Las rondas inauguran la Navidad en Sigüenza

El periodista Javier del Castillo pregonó la Navidad en Sigüenza, que ha celebrado la IV edición de su Certamen de Villancicos. • En el concurso actuaron seis rondas y la folklorista Vanesa Muela ante cerca de 400 espectadores. • Tras el certamen, el pianista valenciano Antonio Morant ofreció un concierto, donde repasó a los clásicos y al aragonés Ferrer.


Ya es Navidad en la ciudad de Sigüenza. Se ha instalado el Belén en el patio del Ayuntamiento y encendido el alumbrado navideño en la Plaza Mayor, que este año preside un enorme árbol de luces de colores. Han actuado rondas y agrupaciones musicales guadalajareñas y la folklorista Vanesa Muela llenando de música navideña primero el Auditorio de El Pósito, y después el casco histórico de la ciudad, en el IV Certamen de Villancicos de Sigüenza. Ciento cincuenta músicos y cantantes, y cerca de cuatrocientas personas abarrotaron, literalmente, el Auditorio.

La Asociación Cultural Seguntina de Folklore es la organizadora de este concurso, que nació con la idea de fomentar, organizar y desarrollar actividades de carácter social, cultural y formativo, para evitar que se pierdan tradiciones musicales.

El encuentro musical contó el periodista seguntino Javier del Castillo. Su discurso mezcló con verbo fluido y certero, tradición con solidaridad, haciendo referencia a las navidades seguntinas de su infancia. “Ha sido un honor tenerlo con nosotros, tanto por su presencia como por la calidad literaria que permea en todo lo que escribe o dice”, comentaba Oscar Hernando, miembro de la Asociación organizadora.

El turno de las rondallas

Después del pregón del periodista, la Rondalla Seguntina se encargó de abrir musicalmente la emotiva tarde musical. Le siguió la Ronda de Teo, una agrupación musical que procede de las vecinas Sienes y Valdelcubo. Sus integrantes se reúnen en esta época del año, y en otras fechas señaladas, para alegrar la vida de sus pueblos con su buen hacer musical. La ronda Tradiciones de Atienza hizo un villancico-habanera y los Cencerrones de Cantalojas deleitó con el ancestral ritmo de los cencerros y el repaso de los romances tradicionales.

Nueva en Sigüenza fue la actuación de la Ronda de Hita, localidad que desplazó un autobús entero de seguidores a la ciudad del Doncel. Por su parte, la Real Zambombada de Atanzón repitió actuación en el certamen doncelino. “Ha sido un lujo contar con ellos. Durante largos años han actuado por toda Guadalajara, reivindicando el folklore provincial. Son un referente para nuestra tierra”, valoraba Hernando.

Vanesa Muela, una de las mejores folkloristas de España, mostró cómo también se puede llenar, en solitario, de sentimiento y música la Navidad. Con una pandereta y un carajillo o carrasclás, se metió, como acostumbra, al público en el bolsillo.

Cerraron el certamen los anfitriones, la Ronda de Amigos de Sigüenza, con el villancico de las Doce Palabritas: “La aprendimos de nuestros padres y ellos a su vez de los suyos. La hemos conservado generación tras generación, y nos parecía que incluirla, era la manera de hacerles a todos ellos el homenaje que merecen”, dice el organizador.

Al finalizar el evento, medio millar de personas compartieron un caldo caliente, un vino y un bollo preñao en el entorno de la Plaza del Doncel.

Concierto de Navidad de Antonio Morant

Tras el IV Certamen de Villancicos, el joven pianista Antonio Morant interpretó el Concierto de Navidad que organiza anualmente la Asociación Bell´Arte Europa. Antes del inicio del concierto, el delegado de Bell´Arte Europa, Domingo Bartolomé, presentó la entrega del 'Premio del Público del VII Festival de Jóvenes Pianistas', que el joven valenciano ganó en la última edición del concurso celebrada en mayo. La concejala de Cultura, Sonsoles Arcones, y el alcalde de Sigüenza, José Manuel Latre, fueron los encargados de hacerle entrega de la distinción, que implica además una dotación económica.

Morant, en un recital que dividió en dos partes, interpretó primero una de las sonatas para piano del compositor aragonés José Ferrer y la 'Wanderer Fantasie', de Franz Schubert.

Deleitó también con una selección de obras del compositor para piano por excelencia, Frédérich Chopin, que es además su favorito. “En enero de 2014 viajaré al Instituto Chopin de Varsovia para perfeccionarme. Soy más del Romanticismo de Chopin, que del clasicismo académico de Ferrer”, afirmó el artista en Sigüenza.

Antonio Morant Albelda nació en Valencia en el año 1991. Inició sus estudios musicales de piano a la edad de seis años, bajo la dirección de Jorge Blom-Dalh. En 2013 ha finalizado sus estudios superiores de piano con matrícula de honor en el Conservatorio Superior de Música de Castellón “Salvador Seguí”, de la mano del concertista Brenno Ambrosini, quien es además unos de los socios y fundadores de la Asociación Bell´Arte Europa. “Brenno es mi profesor y mi mentor, he aprendido a tocar con él. Le estoy muy agradecido por su esfuerzo y dedicación de estos años. Es magnífico que haya iniciativas como ésta de Sigüenza que nos dan la oportunidad a los jóvenes pianistas de dar nuestros primeros pasos ante el público”, afirmó Morant.

Artículos Relacionados