Brihuega prepara un proyecto cultural para homenajear a Sebastián Durón

El Ayuntamiento comenzará a organizar en septiembre el gran proyecto de conmemoración de los 300 años de la muerte del músico, que nació en Brihuega en 1660. • Entre los proyectos, la reconstrucción de un órgano de tubos, ciclo de conferencias, conciertos y la creación de la fundación 'Hermanos Durón'.


Sebastián Durón es una de las figuras claves de la música española más olvidadas. Uno de los mejores autores de música escénica de su época. Y nació en Brihuega. En 2016, se cumplen 300 años de su muerte y el Ayuntamiento tiene previsto organizar un gran proyecto de conmemoración de este organista y compositor de música barroca que llegó a ser maestro de la Capilla Real española y que también destacó en el cultivo de música teatral cortesana, aunque lo suyo verdaderamente fueron la obras polifónicas, las óperas, las cantatas.

En septiembre, según ha detallado el alcalde de Brihuega, Luis Viejo, comenzarán a trabajar en este proyecto de gran envergadura musical y cultural que entre sus actividades incluirá la celebración de un ciclo de conciertos de música barroca con el objetivo de conseguir su consolidación año tras año; el desarrollo de conferencias sobre la vida y obra de Sebastián Durón, la colaboración con otros organismos que a nivel nacional e internacional puedan celebrar este aniversario, la reconstrucción de un órgano de tubos para Brihuega, con el objetivo de la celebración de conciertos para órgano y la recuperación de patrimonio perdido y la creación de la fundación 'Hermanos Durón'.

Sebastián Durón (1660-1716) es autor de obras religiosas y operísticas. Recibió las enseñanzas de su hermano Diego Durón, también compositor. Ejerció como organista o maestro de capilla en distintas catedrales (Sevilla, Cuenca, El Burgo de Osma, Catedral de Palencia) hasta que en 1691 es nombrado maestro de la Real Capilla del rey Carlos II en Madrid. Mantendrá el puesto hasta 1706, cuando fue suspendido a causa del apoyo expreso del músico al archiduque Carlos de Austria durante la Guerra de Sucesión Española. Durón debió exiliarse en Francia, de donde regresó efímeramente en 1714 para ejercer de músico en importantes casas nobiliarias, como la de los duques de Osuna. En 1715 retornó definitivamente a Francia para ejercer en Bayona de capellán de la reina exiliada Mariana de Neoburgo, viuda de Carlos II. Murió en 1716, enfermo de tuberculosis.

Artículos Relacionados