La Navidad suena a zambomba, guitarra y sartén

La Ronda de Azuqueca, la Real Zambombada de Atanzón, Cantiga Folk, la Ronda de Horche, el Grupo del Palacio de La Cotilla y la Escuela de Folklore participaron en la VII Muestra de Villancicos 'Nuestra Tierra canta en Navidad' en un abarrotado salón de actos del San José. • El acto, organizado por la Fundación Siglo Futuro, fue presentado por la poetisa Carmen Niño.


Hacer eternos aquellos villancicos y las rondas olvidadas de los pueblos de Guadalajara, aquellos que cantaban los abuelos cuando llegaba Navidad, pero también incorporar nuevas composiciones al cancionero popular, enriqueciendo así el folklore guadalajareño, son los caminos que se funden en el quehacer de las rondas provinciales actuales. Anoche, en la VII Muestra de Villancicos 'Nuestra Tierra canta en Navidad' -lleno en el San José-, pudo comprobarse cómo mayores, jóvenes y hasta niños que empiezan su adolescencia se subieron a un escenario para entonar nanas y alegres villancicos al son de guitarras, laúdes, panderetas, zambombas, botellas de anís, xilófonos de huesos, y hasta sartenes antiguas, que antes se posaban en los herrumbrosos trébedes de las cocinas de leña y se incorporado a las rondas como inusitados pero prácticos instrumentos sonoros.


La Ronda de Azuqueca abrió el festival, solidario y a beneficio de Accem, con el 'Vamos a Belén', de Segovia y 'Navidad en la ronda', del alcarreño Diego Pérez Pezuela. La Real Zambombada de Atanzón, con una llamativa entrada desde fuera del salón de actos, eligió para su actuación 'El aguinaldo', tradicional de Brihuega y el conocido 'Pastorcillos', de Guadalajara.

Alterando el orden del programa de mano, la Ronda de Horche -prevista en quinto lugar- actuó en tercera posición, con una nana cantada a dos voces y que invitaron a 'degustar' con los ojos cerrados. La 'Ea nanita nana', de Horche, incluida en el último disco de esta Ronda, dio paso al animado 'Villancico de la ronda', de Pérez Pezuela.

Los últimos en actuar fueron el Grupo Palacio de la Cotilla de Guadalajara, con el villancico 'Vamos, vamos pastorcillos', tradicional de Rebollosa de Hita y 'A Belén pastores', con música de José Antonio Doñoro y letra de Pérez Pezuela. La Escuela de Folklore, por su parte, eligió el alegre 'Chiqui chiqui chico chaval', de Lupiana y 'El niño', popular de Yélamos de Abajo.

Para finalizar, todos entonaron juntos 'Ven conmigo pastorcillo', 'El Rey de los cielos' y 'Buscando en Belén', cierre final de un acto que contó entre los asistentes con el presidente de la Fundación Siglo Futuro, Juan Garrido; la diputada de Cultura Marta Valdenebro y la diputada Eloísa Rodríguez, además del responsable de ACCEM, el vicario delegado de Pastoral Social de Guadalajara Braulio Carlés; organización a la que iba dirigido el acto benéfico. La presidenta provincial, Ana Guarinos, señaló que el festival fue "una mezcla perfecta: tradición, música y diversión, al mismo tiempo que aportamos nuestro granito de arena a los más necesitados, en este caso a inmigrantes, refugiados, niños, hombres y mujeres en régimen de exclusión social” con los que trabaja ACCEM.


Artículos Relacionados