Noche tortuga

  • Imprimir

Maldita Nerea reunió a sus fans más fieles en el concierto del sábado de Ferias, que dejó algunos momentos para el recuerdo de los asistentes. • Abrió Funambulista con su propuesta pop, presentando su álbum 'Quédate', con un sencillo y buen directo.


No fue una invasión de tortugas pero Maldita Nerea reunió a sus fans más fieles, esos que se saben todas las canciones y son capaces hasta de cantar a capella, mecer los brazos, piropear, pedir otra y otra y otra y hasta bajar a tierra -móvil en mano- porque se lo pide el rey de las tortugas -Jorge Ruiz, vocalista de la banda murciana-. Unas 2.000 personas acudieron al concierto del sábado de Ferias, una cifra discreta de espectadores, sí, pero profundamente apasionados por las canciones de esta formación, que apuesta por sus letras y sus melodías, más que por una puesta en escena espectacular y que consigue una íntima conexión con sus seguidores. Muchos niños, muchos, padres -que también bailaron- y adolescentes, sobre todo chicas-, apostaron por la noche tortuga. A las doce y media de la noche salió la banda abriendo boca con 'Nunca estarás sola', el tema que cierra su último disco y que da nombre a la gira 'Mira dentro'. Los fans empezaron a cantar y ya no pararían.

'¿No podíamos ser agua?', 'No pide tanto idiota', 'El error' y 'Cosas que suenan a' fueron tejiendo el inicio de un concierto básicamente pop, con estribillos coreables mecidos por la voz personal de Jorge Ruiz y alguna balada -las menos-, destacando 'En el mundo genial de las cosas que dices'. Fueron diecinueve canciones, elegidas de su último disco sobre todo, pero también de 'Fácil' y 'Mucho', sus dos anteriores álbumes de estudio.

Durante casi dos horas y con buen sonido, Maldita Nerea fue desgranando su filosofía, de manera tranquila, sin grandes sobresaltos, con algunos momentos sublimes -Jorge Ruiz pidió a todos, cual tortugas, que bajaran al suelo con el móvil en mano y la linterna activa, "para hacer un mar de estrellas" y grabar un video y, en otra ocasión, que todos hicieran un corazón con las dos manos-. También hubo guiños a Guadalajara -hizo referencia a la amistad con Despistaos, citando a Isma y Dani Marco-.

Para la recta final dejaron su gran hit, 'El secreto de las tortugas' -en el estribillo, los fans, desbocados-, la rockera 'Por el miedo a equivocarnos' y la balada 'Tu mirada me hace grande'. Su despedida, como casi todo en este concierto, fue sin grandes estridencias. Las tortugas, ya se sabe, son lentas... pero se saben seguras.

Antes de Maldita Nerea, actuó Diego Cantero, alma de Funambulista -también de Murcia-. Abrió fuego prácticamente ante todo el público que iba a disfrutar después del concierto de Maldita Nerea. Su hora de canciones gustó al público. Su puesta en escena, también sencilla, estaba presidida por una gran red y una F de colores pop, que se mezclaban con el juego de luces. Se sucedieron canciones donde el piano se fortalecía y melodías bonitas como 'Quiero que vuelvas' o 'Quédate' -la canción que ha incluido en la BSO de la película 'Perdona si te llamo amor'-. También hubo hueco para las rítmicas -'Tuvimos suerte'- en esta propuesta musical que resultó muy idónea para abrir la noche pop de Ferias, la última ya en la Fuente La Niña, que se apaga después de siete días de música en vivo.