Una ruta propone música religiosa ‘por un tubo’

La Consejería de Cultura edita una guía de órganos de los templos, algunos con quinientos años de historia. • En la provincia de Guadalajara hay seis, entre ellos los de la iglesia de Morillejo o la colegiata de Pastrana, que sonará este sábado en su tradicional concierto de agosto. • Repasamos la historia de cada uno de estos instrumentos de música religiosa.


Son reliquias, instrumentos ligados a la liturgia cuyas notas resuenan en algunos casos desde hace quinientos años y con tubos que encierran toda una orquesta de sonidos. Varios órganos de catedrales, iglesias parroquiales, conventos y monasterios conforman un destacado patrimonio cultural, que en los últimos tiempos viene rescatándose no sólo para admirar el barroquismo de sus diseños, sino para el disfrute para el que fueron creados: la música.

Cada mes de julio en Morillejo o cada mes de agosto en la Colegiata de Pastrana hay oportunidad de escuchar estos históricos instrumentos de teclado y pedalero. La Junta ha reunido ahora en un mismo catálogo, negro sobre blanco, las características de muchos de estos instrumentos y las principales citas del calendario. El concierto pastranero será interpretado este año el sábado 2 a las 19:00 horas, con Miguel Ángel Cañamero al órgano, Israel García al cornetto y Vanessa García como soprano.

Una ruta por toda la región

La guía de la Consejería de Cultura de sesenta páginas, con el título ‘Ruta de los órganos históricos’, recoge los principales instrumentos de este tipo que existen en las cinco provincias de la región y sus conciertos programados. De la provincia de Guadalajara incluye los ubicados en templos de Morillejo, Pastrana, La Yunta, Atienza, Sigüenza y Guadalajara capital, en este caso en la céntrica iglesia de Santiago Apóstol, aunque sólo los dos primeros están incluidos en la Ruta de este año y son los dos únicos que examina con detalle a través de diferentes notas sobre su historia y sus características técnicas y con varias fotografías.

El objetivo de la iniciativa que se ha puesto en marcha este año con la guía ya editada radica en “ayudar a dar a conocer, de la manera más amplia posible, la existencia de este patrimonio y de estos conciertos por todos los rincones de Castilla-La Mancha”, asegura el consejero, Marcial Marín. Son en esta primera edición de la ruta 17 órganos históricos que suman en total más de 20.000 tubos que producen cada uno su nota y timbre únicos. Se trata de sesenta conciertos con doscientos intérpretes en un repertorio escrito durante los últimos seis siglos.

Órgano de la colegiata de Pastrana

El órgano de la iglesia de La Asunción o colegiata de Pastrana fue construido en 1704 por el maestro Domingo de Mendoza, perteneciente a la corte de Felipe V, según indica una inscripción en la parte superior del cuadro del teclado. Se trata de un órgano barroco compuesto por una caja de cinco campos suntuosamente decorada con molduras jaspeadas en sus partes lisas, destacando las contras ornamentadas que flanquean los dos lados del órgano.

El órgano había dejado de sonar desde que falleciera en 1915 el último organista oficial, conocido en Pastrana como Cañamón, lo que hizo que se deteriorase. En junio de 1999 acabó una laboriosa restauración que ha permitido que ahora vuelvan a escucharse sus notas.

El órgano de Morillejo

También el concierto del órgano de Morillejo es un clásico ya en los veranos del municipio de Trillo, donde se ubica la parroquia de la Inmaculada Concepción del pueblo de Morillejo. Su órgano fue construido en el siglo XVII, también en pleno Barroco, y tenía como objetivo representar el triunfo de la Contrarreforma.

El órgano de Morillejo es uno de los pocos ejemplares que se conserva en muy buen estado en la provincia de Guadalajara, reúne las características de la fabricación de la época y, sin ser grande y sí muy limitado en algunos aspectos musicales, resulta muy útil para algunas otras obras a interpretar, según subraya la guía de la Consejería. En el argot profesional el teclado es conocido como de octava corta, lo que hace que no haya algunas teclas habituales para la mano izquierda.

La fachada del órgano es rústica, con trompetería horizotal añadida en el siglo XVIII para dar sensación de grandiosidad y los bajos no tienen contras, es decir, notas que se tocan con el pie. Dicen los expertos que destaca por la “nobleza sincera” de su sonido. El último artista que lo ha hecho sonar, el pasado 12 de julio, ha sido Luis Mazorra Incera, que actuó con Astur Kirichian (guitarra).

La guía menciona también otros órganos históricos de las otras provincias de la comunidad autónoma. Los de Cuenca incluidos en el catálogo son ocho: Cuenca ciudad, Villar de Cañas, Villaescusa de Haro, Belmonte, Cardenete, Villar del Maestre, Barchín del Hoyo y Honrubia, los tres últimos por restaurar. Mientras, Albacete aporta los de Villa de Ves, El Bonillo, Elche de la Sierra, Liétor y Férez; en Ciudad Real están los de Villahermosa, Terrinches y Torre de Juan Abad. Y, ya en la provincia de Toledo, son diez, el mayor número de la región: la catedral de Toledo, Illescas, Méntrida, La Guardia, Torrijos, Escalonilla, Talavera de la Reina, Alcabón y Navamorcuende, este último pendiente de restauración.