Unos 3.000 fans cantaron '20 de abril' con Celtas Cortos

Trillo ha vivido sus fiestas de verano con el concierto de Celtas Cortos como atractivo musical, al que han asistido 3.000 fans. • La localidad también se divirtió con el tradicional concurso de barcas por el Tajo, que ganó la peña Rule Rule con su tren del Oeste americano. • La peña 'Los que faltaban' ganó premio al mejor disfraz de grupo por su Transformer Rural.


Celtas Cortos ofrecieron el concierto grande de las fiestas de Trillo ante 3.000 fans que corearon sus canciones más conocidas, entre ellas, el famoso '20 de abril', que les dio a conocer de forma masiva. Amables y muy accesibles, el grupo habló con todo aquel que se acercaba a pedirles un autógrafo, una foto o, simplemente, un saludo. Cenaron en Casa David, uno de los bares de Trillo, donde el violinista del grupo, Alberto García, recordó que el nombre de la banda "es una historia de amor en dos sentidos. Varios miembros del grupo fumaban aquella marca de cigarrillos. Pero también tiene que ver con un profesor del Instituto Delicias de Valladolid, Luis Martínez de Tejada". El fue quien les inculcó el amor por la música celta: "Escuchaba mucho a Gwendal, el grupo bretón francés, y música irlandesa. Tocaba el violín y formó un grupo de música como actividad extraescolar del que surgió Celtas Cortos”. Curiosamente, añade Alberto, "hace muy poco vino a escucharnos tocar en un pueblo de Madrid. El hombre dudaba de si le íbamos a reconocer. Por supuesto que lo hicimos. No sólo eso, también le dedicamos el concierto, porque pasan los años y te das cuenta que hay detalles, personas, que pueden cambiarte vida".

Celtas Cortos presentó en Trillo su último trabajo discográfico, 'Contratiempos', que saldrá al mercado el próximo 16 de septiembre. "Tenemos en cuenta nuestros precedentes para no repetirnos y nos arriesgarnos con algo nuevo en cada trabajo. Hemos hecho lo mismo en este disco, quizá más que nunca. Esperamos que evitar fórmulas antiguas no sea sólo un experimento y suponga un paso adelante, una maduración. El disco nos ha costado mucho, más de lo que esperábamos. Ha sido una retahíla de tropiezos, pero creemos que nos hemos levantado bien de todos ellos”, contaba Alberto.

Además de los temas de 'Contratiempos', en el concierto de anoche sonaron todos los himnos generacionales de la banda. Preguntado sobre qué se siente al ser autor de algunas de las canciones más recordadas del pop español, el violinista manifestó no tener “la sensación de pertenecer a algo tan grande” sino más bien de estar centrado en “el día a día, sabiendo que un tropiezo grave te puede costar la continuidad”. Admitió que "es un orgullo tener en el repertorio, canciones que fans de varias generaciones se saben de memoria, pero realmente de nosotros se pueden olvidar en un verano, por suerte, porque ser consciente de ello te obliga a no dormirte en los laureles”.

Sobre su relación con Guadalajara, los Celtas Cortos sienten la cercanía del carácter del público con el de su Valladolid original. En 27 años de carrera han tocado muchas veces en la provincia -Azuqueca, Guadalajara o Sigüenza-: "vivimos el hecho de hacer carretera como una suerte absoluta que nos permite dedicarnos a la música, vivir de ella y hacer lo que más nos gusta”.

Disfraces en La Isla

Además de música, Trillo vivió su particular cita festiva anual con el concurso de disfraces senior. Más de doscientos cincuenta trillanos asistieron a la Plaza de Toros de La Isla, tras el tradicional pregón festivo. Disfraces artesanales, en su mayoría, que mostraron a los espectadores al ritmo de coreografías o pequeñas representaciones teatrales.

En total, participaron once grupos caracterizados y seis disfraces individuales. 'Los que faltaban' habían trabajado durante semanas en la creación de un Transformer Rural y con esta propuesta se proclamaron vencedores del concurso. El segundo premio fue para la unión de las peñas 'Akelarre' y 'Desertores', que representaron un billar americano. La peña 'El Vacío' hizo su propia representación de una escena típica de 'El Padrino', consiguiendo el tercer puesto. 'El Kaos' escenificó su propia versión del circo, la peña 'El Pogo' llevó a cabo una coreografía completa de las cheerleaders, los 'Rule Rule' escenificaron su propia versión de 'La Barbacoa', de Georgie Dann y la peña 'El Kaldero', se llevó hasta el ruedo unos trabajadísimos recortables, sin olvidar la versión trillana de la YMCA de Village People que llevaron a cabo las chicas de la peña 'Las Ramonas'.

Entre los disfraces individuales, destacó la trillana Maruchi López, que hizo gala de su buen humor y ganas de participar ante sus paisanos. También salió al ruedo un curioso avestruz y hasta Pipi Calzaslargas.

'Cacharros' flotantes en el Tajo

Otro de los actos festivos tradicionales de Trillo son las 'Barcas por el Tajo'. Hasta 28 artefactos navegables o 'estaribeles' -como se conocen en la localidad- compitieron en la edición de este año. En los puertos de salida les esperaban Basilio Pérez, María José Ranera y Laura Moreno, miembros de la Comisión de Festejos, que se encargaron de tomar nota de los participantes y de ordenar su salida. Igualmente fueron ellos también quienes entregaron los trofeos, junto con el concejal de Festejos, Hugo Pérez al final del descenso. A la hora de la salida, no lucía por completo el sol, pero la temperatura, de 31 grados centígrados, invitaba al baño.

Hasta la salida en la calle de la Vega había llegado una locomotora y su vagón flotantes, con los veinte peñistas de 'Rule Rule' transformados en coristas, fogoneros y pistoleros, venidos del salvaje Oeste. A diferencia de lo que les sucedió en 2013 con su caravana del desierto, el tren flotó perfectamente, conduciendo a todos sus integrantes hasta el puerto de La Isla, situado cuatrocientos metros aguas abajo del Tajo.

Aviones flotantes, una bella representación del senado romano y sus laureles, una réplica de la Oktoberfest alemana, 'El hundimiento de la Selección Española', racimos de uvas flotantes o una réplica de una actuación del gran Julio Iglesias, “the best artista in the world”, según gritaban los peñistas, se fueron introduciendo en el agua sucesivamente.

Detrás de ellos, siguieron bomberos, mafiosos, chulapos y chulapas, gancheros, el lago de los cisnes y una fiesta ibicenca completa entre otras representaciones, además de aquellos que decidieron hacer su “estaribel” particular para bajar el Tajo.

Los marineros de agua dulce provocaron la sonrisa, a veces la carcajada, de cientos de trillanos apostados sobre el puente y las orillas del río, hasta su destino final. La charanga Cubalibre le ponía la banda sonora a los chapuzones en el río, mientras lentamente el agua les llevaba al final de la travesía. Unos se mojaban a otros en un difícil equilibrio hasta que al filo de las 14:30 horas comenzaban a llegar al puerto de La Isla las primeras naves. Allí todos los participantes compartieron el aperitivo, unos minutos antes de que la comisión entregara los premios.

Cada “estaribel” recibió un premio por su participación en el descenso del Tajo. A continuación las peñas votaron las mejores barcas de este año, cuyo premio ha sido un jamón para cada una, a compartir en las peñas. La mejor ha sido el tren del Oeste americano de Rule Rule. Su 'fogonero' era Jorge Pérez Bodega, el trillano volador –es piloto de Iberia- que se echaba al agua con sus amigos de siempre, después de preparar durante muchos días su barca todos juntos.

Intentamos lucirnos cada año, y superarnos. Hemos tenido un percance de equilibrio a la altura del puente, que ha acabado con nuestras chicas en el agua. Aquello parecía el hundimiento del Titanic, pero lo hemos pasado muy bien, y volveremos a sorprender el año que viene”, decía después de recoger su premio.

En segundo lugar, han quedado los peñistas de 'El Vacío', con su representación acuática del hundimiento de la Selección Española: “Han sido varias semanas de trabajo intenso de todos los peñistas juntos, al unísono, en armonía, como tiene que ser una peña. Todos llevamos dentro el sentimiento de Trillo y de darlo todo por la Virgen del Campo. Con el hundimiento hemos traído a colación el fracaso de la roja en el Mundial, aunque, en todo caso, les damos ánimos a nuestros chicos para que vuelvan por sus fueros”, decía Gregorio Bodega, que hizo de Casillas en una de las dos partes en las que estuvo dividida su chalupa, simulando una portería.

Los terceros clasificados han sido los aviadores de la peña 'Mihau', que diseñaron un biplano sobre canoa muy trabajado y de gran flotabilidad, puesto que llegó de los primeros a la meta. Sus pilotos también recibieron el aplauso de los peñistas.

Artículos Relacionados