Kromática, a capella en la Iglesia de Santiago

Con un concierto a capela en el que repasaron repertorio sacro del siglo XX y obras más populares de tipo folclore, la coral Kromática llenó la iglesia de Santiago en esta actuación solidaria, para contribuir al proyecto de convertir este templo en centro de interpretación del Románico.


El coro Kromátika actuó ante cerca de 200 personas en un concierto que, con carácter benéfico, ofrecieron en la Iglesia de Santiago, contribuyendo así al proyecto de restauración del monumento. Las voces del coro fueron presentadas por Elena Guijarro, presidenta de la Asociación de Amigos de la Iglesia de Santiago de Sigüenza que lidera el movimiento ciudadano emprendido para restaurarla.

Kromátika dividió su concierto en dos partes, una de música sacra, siempre del siglo XX, y la otra más popular, interpretado por sus treinta y cuatro cantantes, organizados en ocho voces, cuatro masculinas (dos de tenores, barítono y bajo) y cuatro femeninas (dos de soprano y dos de contralto). Kromátika, integrado por cantantes de toda España, demostró que la voz también un instrumento, “y de los más difíciles de trabajar”, explicaba Gómez. Por eso, los coristas llevan “infinitas horas de ensayo detrás nuestro”, añadía.

Al final, el coro Kromática interpretó los temas más populares, entre los que destacó una habanera y una canción castellana. En el bis, reclamado por el público, realizó una versión del villancico 'Noche de Paz' que sirvió para poner fin al concierto. “Me hacía especial ilusión contribuir a este proyecto, porque me considero ya una seguntina más”, decía Gómez, que también imparte clases de música en la ciudad y es directora de la Banda de Música de la ciudad. “Les transmití a mis compañeros la ilusión por este proyecto, y también ellos se han emocionado con él”.

Artículos Relacionados