Jota Bejarano: "El musical de Queen me hizo crecer como artista".

Tras su paso por El Número Uno y el musical Queen, el cantante, afincado en Alovera desde hace dos años, presenta su primer disco en solitario. • 'Hasta que salga el sol' sonará en directo este viernes en la Casa de Cultura de Azuqueca, junto al músico azudense Guillermo Chicharro.


Jota Bejarano se estrena con disco propio tras años versionando a otros y probando suerte en programas como El Número Uno. Tras actuar en el musical Queen y algunas series de televisión famosas, lanza 'Hasta que salga el sol', donde dice, lo ha impregnado todo de energía. Actúa este viernes (21 horas) en la Casa de la Cultura de Azuqueca de Henares presentando este debut, un puñado de canciones de tintes variopintos: "a veces pinceladas italianas, otras americanas y latinas", pero con un denominador común: "dinamismo". Residente en Alovera desde hace poco más de dos años, lleva desde los doce subiéndose a un escenario. Se considera ante todo cantante y es especialista en covers, género que practica con su banda 'La Linea Rock Band', con la que prevé tocar también en Azuqueca el próximo septiembre. De su carrera, su paso por el musical de Queen y por el talent show 'El número Uno', hablamos en esta charla.

Después de tantos años con su proyecto de versiones, La Línea Rock Band ¿Cuándo surge la necesidad de componer y sacar disco propio?

Siempre me había sentido muy cómodo cantando canciones de otros pero hace año y medio pensé: necesito algo más, plasmar lo que llevaba dentro, necesitaba escribir y fue como una droga.

Son diez canciones. Para presentarse como solista ¿es un buen número?

Incluso menos, estaría bien. En realidad, hay grupos que han triunfado con una canción, con una. La gente vive más de singles que de discos. En este álbum hay diez canciones y un bonus track, 'Arena y sal' y creo que es un número redondo.

¿Qué cuentas en el disco?

Las letras están escritas hace año y medio. Está mal que lo diga, pero es autobiográfico. Después de llevar un tiempo cantando versiones, este disco era una barrera psicológica. Estoy muy contento con él porque no te cansas de escuchar las canciones. Cada una es diferente.

¿De qué se nutre musicalmente Jota Bejarano?

Por épocas. Ahora estoy con country (risas) pero hace tres meses estaba con ópera, con Turandot, Puccini... según los estados de ánimo, aunque siempre está ahí el rock melódico. Menos reggaeton, escucho de todo. Vengo de raíces rockeras pero me gusta mucha música: Whitesnake, Sinatra, Queen, Bon Jovi, Antonio Vega... al final me he quedado con la energía que a mí me gusta.

Autoproduces el disco. ¿Es la única salida ahora para quien quiere hacer algo personal en el mundo de la música?

En principio sí. Me encanta el crowdfunding. Aunque está bien siempre que tenga una continuidad porque si no, el disco se queda ahí. Que es lo que pasa con la cantidad de proyectos que se hacen hoy en día, que se quedan en pequeños aforos, salas de conciertos... La diferencia de la música de ahora a la de los años 60, 70 y 80 es que antes en la FM pinchaban a quien querían, se descubrían grupos, grupazos con los que hemos crecido.

En las radiofórmulas, las compañías pagan para que suenen determinados grupos.

Sí, así es en la época actual. Cada segundo está medido y es muy complicado entrar. No todo el mundo puede sonar en Los Cuarenta.

¿En que te ayudó tu paso por el programa de talentos musicales 'El Número Uno?

La tele que hay ahora genera una ilusión falsa. En cuanto acaba el programa, se acabó. No hay proyecto. A grosso modo, me puedo equivocar, pero creo que los productos de los programas musicales no son los concursantes sino los couch. En los programas también a unos les tratan mejor a otros, nunca lo he entendido. El que tiene el medio, lo controla. Saben hacer en qué momento brilles o no para echarte, como fue mi caso (risas).

¿Qué te ha quedado después de participar en series como Aguila Roja o Los Hombres de Paco, y de la gira con el musical Queen?

Crecer como artista. Estar durante cuatro años en todos los teatros de España, desde el Coliseo de La Coruña al Buero Vallejo de Guadalajara, te da una madurez impresionante y vivencias muy grandes, al trabajar con Brian May, Luis Alvarez... y yo no soy actor, sólo tengo estudios de canto. De hecho, me costó quitarme la vergüenza.

¿Para un cantante es rentable estar en Spotify?

Para nada. Creo que son 0,03 céntimos por escucha. Tienen que escucharte 3 millones de personas para que te den 100 euros. Es una ruina aunque en mi caso, quiero que mi disco lo puedan escuchar en Japón, me hace ilusión que esté colgado a nivel global. Hay quien no lo pone en Spotify porque dice que luego no vende discos.

Artículos Relacionados