castañuelas, palillos castellanos, carracas, mirlitones, cascabeleras, entre otros utensilios para hacer música o para acompañar a esta. El rabel, que es la debilidad de Julio Arribas, es un instrumento músico pastoril, pequeño, de hechura como la del laúd y compuesto de una, dos o tres cuerdas solas, que se tañen con un arco y tienen un sonido muy alto y agudo.

Ensalzando la dulzaina

El Certamen de dulzaina y tambor 'José Mª Canfrán es uno de los certámenes más veteranos de Castilla, que roza ya las 30 ediciones. Este año, participarán además de los dulzaineros de Sigüenza, los Dulzaineros de la Cofradía (Segovia), Pasatres (Zaragoza) y Tierra de Pinares 415 (Valladolid).

Como cada año, abren el cartel Los Dulzaineros de Sigüenza, herederos de Canfrán. En la actualidad, el grupo lo integran Carlos Blasco, Juanjo Molina, David Serrano, Agustín Canfrán y José Antonio Arranz, que este martes en la presentación del Segontia Folk remarcaba que la muestra -el certamen nunca tuvo fin competitivo- pretende ser "variada y se abra a nuevas formaciones, que haya una dinámica que permita conocer los instrumentos ancestrales". Los seguntinos interpretarán unas Danzas de Molina y terminaran con un Pasacalles de Noviales (Soria).

Continuarán los Dulzaineros de la Cofradía, de Segovia, también habituales del certamen. Sus músicos pertenecen a tres formaciones diferentes, que se entremezclan para hacer música juntos en las fiestas populares. Pasatrés, por su parte, surge hace una década de la unión de dos músicos con una amplia trayectoria en la música tradicional aragonesa: Jonás Gimeno y Diego Escolano tomando como referencia sonora la formación de los gaiteros, nombre que en Aragón reciben tradicionalmente los músicos populares. Sobre el escenario el dúo presenta músicas tradicionales de Aragón interpretadas con instrumentos como la dulzaina, la gaita de boto, el chiflo y el salterio y las distintas percusiones.

Cerrará la muestra el grupo Tierra de Pinares 415, desde Valladolid, con trece miembros en su formación. Se trata de una agrupación creada a partir de la Escuela de Música Tradicional 'Tierra de Pinares' hace una década. En Siguenza, ofrecerán un repertorio basado en informantes de renombre como El Tío Tocino o Mariano Contreras. Pero, al igual que en el disco, irán un poco más allá, jugando con instrumentos como la guitarra y bajo eléctricos, y con armonías vertiginosas y arreglos.

El Certamen anual de San Vicente nació en 1988 de la mano de José María Canfrán Lucea, fundador de los Dulzaineros de Sigüenza, recuperador e impulsor de la dulzaina en la provincia de Guadalajara. Tanto el grupo como el certamen, desde su fundación, siempre tuvieron la inquietud de investigar y difundir estos instrumentos yrecuperar y dignificar la labor de los gaiteros. Inicialmente, los Dulzaineros de Sigüenza fueron José María Canfrán (Dulzaina) y Carlos Blasco (Redoblante), dúo al que se fueron incorporando Juanjo Molina, Agustín Canfrán y José Antonio Arranz. Tras el fallecimiento de su fundador el grupo siguió con su labor musical y divulgativa e incorporó a David Serrano. Viernes 22 de enero. 19.30 horas. El Pósito.

Conciertos folk

El responsable del Segontia Folk, Raúl Sales ha explicado que el festival surgió de la Asociación de Empresarios de Sigüenza, que creyó que podría "dar valor a la festividad de San Vicente" y ha subrayado la presencia de La Musgaña, la formación con más trayectoria de todas cuantas llegarán al festival y que "repite en San Vicente por segunda vez".

La Musgaña fue fundado en 1986 por Enrique Almendros, José Mª Climent, Rafael Martín, Jaime Muñoz y Carlos Beceiro, con la intención de formar un grupo folk centrado en la música tradicional de la meseta. Su primer álbum fue 'El Diablo Conjuelo', que ganó 1º Premio Folk Actual de la Muestra Nacional de Folk para Jóvenes Intérpretes de 1988, celebrada en Santiago de Compostela.

Después, llegaron 'El Paso de la Estantigua', 'Lubicán' -tras el que Climent y Martín, abandonan el grupo, siendo reemplazados más tarde por Cuco Pérez y Luis Delgado-, 'Las Seis Tentaciones' -donde la formación se reduce a cuatro miembros: Almendros, Beceiro, Muñoz y Delgado-, 'En Concierto' y 'Temas profanos' -tras seis años de silencio-. En 2004, tras el abandono de los escenarios de Enrique Almendros por motivos de salud, entra en el grupo el violinista Diego Galaz y el acordeonista Jorge Arribas. Sus últimos trabajos desde entonces son el recopilatorio '20', 'Idas y venidas' y 'Si supiera que cantando', en 2015. Sábado 23, a las 20.30 horas en el Pósito.

Raúl Sales ha querido también remarcar la importancia que le dan a la música en directo para los más pequeños: "Queremos que al festival vengan familias con niños", ha confesado. Eso explica la presencia en el Segontia Folk de Titiritantes, una formación que mezcla circo, teatro y música y que presentará su último proyecto, 'Birly Birloque', su primer espectáculo creado para sala. Tititirantes se creó en 2004 con Jacinto Cienfuegos y Oscar Ortiz, formados en diferentes escuelas de circo. En 2007 se incorpora a la compañía Marta Luna.

'Birly Birloque' está protagonizado por dos personajes algo sinvergüenzas, que congeniarán enseguida con el público y tratarán de impresionarlo con números arriesgados, coreografías, acrobacias, malabares y amor también. Domingo 24 a las 12.30 horas en El Pósito.

Desde Cantabria llega Landeral, una formación fundada en 2008 y compuesta por destacados intérpretes de la música folk y tradicional de Cantabria, procedentes de los grupos Atlántica, Luétiga, Naheba y SaltabardaleS. El nombre de LanderaL viene de un pequeño pueblo de Guriezo (municipio del oriente de Cantabria), y fue escogido por su sonoridad. Raúl Sales, responsable del festival, ha destacado que "Cantabria es mucho más que música celta" y Landeral es un ejemplo de formación de música popular cántabrra.

Su repertorio se nutre de temas autóctonos recogidos en cancioneros y por transmisión oral. También componen temas propios que respetan el estilo tradicional. El repertorio de este grupo está compuesto de reconocibles ritmos tradicionales como las jotas a lo pesau o a lo ligeru, tonadas, pasodobles y valses. También otros ritmos menos conocidos pero que forman parte del legado popular cántabro como los pasacalles, las mazurcas, las rumbas o las polca. Los instrumentos que usa esta banda son tradicionales de Cantabria: la gaita, el clarinete, el acordeón y las flautas de diverso tipo, acompañados por percusiones autóctonas como panderetas, panderos y caja redoblante.

Cuentan con un primer álbum titulado 'Pólvora fina, donde plasman la variedad de su repertorio. El segundo llegó el pasado diciembre. Titulado 'Asubiu', cuenta con varias colaboraciones como la Ronda Pico Cordel, El Mimbral, Pancho Sánchez, Ambás y Aurelio Vélez, entre otros. Domingo 24 a las 18 horas en El Pósito.

Finalmente, Sales se ha referido a la actuación de La Orquestina de la Abuela Pina, que amenizarán el baile-vermú, una iniciativa que "se puso en marcha el año pasado" y que ha tenido éxito. "Queremos recuperar el sonido de las orquestas de los años 20" y con esta orquesta se conseguirá. Está formada por buena parte de los profesores de la escuela de folklore de Cuéllar (Segovia) en lo que pretende ser un homenaje a Agripina Benito 'Pina', abuela de los hermanos Ramos, Alfredo, Luis y Ricardo, trio que abandera esta formación, con Luis Miguel Pérez al saxo y Daniel Fradejas a la percusión. Regarán el baile-vermouth con la música de siempre teñida con nuevas sonoridades.

Con formación típica de orquestina de principios del siglo pasado -clarinete, saxofón, tuba y batería, además de dulzaina- rescatan las viejas partituras de las bandas de música que amenizaban las verbenas de nuestras plazas -boleros, mazurcas, valses corridos, habaneras, pasodobles y composiciones del compositor cuellarano Cecilio de Benito-, con ritmos conocidos, que forman parte de nuestra cultura musical. Domingo 24 a las 13.30 horas en El Torreón.

El concejal de Turismo del Ayuntamiento seguntino, Oscar Hernando, confía en que el festival Segontia Folk como las diferentes actividades de San Vicente, que se aúnan bajo el slogan 'Siente la llama. Ven a San Vicente' tenga una buena respuesta de público, "por la calidad del cartel y por las temperaturas, que parece que hemos comprado", ha dicho con simpatía. "Esperemos que los conciertos se llenen".

Artículos Relacionados