Diputación, condenada a pagar 550.000 euros a los músicos despedidos

El TSJ obliga a que una veintena de exintegrantes de la Banda de Música serán indemnizados con entre 20.000 y 30.000 euros cada uno, según ha anunciado la oposición. • "La única posibilidad de recurso que cabe ahora es ante el Tribunal Supremo", señala la portavoz socialista en la Diputación, María Antonia Pérez León, aunque el equipo de gobierno habla de cumplir las sentencias y no de recursos. • Robisco reacciona criticando por "mentir" a la portavoz socialista e interpretando que las resoluciones censuran las decisiones de la legislatura anterior.


La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Castilla-La Mancha ha condenado a la Diputación de Guadalajara a pagar indemnizaciones por despido improcedente que suman unos 550.000 euros, afirma la portavoz del Grupo Socialista, María Antonia Pérez León. Esta cifra es la suma de las cantidades que tendrán que recibir una veintena de integrantes de la Banda de Música, que fueron despedidos por la presidenta de la Diputación, Ana Guarinos, en abril del año pasado.

Es, por ahora, el último episodio de una sucesión lamentable de hechos relacionados con la Banda de Música. Hechos lamentables y caros, porque nuevamente se va a despilfarrar el dinero público por la cabezonería, la soberbia y la incapacidad de Guarinos en la gestión de una entidad con más de 50 años de historia”, señala Pérez León.

Los socialistas recuerdan que los juzgados ya reconocieron en primera instancia la improcedencia de estos despidos, "pero la Diputación solo ofreció entonces a los afectados la posibilidad de reincorporarse, –y hacerlo, además, de una manera que consideraban irregular–, negándoles la alternativa de recibir una indemnización, como debe ocurrir en estos casos".

Por eso, decidieron recurrir ante el TSJ, "que acaba de darles la razón, condenando a la Diputación a indemnizarles con cantidades que oscilan entre los 20.000 y los 30.000 euros. La única posibilidad de recurso que cabe ahora es ante el Tribunal Supremo, aunque en cinco de los casos sentenciados por el TSJ ni siquiera existe ya esa opción", señalan en nota de prensa.

Gasto en una banda que no existe

Mientras tanto, añaden los socialistas "alrededor de otra veintena de músicos que aceptaron la reincorporación están ensayando desde hace meses, pero no tienen opción de actuar porque los instrumentos disponibles son insuficientes".

Para Pérez León, "el resultado es que Guarinos está gastando el dinero público por un lado en una banda de música que no puede tocar, y por otro en indemnizaciones para los músicos que ha echado a la calle con despidos improcedentes. Si fuera dinero de su bolsillo, quizá no hubiera actuado con tanta soberbia”.

La portavoz socialista ha recordado que hay más condenas por despidos improcedentes decretados por Guarinos: "Sólo durante este verano tuvo de indemnizar por la misma causa con cerca de 250.000 euros a agentes de desarrollo local y trabajadores del Centro Local de Innovación y Promoción Económica (CLIPE)".

Además, "se gastaron 80.000 euros en despedir al anterior gerente del Consorcio de Residuos para contratar a otro; han desmantelado el CLIPE para crear otro servicio prácticamente igual, y despidieron a monitores deportivos para pagar a una empresa por hacerse cargo de esas actividades. No estamos hablando de ahorro en ningún caso, sino de gastos estériles que sólo responden a ajustes de cuentas personales de la presidenta que están siendo pagados con dinero público”, finaliza la portavoz socialista.


Robisco dice que la sentencia se vuelve contra Pérez León
[ampliación, martes 19, 10:15 horas] 

“La Diputación dará cumplimiento a las resoluciones que finalmente se dicten, aunque, se compartan o no en todos sus extremos”, ha indicado un comunicado enviado desde los despachos provinciales, en donde no se anuncia que se vayan a recurrir las sentencias y cuyo grueso incluye una crítica abierta del vicepresidente de Diputación, Lorenzo Robisco, al grupo del PSOE. Así, acusa de “mentir” a su portavoz Pérez León e interpreta que las resoluciones judiciales “confirman las ilegalidades” que se habrían cometido en la anterior legislatura.

Robisco se basa para ello en que la sentencia indica que “contrató al demandante incumpliendo de modo palmario las normas legales en materia de contratación de personal en régimen laboral, con la evidente finalidad de defraudar los derechos de dicho trabajador, para cuyo reconocimiento ha debido acudir a los tribunales de justicia, impidiendo con ello la contratación del demandante conforme a los trámites legales”.

Robisco anuncia que las resoluciones del TSJ contravienen las que se habían dictado con anterioridad, y que se va a interponer recurso de casación ante el Tribunal Supremo, ya que los trabajadores que quisieron incorporarse a la banda, lo hicieron y están ya ensayando; “el resto no quisieron firmar el contrato de trabajo ni declarar que no se encontraban inmersos en causa de incompatibilidad, pese a que en muchos de ellos concurría esta circunstancia, por lo que la Diputación no podía contratarles en las mismas condiciones de “ilegalidad” en las que se encontraban cuando se fueron a los tribunales de justicia”, explica Robisco.

En referencia a la Diputación y en lo que respecta a las condiciones laborales en que se encontraban los miembros de la banda, las resoluciones confirman que Pérez León tenía la ‘finalidad evidente’ de defraudar los derechos de los trabajadores y reconocen que contrató ilegalmente y que siempre tuvo la intención evidente de defraudar los derechos de los miembros de la banda, algo que siempre ha dicho este Equipo de Gobierno.