Dr. Sapo podrá grabar nuevo disco gracias a 150 mecenas

El alcarreño Miguel de Lucas elige el crowfunding para editar su quinto trabajo discográfico, ‘Diario de un batracio’, un álbum “diferente, con aires nuevos y nuevas sonoridades” que tienden “al desnudo”. • El tope económico del proyecto es de 6.000 euros y ya se ha superado.


Le hemos podido ver en el programa de TVE ‘Hit-La Canción’ donde ha presentado 'Manos arriba', una de las nuevas canciones que formarán parte de su nuevo álbum. Dr. Sapo o Miguel de Lucas, después de ‘Las aventuras de Sam’, quiere meterse de nuevo en el estudio para grabar un nuevo trabajo discográfico y para ello ha pedido ayuda a sus fans y al público en general. 'Diario de un batracio' es "un proyecto diferente”, explica en Verkami, la plataforma elegida para recaudar fondos para su disco. Será un álbum “con aires nuevos, lleno de nuevas sonoridades, que por lo general, tienden al desnudo, a la cercanía, como un viaje al interior de las canciones, un viaje al interior de Dr. Sapo”. Necesitaba 6.000 euros y los ha conseguido con las aportaciones de más de 150 mecenas, aunque aún quedan cinco días para poder realizar donaciones y conseguir recompensas.

Este "ramillete de temas frescos muy variados”, como ocurriera con su anterior disco, viene acompañado de un libro ilustrado dividido en once capítulos (uno por cada canción), donde De Lucas ha ido plasmando sus inquietudes, poemas y vivencias, a modo de diario.

Algunas de esas canciones se han grabado en la cima del pico Ocejón, como se puede ver en un vídeo que ya circula por las redes sociales y que muestra el ‘viaje’ a pie de este ‘batracio’ desde el pueblo ‘negro’ de Valverde de los Arroyos hasta la cima de esta montaña de la Sierra Norte, “el sitio perfecto para pensar”, le define. 

 

Todo lo recaudado irá destinado íntegramente a la grabación y producción del disco, así como a la edición del libro. El presupuesto incluye los gastos del estudio de grabación, el productor musical, técnico de sonido, las dietas y transporte de los músicos implicados en el proceso de grabación. También contempla la masterización, arte y diseño, impresión del libro y fabricación del disco, y finalmente, el envío de las recompensas (discos dedicados, libro ilustrado, entradas, material extra…). Si se supera el objetivo, “se podría invertir en la promoción y lanzamiento del disco: videoclip, publicidad, merchandising… ¡eso sería la bomba!”, asegura.  

“En 2012 mi vida dio un giro inesperado, y comencé una carrera en solitario que me llevó a adaptar todo mi repertorio a un formato más acústico, descubriendo nuevas formas de expresarme y conectar con el público. Durante estos años no he parado de tocar y de componer canciones, y también he podido dar rienda suelta a mis ganas de expresarme por escrito”, explica. Ahora se desnuda, siente que empieza de cero y necesita gente que confíe en sus canciones.


Información actualizada de la noticia publicada el 26 de enero de 2015.