Los clásicos abren la Navidad en Sigüenza

El joven pianista Marín Rayo ofreció en el auditorio de El Pósito un programa con piezas de Bach, Beethoven, Ravel, Chopin y Albéniz, además de una composición de Miguel Bustamante, en el concierto inaugural de la Navidad seguntina.


El pianista Carlos Marín Rayo, ganador del premio del público en el Concurso de Jóvenes Pianistas, celebrado en Sigüenza en 2014, regresó al auditorio de El Pósito para interpretar este lunes el Concierto de Navidad, el último del año convocado por la Asociación Bell´Arte Europa.

El programa que interpretó el joven pianista, de sólo 21 años, abarcó múltiples estilos y movimientos musicales, desde el Barroco hasta la actualidad. Marín Rayo empezó con Bach (Preludio y Fuga nº 1 en Do Mayor), para seguir con Beethoven (Sonata Op. 7) y Albéniz (Rondeña de la Suite Iberia) en la primera parte del concierto.

Inició la segunda interpretando la pieza 'Diabolus in Musica' (1997), obra del compositor Miguel Bustamante, quien estaba presente en la sala, para terminar con piezas de Maurice Ravel (Scarbo, de Gaspard de la Nuit) y Fréderic Chopin (Andante Spianato y Gran Polonesa brillante Op. 22). “Marín Rayo presenta un repertorio de muchos matices, que exige una gran destreza y virtuosismo para su interpretación”, explicó en la presentación Bernadetta Raatz, presidenta de Bell´Arte Europa.

Al igual que Marín Rayo, también Bustamante se llevó la ovación del público. El compositor definió al joven pianista "como un músico con un futuro prometedor”. Hace tiempo que el joven Marín Rayo incorporó a su repertorio la obra 'Diabolus in Musica', de Bustamante, que “es una obra de bravura, de lucimiento virtuoso”, porque su interpretación requiere “mucho esfuerzo muscular y de memoria”, según su autor. "A pesar de que parece que sólo el rock y el pop son nuestra música contemporánea, “también ahora hay cientos y cientos de compositores de clásica y, como en todas las épocas, algunos excepcionales”, añadió.

El joven intérprete, que admitió querer dedicarse profesionalmente a la música, se llevó una gran ovación del público al terminar el concierto. Además de sus ídolos clásicos, también adora la ópera y el rock. Marín es alumno de Brenno Ambrosini, otro de los integrantes de Bell´Arte Europa: “tanto él como Bernadetta son músicos increíbles que están llevando a cabo una gran labor de divulgación de la música clásica en Sigüenza y dando oportunidades a los jóvenes”, señaló, alabando también que en Sigüenza hayan elegido un concierto de clásica para inaugurar la Navidad.

X Festival 'Musigüenza'

Como cada año, el festival 'Musigüenza' le ha puesto la banda sonora al otoño de la ciudad del Doncel con tres conciertos. El primero corrió a cargo de François Pettite y Carole Carniel, al clarinete y piano; el segundo, en El Parador de Sigüenza fue a cargo de José Enrique Bouché, violonchelista castellonense, que homenajeó a Johann Sebastian Bach.

El tercer y último concierto (28 de noviembre) fue interpretado por dos jóvenes polacos: un chelista y pianista, Maciej Kulakowski y Mikolaj Sikala respectivamente, interpretaron un repertorio variado con obras escritas inicialmente para violín, como la 'Sonata de Ravel, en Sol mayor'. “Si con un violín son difíciles de interpretar, para violonchelo son imposibles, diabólicas”, valoró Bernadetta Raatz, directora del festival. Ambos lo hicieron con gran virtuosismo, poniendo al público en pie.

Artículos Relacionados