La Orquesta de los Sueños ya es realidad

Dirigida y creada por Pascual Piqueras, se estrenó con llenazo en el centro cultural Ibercaja. • La formación, compuesta por alumnos y profesores del Conservatorio de Guadalajara, cuenta además con el pianista Stanislav Borisov y el contrabajista Pablo Navarro. • El acto, organizado por la Fundación Siglo Futuro, estaba enmarcado dentro del ciclo musical 'Tendencias'.


"Hay días especiales en la vida de un músico y hoy es uno de esos días". Crear su propia Orquesta, una Orquesta de los Sueños, era el proyecto que desde hace años rondaba en la cabeza de Pascual Piqueras, actual director del Conservatorio Profesional de Música 'Sebastián Durón' de Guadalajara, y que ayer por fin, se hizo realidad. The Orchestra Of Dreams no sólo se estrenaba ante el público de su ciudad sino además lo hacía superando expectativas y rebasando la capacidad de aforo del salón de actos del Centro Cultural Ibercaja: había público de pie, en las escaleras junto al escenario y hasta hubo que abrir una de las puertas de la sala para que los espectadores que había en el hall pudieran seguir el concierto.

Anoche nació un proyecto que habrá que seguir de cerca por varias razones: 1) Porque derrocha buena música -todas las composiciones que interpretaron son del propio Piqueras; salvo dos, del pianista búlgaro Stanislav Borisov, profesor del Aula de Música Abierta de Guadalajara-. 2) Porque está conformada en su mayoría por alumnos y profesores del Conservatorio guadalajareño, además de Borisov, el batería afincado en Cabanillas Carlos Sánchez y el contrabajista Pablo Navarro (Marlango, Josele Santiago o Los Panchos) y 3) Porque propone algo musicalmente muy fresco al fusionar jazz y música clásica con un engranaje perfecto, divertido, donde nada rechina.

Las composiciones resumen "las sonoridades que me han acompañado a lo largo de mi vida", señaló Piqueras. Las que ha ido aprendiendo junto a los artistas que ha acompañado: desde Marifé de Triana, Raphael, Presuntos Implicados, Shakira o incluso, Perico Sambeat, "uno de los más grandes músicos de jazz en España". Por eso, no faltaron zambras ('A la sombra de una zambra') ni jazz mediterráneo (fantástico '7463') ni un tango ('Medio aquí, medio allá'), que tocó con una melódica recién comprada y cuya intro tocó el propio Piqueras al piano.

Durante hora y cuarto, la Orquesta permitió también sueños cinematográficos, y dejarse mecer por los ritmos de una samba rapidita o aprender cómo suenan los sueños que nunca se cumplen -junto a una poesía que declamó el poeta alcarreño José Antonio Suárez de Puga-. O darse un 'Mimenaje', tema que el propio Piqueras compuso para el cortometraje 'El Viaje a la Alcarria', rodado por alumnos del CRA de Budia y Salmerón. De Borisov sonó una preciosa balada y una pieza tradicional búlgara, que terminó convirtiendo el concierto en una fiesta.

La despedida -el bis- fue un homenaje al trompetista norteamericano, Clark Terry, una leyenda del jazz -maestro de Miles Davis- que falleció hace una semana a los 94 años. Con el siempre sugerente 'Cheek to cheek' se cerraba el estreno de una orquesta y el principio de un sueño hecho realidad, un proyecto que "como un niño, ha de crecer y ha de tomar forma con conciertos". Lo veremos.

Artículos Relacionados