Iberian & Klavier, un arcoiris en el piano

Obras de Piazzola, Bach, Strauss y Schubert, entre otros, sonaron en las manos de el dúo de pianistas ‘Iberian & Klavier’ en el Centro Cultural IberCaja. •  El salón de actos, donde hace cinco meses grabaron su primer disco, ‘Café 1930’, presentado anoche, se llenó de público. • El concierto se enmarcó en el ciclo ‘Tendencias’ de la Fundación Siglo Futuro, que presentó su vicepresidenta, Adoración Perea.


El joven compositor y pianista, Manuel Tevar -Premio de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando 2006- y la pianista concertista internacional Laura Sierra, el dúo ‘Iberian & Klavier’, volvieron anoche al Centro Cultural IberCaja, donde en junio grabaron su primer disco ‘Café 1930’. Ante un público que llenó el salón de actos, regalaron hora y media de pequeñas cajitas de música con sonoridades distintas, todas bellas mágicas y apasionadas, precisas. Presentaban así su último trabajo discográfico –una selección de obras para piano a cuatro manos de Ravel, Fauré, Piazzolla, Falla y Mompou- que han bautizado como una de las fantásticas piezas que compuso el argentino Astor Piazzola en su ‘Historia del tango’. Anoche sonó ‘Café 1930’ y acto seguido, ‘Nightclub 1960’. 

Pero fue el conocido vals de Johann Strauss ‘El Danubio Azul’ quien inició este viaje sonoro, heterogéneo y vibrante que prosiguió con la apasionada y contundente ‘Fantasía en Fa Menor D940’, de Shubert. La sala pudo escuchar después tres cortos divertimentos de Montsalvatge donde fueron reconocibles jotas, habaneras y chotis. 

Tras la inmersión en la música de Piazzola, antes referida, el viaje llegó hasta la ‘Danza nº1’ de ‘La Vida Breve’, la pieza más conocida de otro compositor que residió en Argentina los seis últimos años de su vida, Manuel de Falla y "la que más nos gusta", precisó Sierra. Fue uno de los momentos mágicos de la noche.

Los aplausos del público hicieron que Sierra y Tevar ofrecieran hasta tres bises: el primero, la divertida y pegadiza ‘Tritsch-Tratsch Polka Op 124’, de Johan Strauss II. El segundo, la maravillosa ‘Cantata para cumpleaños’, de Johann Sebastian Bach –“los mayores regalos de la música los hizo este compositor”, dijo Tevar- y, al final, repitieron “uno de los valses de Strauss que más nos divierte”, afirmó Sierra. 

Cerraron así, entre aplausos y “bravos”, el ciclo ‘Tendencias’ de Siglo Futuro por este año. La noche resultó un verdadero regalo sonoro, brillante y embriagador. Fue un lujo para los cinco sentidos tenerlos en Guadalajara antes de su gira mundial.

Artículos Relacionados