Klandestinos, a la luz de las velas

Del rock al soul, del jazz al heavy metal, Klandestinos ofreció un concierto en el San José, dentro del ciclo 'Tendencias', de Siglo Futuro. • Ovación final en pie, de un salón de actos que disfrutó de hora y media de buena música, un inteligente y variado repertorio, en el que se incluyeron éxitos como 'Suspicious Mind', de Elvis o 'Don´t stop me now', de Queen.


Klandestinos aparecieron bajo la pura solemnidad de un dixie funerario de los años 30 a la luz de las velas inaugurando la segunda temporada del ciclo 'Tendencias' de la Fundación Siglo Futuro. Todos de negro, fundiéndose en la oscuridad del San José, dando el protagonismo absoluto al requiem que inundó el salón de actos, lleno de incondicionales de la charanga alcarreña.

Repasaron en su repertorio '25º aniversario' quince canciones que fueron un verdadero viaje del rock al heavy, pasando por los preciosos matices del soul, el funky y el pop. Una travesía que sirvieron en la oscuridad, complicando el trabajo de los fotógrafos pero realzando la propuesta cinematográfica, cortesía del guadalajareño Carlos Redondo (alias Superframe VDJ), encargado de envolver cada melodía con imágenes.

De Elvis a Muse. De Roberta Flack a un atlético Silvester Stallone en pleno combate de boxeo. De unos jóvenes Radiohead a la contundente Adéle. Porque el inteligente repertorio de Klandestinos bebe de los maestros y también profundiza en grupos y solistas que han marcado por su estilo o por haber inmortalizado ya éxitos musicales.

De 'Suspicious Mind', que cantara el rey del rock a 'Dream On', primer hit del debut de la banda liderada por Steven Tyler, Aerosmith. Platos fuertes para empezar un concierto lleno de ritmo y elegancia, con momentos estelares como 'I feel good', que popularizara el gran James Brown, "que pasó de la música dulzona de la Motown para crear el ácido funk", o el bis maravilloso de 'Sing, sing, sing', de Benny Goodman, que recordó inevitablemente al cine de otro clarinetista practicante, Woody Allen.

La senda klandestina transcurrió por el fantástico 'Creep' de Radiohead, tema que el propio grupo "terminó odiando y sacando del track list de sus conciertos porque quizá pensaban que era demasiado lenta o demasiado comercial", dijeron. De vuelta al jazz, rescataron otro tema funerario: 'Amazing grace', himno cristiano escrito por John Newton en el siglo XVIII que Aretha Franklin hizo popular. Y metidos en la arena soul, sonó el inconfundible 'Killing me softly' de Roberta Flack y un pegadizo 'Sir Duke', que Steve Wonder compuso en 1977 en homenaje a los grandes del jazz.

Tampoco faltó Queen y su 'Don´t stop me now', donde el saxo Javier Pascual emuló a Brian May en el solo de guitarra del original; ni temas clásicos de bandas sonoras como 'Born to be wild', de 'Easy Rider' y 'Eye of the tiger', que Survivor cantó para 'Rocky III'. Delicias como 'California dreamin" que The Mamas & the Papas regaló en 1965 y 'Rolling in the deep', que elevó al trono pop en 2010 a Adéle pusieron la guinda final a un postre energético que acabó con 'Fear of the dark', de Iron Maiden, "heavy metal donde los haya".

Klandestinos reconocía anoche que hay versiones que suponen meterse en un verdadero desafío -rizaron el rizo con 'Knights of Cidonya', de Muse-, pero lo superan con creces y es justo aplaudir la versatilidad de esta charanga para adaptarse a cada rincón y escenario donde toca sus temas. Ya sea en pleno paseo de San Roque, ambientando un vermú de ferias; ya, en una sala de conciertos como Oxido o en un salón de actos. Klandestinos ha demostrado siempre pero más si cabe en este 25º aniversario que es mucho más que una charanga, como señaló Julian de la Fuente en la presentación del acto. Klandestinos son doce músicos capaces de que el público, el rock, el soul, el funk o cualquier ritmo se rinda ante sus instrumentos de percusión y viento.

Artículos Relacionados