Jean Toussaint, el jazzman educado

El ciclo de jazz se despidió este jueves con la actuación del saxofonista Jean Toussaint, que repasó temas de su antigua banda, The Jazz Messengers, y estándars del género, de Billie Holiday o Milton Nascemento, entre otros intérpretes. • El Moderno ha colegado el cartel de 'no hay entradas' en las cuatro actuaciones del ciclo.


Todo vendido, de nuevo, para despedir el ciclo de 'Jazz en el Moderno'. Como guinda, el saxofonista Jean Toussaint, excomponente de la conocida banda The Jazz Messengers. El público estaba deseoso de escuchar los viejos temas de la formación que lideró el batería Art Blakey y se notó cuando Toussaint presentó sus canciones.

Los espectadores asistieron a un concierto de jazz mainstream, cercano al hard bop, con destellos de swing, aunque Toussaint apostó más por medios tiempos y bonitas baladas. Ciertamente Toussaint estuvo educado, con una sonrisa amable mientras colocaba sus partituras entre canción y canción, pendiente del reloj a veces, dando paso a los intérpretes cuando llegaba un solo o pidiendo un aplauso tras una interpretación protagonista del piano, contrabajo o batería.

Se rodeó de grandes músicos, curtidos en la escena jazz, como el japonés Masa Kamaguchi, al contrabajo; Stephen Keogh, a la batería y el pianista catalán Albert Bover, que sustituyó a Albert Sanz (colaborador de Perico Sambeat y Javier Colina, entre otros). Toussaint fue uno más en esta fiesta, que rondó las dos horas, dejando en muchos momentos el protagonismo a sus acompañantes.

Firmó una actuación brillante, sosegada, que arrancó con 'Politely', de los Messengers y donde recordó a grandes nombres del jazz como Billie Holiday; al cantante, compositor y guitarrista brasileño Milton Nascemento ('Vera Cruz') y a Horace Silver, el pianista emblema del hard bop y fundador de los Messengers, de quienes no olvidó 'Moanin' o 'Sleeping dancer Sleep On'. También intercaló en su repertorio canciones de álbumes que grabó con el mítico sello de jazz Blue Note. Se fueron pasadas las diez y media de la noche, aunque como ha sucedido en todas las actuaciones del ciclo, lo hicieron con un bis: un fantástico 'Blues March', donde -ya sí- Toussaint hasta bailó un poco. Oh yeah!