"Desmantelar la Banda ha costado 1,5 millones de euros"

El PSOE critica el coste que ha supuesto la regulación de la agrupación musical provincial, así como el parón de tres años sin actuaciones y que se ha mermado la formación a la mitad. • La portavoz de la oposición Pérez León anuncia que han recurrido por "fraude de ley" las bases de la convocatoria de becas. • Por su parte, la diputada Valdenebro, ha señalado que "la Diputación está pagando las consecuencias de la actuación fraudulenta de Pérez León".


El PSOE de Guadalalajara ha denunciado este lunes que la Diputación de Guadalajara se ha gastado en torno a 1,5 millones de euros de dinero público en desmantelar la Banda de Música para acabar contratando ahora a la mitad de los músicos que fueron despedidos. La portavoz del grupo socialista, María Antonia Pérez León ha asegurado que “este es uno de los máximos exponentes del esperpento que está siendo la gestión de Guarinos”, la presidenta de la institución, a quien acusa directamente del 'precio' de esta regulación.

Pérez León ha recordado que Guarinos encontró una Banda de Música que se encontraba en su mejor momento –con 53 años de historia y más de medio centenar de miembros–, cuyo funcionamiento se sustentaba en un convenio negociado con los músicos, aprobado por unanimidad de los miembros de la Corporación, y aceptado por los técnicos de la Diputación. De hecho, Guarinos lo mantuvo en vigor hasta su finalización en diciembre de 2011.

Partiendo de ahí, vamos a acabar con un proyecto musical con la mitad de músicos, de los cuales el 70% provienen de la formación disuelta en abril de 2012. Entre medias, se ha gastado 1,5 millones de euros y la Banda lleva sin tocar cerca de tres años, en los que la única que ha dado la nota ha sido la presidenta de la Diputación”, ha señalado la portavoz socialista. “¿Si al final van a tocar los mismos músicos, no había otra manera de arreglar esto sin gastar inútilmente todo ese dinero público?”, se ha preguntado.

Represalia fulminante

Según ha explicado, los costes de las indemnizaciones por despidos improcedentes y atrasos en salarios y cuotas de la Seguridad Social superan el millón de euros, como consecuencia del proceso judicial que se entabló tras quedar suspendida la actividad de la Banda de Música en abril de 2012. Guarinos tomó esta decisión de manera fulminante como represalia a una protesta de los músicos, que dejaron de tocar durante la procesión del Domingo de Ramos después de tres meses actuando y ensayando sin cobrar.

Tras reconocer los tribunales la vinculación laboral de los músicos con la Diputación y sentenciar que todos los despidos fueron improcedentes, tan solo una veintena de los antiguos miembros pudieron reincorporarse, aunque tan solo han podido ensayar durante el último año y medio porque faltan instrumentistas para tocar en público. Durante este tiempo, la Diputación ha gastado en torno a medio millón de euros más para costear una formación musical incompleta que no puede actuar.

Ahora, se van a unir 11 becarios entre los que al menos hay otros tres de los músicos que fueron despedidos en 2012, que vuelven ahora con una beca de formación, pese a acumulan años de experiencia e incluso algunos de ellos tienen titulación superior y dan clase de música.

Por todo ello, el grupo de la oposicón ha anunciado que ha presentado un recurso contencioso-administrativo contra las bases que regulan la concesión de las becas recientemente anunciada por la diputada de Cultura, Marta Valdenebro. “Consideramos que Guarinos está incurriendo en un fraude de ley, porque la realidad es que se trata de una contratación encubierta. Sin estos becarios, la Banda de Música no podría tocar. Cada año tendrá que completar el proyecto musical con una nueva selección de becarios que son imprescindibles para su funcionamiento. Por tanto, deberían ser contratados en plantilla”, ha indicado Pérez León. De hecho, ha recordado que en la plantilla de la Diputación hay más de 30 plazas de músicos sin cubrir.

Valdenebro: "La ilegalidad de la Banda es fruto de la gestión irresponsable de Pérez León"

La diputada de Cultura, Marta Valdenebro, a tenor de las declaraciones de Pérez León, ha señalado en nota de prensa que la “ilegalidad" en que se encontraba la Banda es "fruto de una gestión totalmente irresponsable" y que ha obligado a la Diputación “a asumir un gran esfuerzo económico, en forma de indemnizaciones a los miembros de la banda, ya que todos ellos se encontraban en situación ilegal, ninguno tenía contrato de trabajo escrito y ninguno estaba dado de alta en la Seguridad Social". Todo ello "consecuencia de la incapacidad manifiesta de Pérez León, que debería pagar de sus cuentas corrientes todos los gastos ocasionados a consecuencia de su negligente actuación”.

Valdenebro ha reiterado que el actual equipo de Gobierno “está cumpliendo la ley y las resoluciones judiciales”, y que “si los miembros de la banda hubieran querido, hoy la banda seguiría tocando sin cambio alguno si hubieran aceptado constituirse en asociación con CIF propio, única solución legal para que la Banda de Música siguiese sin cambio alguno; sin embargo, ésta opción fue rechazada por los miembros de la misma, que decidieron acudir a los tribunales sabiendo que ésta era la peor solución para la continuidad de la Banda”.

La responsable de Cultura ha explicado, además, que la Diputación lleva trabajando tiempo en un proyecto de Banda de Música, con un nuevo formato que contará con músicos que ya formaban parte de la Banda y que han legalizado su situación laboral, y que aportará formación mediante becas.  

Pérez León se empeña una y otra vez en intentar tapar su nefasta y pésima gestión que, en lo que concierne a la Banda de Música, ha supuesto un fraude reconocido por los propios Tribunales", ha dicho Valdenebro, quien lamenta la “probada incapacidad de Pérez León para gestionar la Diputación de Guadalajara, siendo aún más grave su actuación en materia de personal, ya que en el año 2002, cuando ella era diputada de Personal, se emitió un informe en el que se advertía de las irregularidades de la Institución con la Banda de Música”.

Por otro lado, la responsable del área de Cultura ha recordado que "cuando los miembros de la Banda de Música acudieron a los tribunales, éstos dieron la razón a la Institución Provincial ratificando que existía una relación laboral que había que regularizar, tal y como propuso el actual equipo de Gobierno desde un primer momento, haciendo frente a un problema permitido y agrandado por la que era la máxima representante en aquellos momentos”.

Valdenebro ha denunciado la “burda manipulación que ha abanderado la señora Pérez León una y otra vez sobre este tema" y la ha instado a reflexionar "acerca de los consejos que suele dar sobre cómo utilizar el dinero público". La diputada de Cultura asegura que “Pérez León sabe mejor que nadie que no es quién para dar lecciones sobre la administración del dinero público que ella se ha dedicado a dilapidar y despilfarrar mientras ha tenido responsabilidades de gobierno”. 

Valdenebro, sorprendida por el recurso contra la convocatoria de becas

En esta línea, Marta Valdenebro asegura que el proceso para la incorporación de nuevos miembros a la Banda de Música Provincial, “cumple escrupulosamente la legalidad y con las bases que han regulado la convocatoria de becas de formación” para proporcionar una nueva solución de futuro a la agrupación musical.

La diputada delegada de Cultura rechaza tajantemente las acusaciones realizadas por la portavoz del Grupo Socialista de la Diputación de Guadalajara, lamentado que durante los 12 años de gobierno del PSOE en la Institución Provincial “no les preocupó la situación ilegal de la Banda de Música, una situación que hemos tenido que resolver desde el actual equipo de Gobierno”.

Valdenebro ha mostrado su sorpresa por el recurso de los socialistas contra las bases de la convocatoria, argumentando en este sentido que "dichas bases se publicaron y tuvieron el correspondiente periodo de exposición pública, durante el que podrían haber presentado alegaciones, sin embargo“el PSOE no planteó alegación alguna a las bases que ahora recurre, cuando ya ha terminado el proceso de selección, que ha sido escrupuloso y ha cumplido estrictamente la legalidad. Yo me pregunto si lo que no les gusta a los socialistas son los músicos que han sido seleccionados”, apunta la diputada de Cultura, que insiste en que, en todo caso, se trata de becas de formación, no de contratos laborales.

Artículos Relacionados