'Milagro' flamenco con Ara Malikian y Montón en Viana

Cerca de 400 personas acudieron al concierto que el violinista libanés ofreció el domingo junto al guitarrista flamenco José Luis Montón en la plaza de España de la pedanía trillana, dentro de la programación de las fiestas patronales. • Durante una hora, hicieron guiños a Johannes Sebastian Bach, a García Lorca y a la copla.


El violín de Ara Malikian le sienta muy bien a la guitarra flamenca de José Luis Montón. Su amistad, desde hace 20 años, se nota sobre el escenario. Y ambos músicos así lo transmitieron ante los cerca de 400 espectadores que asistieron este domingo, de madrugada, al concierto que el violinista libanés ofreció en la plaza de España de Viana junto al guitarrista barcelonés. Una actuación de una hora y diez minutos donde fusionaron temas de compositores clásicos como Johannes Sebastian Bach con canciones populares y coplas.

Los espectadores disfrutaron mucho con el concierto, a tenor de las largas ovaciones y los bravos que se sucedían al término de cada interpretación. Arrancaron con ‘Malabarista en el semáforo’ y continuaron con el ‘Zorongo gitano’, de Federico García Lorca. Después, llegaría la famosa ‘Tarara’ (media granaína), el alegre y pasional ‘Quise volverme loco’, con un Malikian intenso y desgarrado y una versión de ‘Ay pena, penita, pena’, donde Montón demostró su filigrana musical.

Malikian salpicaba los intermedios con pequeñas historias que tejía con humor y anécdotas de su amistad con Montón. “Yo no hablaba español y entonces, no hablaba en general y José Luis no hablaba muy bien el armenio y no nos entendíamos, sólo hablábamos con gestos”, contó de forma divertida el violinista. “Empezamos a ensayar cosas y después de algunos ensayos, hicimos una audición para nuestros representantes y a los tres minutos ya nos habían dejado solos. Entonces, yo miré a José Luis y él me miró a mí. No sabíamos qué decir, sólo sabíamos que lo que hacíamos nos gustaba y empezamos a trabajar más. Hicimos un concierto ante unos amigos y de un modo u otro, coló. Asi que pensamos que mientras colara, íbamos a seguir tocando y así llevamos 20 años”.

Malikian destacó de su compañero de escenario que “es un guitarrista originalmente de flamenco pero va mucho más allá del flamenco, hace cosas diversas” mientras que José Luis Montón subrayó “la naturalidad de Ara Malikian. Su manera de hacer fácil lo difícil, de que parezca normal tocar así. Para mí los genios se distinguen porque parece fácil lo que hacen, eso es lo que aporta”.

Se llenó la plaza

Los dos han firmado el concierto grande de las fiestas de este año en Viana, que multiplica su población en estas fechas, aunque “es algo muy sostenible y lo pasamos muy bien, es una familia grande”, señaló el alcalde pedáneo, Jesús Rodrigo. “Lo que es interesante es que viene gente de una mediana edad que va viniendo toda la vida y no ha dejado de venir y que hay muchísima unión”. Rodrigo quiso agradecer al Ayuntamiento de Trillo la financiación y el apoyo logístico, asi como la subvención que la asociación cultural de Viana recibe del Consistorio trillano, que es “vital” y permite organizar actividades en el pueblo todos los meses y durante los fines de semana.

La concejala de Cultura de Trillo, Beatriz Muñoz, se mostró “encantada de que se junte gente de todas las pedanías en actos culturales. Que haya actividades que muevan a todo el mundo es estupendo” y confirmó el apoyo futuro del Ayuntamiento trillano a “actos culturales y tradiciones”. Algo en lo que también coincidió la alcaldesa de Trillo, Lorena Álvarez, que quiso subrayar que “el presupuesto de festejos es para todas las pedanías y para que todas lo aprovechen como cada una estime, para que las fiestas salgan lo mejor posible y para que todos puedan disfrutar”.

El concierto de Ara Malikian se enmarcaba dentro del programa de fiestas de la pedanía trillana que, tal y como explicó el alcalde pedáneo, Jesús Rodrigo, reserva la mayor parte de las actividades a los más pequeños: “es lo que mejor funciona. Siempre hay espuma, hinchables, teatro, cuentacuentos… y un encierrro con carretones, que llevamos haciendo varios años y los niños están encantados. También intentamos innovar en orquestas y el domingo ponemos un punto diferente”, admitió. Este año, han contado con Malikian y Montón y el año pasado tuvieron a un ilusionista.

La idea es hacer el domingo un espectáculo más cultural”, explicó Angel Luis Sierra, miembro de la Comisión de Fiestas y secretario de la asociación cultural. “Conozco a Malikian personalmente y quisimos intentar traerle. Nos parecía que podía gustar a todos los públicos. Su mayor virtud es que acerca la música al público independientemente de su característica y eso es muy interesante”.    

Se pudo comprobar anoche, pese a las frescas temperaturas. Los dos genios firmaron un gran concierto, con un sonido que desafió con éxito al viento y que logró llenar la plaza, como siempre ocurre cuando Malikian pisa tierras guadalajareñas. El público, variado y de todas las edades, siguió la actuación desde los balcones, sentados en sillas, de pie o desde las escaleras. Fue al final de la actuación, durante la interpretación de la última pieza -‘Toca y te fugas’, en homenaje a Bach- cuando Malikian en un gesto de agradecimiento, se bajó del escenario y se fundió con los espectadores para después, subir y rubricar el concierto. Hubo larga ovación, con bravos incluidos. Y pasada la una de la madrugada, todavía quedaba más fiesta, con la rifa de una paletilla.